www.madridiario.es

Un paseo por la Feria del Libro

martes 02 de junio de 2015, 08:26h

Un año más cumpliré con la maravillosa tradición de visitar la Feria del Libro. Me acercaré a la Muestra adentrándome en el Parque del Retiro por el monumental portalón de la calle O'Donnell, aquel que se abre enfrentado a las antiguas Escuelas Aguirre. Franqueada la verja que lo cierra, recobraré viejas sensaciones perdidas en el tiempo. Encaminando mis pasos por los senderos arenosos que se entrecruzan por todas partes, llegaré a la ronda que fue paseo de carruajes en tiempos pasados, carretera transitada por vehículos a motor después y amplísima avenida peatonal en nuestros días. Avanzando por ese itinerario llegaré a mi destino final.

No andaré solo, me acompañarán familias enteras reunidas para la ocasión, patinadores sobre ruedas, equilibristas audaces encaramados en tablas rodantes, ciclistas solitarios o agrupados en pequeños pelotones, niños traviesos y alocados, parejas amarraditas por la cintura, jubilados sin nada mejor que hacer y muchos otros viandantes que acompasaran su marcha a la mía. Poco a poco todos los caminantes desembocaremos en un fantástico caserío repleto de libros.

Antes de divisar los primeros puntos de venta, escucharemos los reclamos amplificados por los altavoces feriales. Nos anunciarán la presencia de afamados escritores ya consagrados, de neófitos enrolados en el arte de juntar palabras y de famosillos mediáticos. Creadores ilustres los primeros e impostares literarios los segundos. Antes de disolverme en la marea humana que va y viene por la Feria, me plantaré en la carpa informativa del evento. Allí me facilitarán un mapa del lugar y la localización exacta de libreros y editores. Les aconsejo que hagan lo propio.

Si deciden caminar por libre, pueden guiarse por el instinto que caracteriza al lector consecuente, pegarse a un entendido paciente que vaya orientándole, preguntar a los vendedores expertos enclaustrados en cada caseta o deambular por las correderas asesorado por un acompañante informado. Les recomiendo que vayan más de una vez a la Feria, de buena mañana y en días laborales si les fuera posible, con todo el tiempo libre por delante, con la curiosidad debida y sin ideas preconcebidas. Encontrarán lo que desean y a buen precio. Cualquier hallazgo es posible en una exposición tan formidable.

Un servidor de ustedes, llevará en el bolsillo su lista de compras: la antología más completa del poeta Valente, las memorias autobiográficas de Santa Teresa de Ávila, la nueva edición comentada del Quijote, los Cuentos Completos de Carmen Martín Gaite, el Futbol a Sol y Sombra de Galeano y Puedo Prometer y Prometo de Fernando Onega. En algún momento de la caminata añoraré los primeros años de mis hijos, cuando me acompañaban alegres y sorprendidos, suplicándome un breve descanso para ojear los tesoros de papel embolsados en sus mochilas.

Terminaré cansado y hambriento, con algunos euros menos en mi cuenta, cargado de vidas por vivir, de aventuras por afrontar, de personajes que siempre quise conocer, de amores imposibles que nunca sentiré, de versos nuevos que me despertarán el alma y de historias ajenas que serán las mías con solo leerlas. Revitalizado, en definitiva, con el impulso vital imprescindible para seguir viviendo. Desandado lo andado, encontraré la senda que une la desaparecida Casa de Fieras con el Estanque Real del Retiro. Acodado en la baranda, confirmaré con alivio que las barquitas continúan surcando las aguas verdes del lago y que los peces gigantes se siguen asomando a la superficie para zamparse todo lo comible.

Muy cerca de mí brincarán los danzantes, actuarán las marionetas de los titiriteros, reirán los cómicos de arrabal y cantaran los baladistas de la calle. Acurrucados sobre sus mantas, los negritos sin papeles venderán elefantes de madera. Terminaré la mañana, puedo asegurarles, apurando unas cervezas en la Cruz Blanca. Sigan mis pasos y disfruten ustedes del fabuloso Almacén de Sueños que se abre cada año en la Feria del Libro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.