www.madridiario.es
Detención de Rodrigo Rato
Detención de Rodrigo Rato

Segundo registro en el despacho de Rato, que queda en libertad con cargos

viernes 17 de abril de 2015, 07:35h
El exvicepresidente económico durante los gobiernos de José María Aznar, Rodrigo Rato, ha quedado en libertad pasada la medianoche tras siete horas de registro por parte de agentes de Aduanas de la Agencia Tributaria tanto en su domicilio particular del barrio de Salamanca como en su despacho, en una calle cercana a su vivienda. Los agentes regresaron a primera hora de este viernes para efectuar un segundo registro.

El ex director del Fondo Monetario Internacional (FMI) fue detenido durante el tiempo que duraron los registros en su vivienda y en su despacho y estuvo presente en los mismos. Esta medida se produjo tras una denuncia presentada este jueves por la Fiscalía de Madrid en los juzgados de Instrucción de Madrid contra él y otras personas por supuestos delitos de fraude, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales, según fuentes fiscales.

En la citada denuncia se solicitaba "inmediata entrada y registro" en el domicilio del exmandatario, que ha sido acordada por el juzgado de Instrucción de guardia esta semana en Madrid, que es el número 35. El Juzgado también ha decretado el secreto de las actuaciones.

Los agentes de Aduanas se han personado a primera hora de la tarde en el domicilio de Rato, que registraron durante unas tres horas. Durante ese tiempo, varios furgones y una quincena de agentes antidisturbios de la Unidad de Intervención Policía (UIP) se personaron en el lugar ya se concentraban decenas de periodistas, vecinos y curiosos.

Pasadas las ocho de la tarde, el exministro ha abandonado su domicilio, sin esposar, y ha sido conducido en un vehículo policial hasta el despacho profesional ubicado en el número 50 de la calle Castelló para que presenciara el registro del mismo, en presencia del agente judicial. Los agentes de Aduanas han requisado abundante documentación de este despacho, de donde han sacado más de una veintena de cajas de cartón de grandes dimensiones con diverso material, presumiblemente documentación o material de oficina.

Finalmente, sobre las doce y cuarto de la noche, el exministro ha abandonado el despacho y ha sido conducido en un coche policial hasta su domicilio. Una vez en la puerta, acompañado por agentes de Aduanas dependientes de la Agencia Tributaria, ha llamado al telefonillo y la puerta ha sido abierta desde su vivienda. Los agentes de Aduanas han entrado en la casa junto al expresidente de Bankia aunque han salido unos cinco minutos después, ya sin él, y se han marchado en el vehículo en el que habían llegado. La Fiscalía de Madrid, que es la que ha presentado la denuncia contra él en el Juzgado de Instrucción de guardia esta semana, no pedirá que permanezca detenido en dependencias policiales, ya que tras los registros no existe riesgo de que el exmandatario popular pueda destruir pruebas.

De nuevo, a las 12 horas de este viernes, Rato se ha desplazado desde su casa hasta su despacho en el barrio de Salamanca de Madrid para presenciar el segundo registro. Según los vecinos, los agentes han permanecido allí toda la noche. En un coche azul, el exvicepresidente ha recorrido los escasos metros que separan su domicilio en la calle Don Ramón de la Cruz y su despacho en la calle Castello. Sonriente, con un traje gris y camisa blanca, el exministro ha tenido que escuchar en este recorrido diversos insultos de transeúntes como "hijo de puta" o "cabrón" y "ladrón".

Rato, que no está detenido, ha entrado decidido en el lugar sin hacer declaraciones a los medios. De hecho al ser preguntado por los numerosos periodistas destacados en la zona, Rato ha respondido diciendo que no puede hacer declaraciones. Aunque las ventanas del despacho situado en un semisótano han sido tapadas con cartones por los agentes Aduanas, por los resquicios se ha podido ver a Rato sentado en una silla y consultando documentación.

Recursos de apelación

Rato ya está imputado por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu en la causa sobre la fusión y la salida a Bolsa de Bankia. Igualmente, se le investiga en la pieza separada en la que se analizan las 'tarjetas black' opacas al fisco en la que los exconsejeros de Bankia y de Caja Madrid cargaron 15,5 millones de euros, informaron fuentes jurídicas. Por su parte, el expresidente del grupo financiero ha acusado a Andreu de atribuirle la responsabilidad civil de la fusión y salida a Bolsa de Bankia de forma "errada", sin "sustento alguno" y con una "palmaria" ausencia de motivación apoyándose en el "débil" informe de los peritos judiciales.

Así lo expresa en el recurso de apelación que interpuso su defensa el pasado 6 de abril ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional contra la fianza de 800 millones de euros fijada por Andreu contra él, Bankia, su matriz el Banco Financiero y de Ahorros (BFA), y los antiguos miembros del Consejo de Administración Francisco Verdú, José Luis Olivas y José Manuel Fernández Norniella.

Además, Rato insta a la Sala de lo Penal a revisar esta fianza por la "debilidad e insuficiencia" de los peritos judiciales y porque "justifica de manera harto insuficiente la concurrencia de un eventual perjuicio". "La atribución de responsabilidad a quienes se exige la prestación de fianza se demuestra errada y sin sustento alguno", añade. En este sentido, el expresidente de Bankia ha defendido que el proceso de salida a Bolsa fue "en todo momento" objeto de análisis y de la toma de decisión de la entidad y la formulación de sus cuentas estuvo sometida al previo informe de auditoría, la elaboración de los servicios técnicos y el debate de los órganos de gobierno.

Su defensa aporta alguna de las actas "más relevantes" para recalcar que "es contrario a la realidad que Rato, Verdú, Olivas y Fernández Norniella pudieran adoptar la decisión de aprobar los estados financieros que iban a ser tenidos en cuenta para la salida a Bolsa por sí mismos y de manera oculta". "Al contrario, su actuar siempre estuvo presidido por el concurso de los servicios técnicos de las entidades, por la verificación de los auditores (Deloitte) y con la autorización de los miembros de los Consejos de Administración y Juntas Generales", concluye. 

Igualmente, Rato aparece en sendas querellas presentadas por UPyD y Manos Limpias en relación con sobresueldos que habrían cobrado directivos de Caja de Madrid durante las presidencias de Miguel Blesa y Rodrigo Rato. El FROB puso en conocimiento de la Fiscalía esta práctica presuntamente irregular, y el Ministerio Público la judicializó en un órgano de Instrucción de Madrid sin que por el momento el asunto haya avanzado. Ante estas querellas el ex presidente de Bankia ha presentado otro recurso por considerarlas "absolutamente improcedentes" puesto que la documentación del organismo regulador reviste los "criterios de pertinencia, utilidad e idoneidad" para incorporarla a la causa, aunque no sea del "agrado de la acusación popular en la medida en que desvirtúa o cuestiona su tesis". "Si el contenido de los informes y alegaciones aportados por el FROB no convencen o no gustan a la acusación popular, el remedio procesal a su alcance no consiste en tratar de expulsar del procedimiento todo aquello que no convenga a sus intereses sino combatirlo (si ello le resulta posible) a través de los cauces procesales oportunos", expone, para considerar los escritos del FROB de "indudable interés". 

La denuncia tiene ahora que ser asignada a otro juzgado, que será el que el encargado de investigar los delitos de los que le acusa la Fiscalía o inhibirse en la Audiencia Nacional si lo considera necesario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.