www.madridiario.es
Principe Pío
Principe Pío

Príncipe Pío, el teatro que no fue

viernes 03 de abril de 2015, 19:07h
La adjudicación por parte de Adif del edificio histórico de la estación del Norte (Príncipe Pío) nos invita a recordar un ambicioso proyecto que no llegó cuajar. Hace casi quince años comenzó a hablarse de la transformación de ese edificio en un gran teatro para espectáculos musicales. La empresa Stage triunfaba en la Gran Vía en teatros alquilados. Se habló de que ella reconvertiría la estación y se abriría con 'El rey león'.

Realmente fue el desaparecido Luis Ramírez quien, tras el éxito de su producción 'El hombre de la Mancha', quien dio los primeros pasos para poder realizar el ambicioso proyecto. Comenzó a estudiar la viabilidad de su propuesta, constituyendo la primera sociedad que pudiera ponerla en marcha Teatro Príncipe Pío S.L. en la que se integraron la Sociedad General de Autores de España y el actor Antonio Banderas. A esta empresa se adjudicó inicialmente la gestión y programación de la futura sala.

El arquitecto madrileño Antón García-Abril, ganador de numerosos premios nacionales e internacionales, redactó un proyecto para, respetando la fisonomía exterior de la antigua estación, convertir el interior en un teatro innovador y avanzado tecnológicamente. El gran auditorio tendría una capacidad máxima de 2.700 espectadores.

Pero los problemas se plantearon cuando la empresa constructora rescindió unilateralmente el compromiso que había firmado con el consorcio tras concederle varias prórrogas en los plazos para cumplir las condiciones estipuladas en el contrato inicial. Tras esa circunstancia traspasó la gestión, en julio de 2002, a la Corporación Interamericana de Entretenimiento (C.I.E.) la empresa que ha traído a Madrid espectáculos como La Bella y la Bestia, My fair lady, El fantasma de la ópera, Cabaret y Cats.

Para poder llevar a cabo el proyecto de García-Abril fue necesario que el Ayuntamiento aprobara un plan urbanístico especial indicando los elementos arquitectónicos a proteger y marcando las directrices de la reforma. Sin embargo el conflicto sobre la futura gestión del gran teatro paralizó todo el proceso. La nueva empresa adjudicataria optó por redactar un nuevo proyecto de teatro encargándolo a los arquitectos Gonzalo de Cabanillas de la Cueva, Ángel Galán Font y Cesidio del Río Mayor. No cambiaron solo los autores sino el concepto de la sala, optando por reducir el aforo previsto hasta dejarlo en unos 1.800 espectadores, casi todos ellos con buena visibilidad. En cambio mejoraba la dotación para la escena y los departamentos técnicos y artísticos. El nuevo proyecto contemplaba también el completo aislamiento acústico para evitar el impacto del tráfico ferroviario que discurre bajo el complejo. Estos problemas incrementaron el presupuesto inicial hasta situarlo por encima de los 25 millones de euros. Con esta situación se hacían necesarios nuevos trámites administrativos municipales. El 9 de febrero de 2005 se presentó oficialmente el nuevo proyecto por la empresa Stage Holding, fijando la fecha de final de año 2007 para la inauguración del nuevo teatro. Nunca más se tuvieron noticias de este proyecto.

Entretanto la empresa Riofisa, superados los trámites administrativos, y tras obtener las necesarias licencias municipales, inició las obras para un nuevo centro comercial en la vieja estación a final de septiembre de 2001 con el deseo de tener listo el nuevo complejo en el año 2004. Efectivamente éste se inauguró en octubre de ese año.

Tras una primera subasta fallida, Adif ha adjudicado el edificio a un consorcio empresarial integrado por Global Health Consulting, You Show y Wonderland Capital, uno de los tres aspirantes a hacerse con la gestión. La empresa abonará al departamento de RENFE más de 23 millones, asumiendo las obras necesarias para restaurar la estación y adecuarla a los nuevos usos. A cambio obtiene la gestión para cincuenta años.

En este conglomerado accionarial figuran personas relacionadas con el espectáculo, como Santiago Segura y Luis Álvarez. Todo parece indicar que entre las actividades que se desarrollarán en Príncipe Pío estará la del teatro, aunque no en exclusiva como se pretendía hasta hace ocho años.

Situada a muy pocos metros de la plaza de España, la estación de ferrocarril del Príncipe Pío perdió, con la apertura de nuevas líneas, gran parte de su utilidad como nudo de transportes. Se inauguró como Estación del Norte en 1881 para servir de cabecera a las líneas de la Compañía de Ferrocarriles del Norte. Más tarde, en 1926, el arquitecto Luis Martínez Díaz se encargó de la ampliación proyectando el gran edificio para terminal de viajeros. Es una hermosa construcción que tiene varios elementos singulares, como los dos torreones octogonales que flanquean la fachada principal. El techo y una escalera de estilo imperial son otros detalles muy interesantes que contribuyeron a otorgar protección arquitectónica al conjunto. Pero este gran edificio se encuentra hasta la fecha prácticamente abandonado cuando. Esperemos que ahora llegue a buen puerto todo el complejo de ocio, restauración y entretenimiento que se pergeña.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios