www.madridiario.es
Dr. Jesús Sánchez-Martos
Dr. Jesús Sánchez-Martos

¿Medicina progresista o conservadora?

viernes 06 de febrero de 2015, 12:21h

La ética, pero sobre todo las creencias religiosas de ciudadanos en general y de políticos en particular vuelven a ser los protagonistas en todos los debates y tertulias de los medios de comuniación, ante los imparables avances de la ciencia médica, concretamente lo que algunos denominan como "manipulación genética", sin querer aceptar que, al menos en el momento que estamos viviendo, es el futuro indiscutible para tratar enfermedades con eficacia y sobre todo para evitar que aparezcan. Los titulares de los medios ayudan y mucho a que este debate pueda confundir a la población: "¿Un bebé con tres padres?" ¿Cómo puede ser eso?. ¿Y si se hubieran ofrecido otros titulares como "¿Un bebé con tres ADN diferentes?". Quizá hubiera ayudado al menos a reflexionar desde los avances de la investigación genética que todos deseamos.

Se trata en realidad de evitar que uno de cada 10.000 niños nacidos en el mundo puedan desarrollar una de las muchas "enfermedades mitocondriales" que son prácticamente incompatibles con la vida, desarrollando cegueras, enfermedades neurodegenerativas, además de múltiples alteraciones en diferentes sistemas vitales. Forman parte de ese "cajón desastre" que se conoce como "enfermedades raras", aunque realmente deberían denominarse "enfermedades poco frecuentes", razón por las que siguen siendo las grandes desconocidas. Espero que mi explicación de la cuestión no resulte simplista, aunque trataré de hacerla lo más sencilla posible. Las mitocondrias, presentes en el citoplasma todas nuestras células, son unos órganos minúsculos pero imprescindibles para la vida, porque son lo que podríamos denominar como "la fábrica de energía de la célula", y en este caso, del ovocito. Y claro que contiene una determinada cantidad de ADN mitocondrial (ADNm), para poder fabricar esa energía, aproximadamente un 0.02% de todo nuestro ADN. Y cuando existe una mutación genética de este ADNm se hereda de la madre a su descendencia, provocando las enfermedades que hemos comentado anteriormente.

La reciente legislación aprobada por la Cámara de los Comunes Británica, permitirá que puedan nacer niños sanos, es decir, niños cuyas  células no contengan ese ADNm defectuoso y de esta forma se podrá evitar el desarrollo de estas enfermedades. La investigación consiste en conseguir una donante sana, cuyo ovocito contenga mitocondrias con un ADNm sin alteraciones genéticas, recordando que ese ADNm representa el 0.02% de todo el ADN de un organismo vivo. Se extrae el núcleo de este ovocito y se sustituye por el núcleo sano de la madre, con lo que ahora disponemos de un nuevo ovocito sin alteraciones genéticas, ni en el núcleo ni en las mitocondrias. Es un ovocito cuyo núcleo contiene el 99.98 % del ADN de la madre y el 0.02% del ADNm de la donante.

Posteriormente este ovocito se fecunda "in vitro" con el espermatozoide del padre, y de este modo conseguiremos un embrión sano, que contiene el 99.98% del ADN de su madre y de su padre, y sólo el 0.02% del ADNm de la donante. Si a esto se le quiere titular como un "bebé con tres padres", bien, pero creo que es mejor recordar que es un bebé "sano" que contiene todo el ADN de sus progenitores y una mínima expresión del ADNm de la donante. Y con este procedimiento, un claro ejemplo de cómo el desarrollo de la ciencia debe estar al servicio de la Humanidad, se pueden salvar miles de vidas en todo el mundo. Sinceramente creo que cuando se habla de investigación y de avances científicos y médicos, no se pueden poner fronteras a la "medicina progresista"; otra cosa diferente es si algunos prefieren seguir defendiendo una "medicina conservadora" a pesar de las vidas que pueda dejar en el camino.

Dr. Jesús Sánchez Martos
Catedrático de Educación para la Salud
Universidad Complutense de Madrid

Otras columnas del doctor Sánchez Martos:

No hay motivo de alarma

¿Por qué hay que seguir esperando para tratar a los pacientes diagnosticados de Hepatitis C?

Los mayores primero

Jesús Sánchez Martos

Catedrático de Educación para la Salud en la Universidad Complutense de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.