www.madridiario.es
Presentación de coches patrulla de Policía Municipal.
Ampliar
Presentación de coches patrulla de Policía Municipal. (Foto: Juan Luis Jaen)

La Policía Municipal, bajo mínimos: un coche patrulla por cada 29.000 habitantes

Por Enrique Villalba
jueves 08 de octubre de 2015, 17:44h
Las unidades de Policía Municipal de varios distritos de Madrid han sufrido importantes reducciones en su número de vehículos, después de que el Ayuntamiento no renovase el contrato de arrendamiento en el mes de septiembre. Distritos como Carabanchel, Puente de Vallecas y Arganzuela apenas suman entre todos 16 coches patrulla.

Según fuentes policiales, los efectos de esa 'marcha atrás' municipal son devastadores en los distritos. A fecha de este miércoles, las unidades de Policía Municipal de Chamberí y Moratalaz tuvieron que realizar su labor con cuatro vehículos rotulados. A Carabanchel le han quitado cinco vehículos y está funcionando con ocho coches (algunos obtenidos del parque de refuerzo de Retiro) y 12 motos. Arganzuela ha perdido también cinco y usa cinco coches y 12 motos. Usera ha perdido siete vehículos y tiene en uso cinco coches y ocho motos. Villaverde tiene en activo cinco coches y 10 motos, después de perder siete vehículos. Tetuán ha sufrido un decremento semejante en sus activos (algunos para cubrir las necesidades de la unidad de Moncloa-Aravaca), pudiendo utilizar para la patrulla tan solo seis de los diez coches disponibles y ocho de las doce motos (las otras cuatro están averiadas). En Fuencarral- El Pardo se ha reducido la flota en cuatro vehículos y cuentan con seis coches patrulla y doce motos. Hortaleza tiene tres vehículos menos y trabaja con siete patrullas y diez motos. Puente de Vallecas tiene en funcionamiento seis coches patrulla y cuatro motos, y Villa de Vallecas, tan solo tiene cinco coches rotulados. La unidad central de seguridad número 1 (unidad de contención de masas) tiene solo tres vehículos y se dio la circunstancia de que la Ciudad de la Seguridad de la Policía Municipal se encontró este miércoles por la mañana sin vehículos policiales.

Como ya avanzó este periódico digital, la cancelación del contrato de arrendamiento de vehículos policiales previsto a mediados de septiembre ha supuesto que el Consistorio devuelva a la firma de 'renting' contratada 132 de los 135 vehículos que estaban alquilados (los otros tres han sido dados de baja). La ausencia de un contrato que continúe el anterior supone que no haya sustitución para esta parte de la flota. Por eso, cuando el Ejecutivo tomó la decisión de echar abajo la adjudicación por la desproporción de los precios contemplados, realizó una compra urgente de 115 vehículos, que se pondrán en funcionamiento el 15 de diciembre. Es decir, que Madrid va a permanecer tres meses con 132 vehículos menos. El Gobierno municipal explicó que se va a tratar de paliar la situación puntual manteniendo hasta diciembre las motos que iban a ser sustituidas, ya que no ha concluido su vida útil, y reorganizando la operativa de las unidades para optimizar los recursos necesarios. Además, se hará una adquisición progresiva de nuevos vehículos a lo largo de la legislatura. Actualmente, el Cuerpo cuenta con 919 vehículos, descontados los 132 que fueron retirados del renting.

Según Julián Leal, portavoz de CPPM, sindicato mayoritario en el Cuerpo, "se está produciendo un fenómeno de patrullas 'calientes' en el que cuatro policías comparten el vehículo y se tienen que turnar en los descansos para poder realizar su de dos en dos con normalidad. Las motos que se están utilizando están muy viejas y comprometen la seguridad de los profesionales -la antigüedad legal máxima permitida va de los 13 a los 20 años, según el modelo-. Los agentes de las UCE están teniendo que hacer verdaderos 'tetris' para meter todo su equipo en las furgonetas. Y, lo más grave, están saliendo coches patrulla sin mampara, lo que implica que, cuando hay un detenido, los agentes tienen que esperar a que venga otro patrullero con mampara, con el incremento de la inseguridad que eso supone. Estamos preocupados por si esta situación puede ir todavía a peor".

José Ramón Pérez, del sindicato UPM, considera que la merma es evidente, aunque cree que "se puede prestar servicio de manera operativa hasta que lleguen los nuevos vehículos, aunque no óptima. Hay que tener en cuenta que hay vehículos que prestan servicios que no son privativos de las funciones de Policía Municipal, como es el caso de los servicios en juzgados. Y que hay unidades especiales que tienen vehículos singulares que no pueden sustituirse así como así y que tienen peor adaptarse a la nueva operativa". No obstante, recuerda que la mitad de los 132 vehículos devueltos a la firma de 'renting' tenía menos de 50.000 kilómetros, lo que implica una infrautilización.

José María Hernández, portavoz de UGT, opina que "debían haber tomado la decisión mucho antes de cancelar el contrato para no llegar a esta situación. Ahora los trabajadores están enfadados y con razón. Nos están diciendo que hacen todo lo que pueden y que asignan a las unidades recursos en función de los comunicados que realizan, pero no podemos estar en estas circunstancias. Estamos hasta utilizando vehículos de servicio que no se usan en la operativa".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios