www.madridiario.es

Se basará en un Plan de cuatro años en el que invertirá 15 millones de euros

El Canal empezará a recargar el acuífero hasta inyectar 50 hm3 de agua al año

El Canal empezará a recargar el acuífero hasta inyectar 50 hm3 de agua al año

martes 19 de diciembre de 2006, 00:00h

En unos días el Canal de Isabel II comenzará a recargar el acuífero detrítico de Madrid. Lo hará aprovechando las infraestructuras que tiene para extracción de agua de los pozos y a través de un Plan que se desarrollará en los próximos cuatro años, con el que se aspira a inyectar unos 50 hectómetros cúbicos anuales de agua del excedente de los embalses, siempre que lo permita la bonanza hidrológica. Costará 15 millones de euros.

Esperanza Aguirre lo ha conseguido. Después de anunciarlo en el mes de junio durante su visita a Israel, de repetirlo en el Debate sobre el Estado de la Región y de reiterarlo hace unas semanas, duarante una visita de técnicos israelíes a Madrid, la presidenta de la Comunidad ha dado a conocer el Plan de Recarga de Acuíferos, con el que pretende aprovechar el excedente de los embalses en las épocas de bonanza hidrológica para devolver al acuífero detrítico de Madrid parte de lo que se le quita cada vez que hay sequía: unos 50 hectómetros cúbicos al año.

Y todo porque "Madrid necesita más agua", tenemos un "acuífero sobreexplotado" y en los años en que hay hay excedentes de agua "hay que desembalsar una cantidad a veces similar a la que consume una ciudad como Madrid a lo largo de todo un año", tal y como ocurrió en 2004. Con estos pretextos y asesorados por sus colegas israelíes de la empresa pública Mekorot, los técnicos del Canal de Isabel II van a poner en marcha el Plan dentro de unos días. A él se destinarán 15 millones de euros y cuatro años de trabajo que comenzará con las pruebas piloto de inyección de agua en tres pozos de Fuencarral-El Pardo, Canal Alto y Bajo y Zona Oeste.

Pinche aquí para ver cómo se recarga el acuíferoEn una segunda fase la recarga se extenderá a otros 20 de los 77 pozos que gestiona el Canal de Isabel II, que se acondicionarán para la inyección de un caudal de entre 20 y 30 hectómentros cúbicos al año. En la tercera fase, ha explicado la propia presidenta, el Canal construirá pozos reversibles -tanto para la carga como la descarga de agua- en los que se alcanzarán los 50  hectómetros cúbicos anuales, "aunque el  objetivo podría ir más allá y extender el Plan a un mayor número de pozos", según ha matizado.

El proceso de recarga no será otro que el inverso a la extracción: se usarán los mismos sistemas, que permitirán llevar el excedente de agua de los embalses hasta las estaciones depuradoras para su potabilización y desde ahí, se inyectarán al acuífero a través de los pozos. Aguirre ha recordado que ya en 2002 la Comunidad solicitó su autorización al Ministerio de Medio Ambiente para llevar a cabo recargas en los pozos, como se hace en otras comunidades autónomas (Andalucía, Valencia, Galicia o Cataluña). "El requisito que nos pidió el Ministerio entonces fue redactar un informe de impacto ambiental y demostrar la calidad del agua inyectada".

El Plan permitirá no sólo aprovechar el agua embalsada que, de otro modo, se perdería -sólo en estos días ya se han desembalsado ya 34 hectómetros cúbicos-  sino aliviar las pérdidas que sufre el acuífero, del que en esta última sequía se han extraido 88 hectómetros, 20 más que en el año 1999,  y 40 más que en el año 95, cuando se extrajeron de los pozos de Madrid 50 hectómetros cúbicos ".

Para la presidenta el problema del agua no radica tanto en la escasez sino en la falta de infraestructuras para almacenarla y en las decisiones políticas para gestionarla. "En Madrid no sólo no tenemos espacio para construir más embalses -ha dicho- sino que nos hemos visto afectados por la decisión política de paralizar el trasvase del Ebro y, por lo tanto, renunciar al agua de los pantanos de la cabecera del Tajo en favor de Murcia y Valencia que, de otro modo, correspondería naturalmente a Madrid".

Ha aprovechado la presentación para recordar a Zapatero el incumplimiento de su promesa: "En 2004 me dijo personalmente que garantizaba el abastecimiento de agua a Madrid y no lo ha hecho". Por ello, como "esta garantía es síntoma de progreso" y "nosotros no queremos ser tercermundistas" han tomado medidas que pasan por la recarga de acuíferos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios