www.madridiario.es

La Policía desmantela dos fiestas con menores y sobreaforo

Por MDO/E.P.
lunes 19 de enero de 2015, 13:58h
El pasado fin de semana, la Policía Municipal de Madrid ha intervenido en dos fiestas ilegales que se celebraron en los distritos de Puente de Vallecas y Fuencarral. Concretamente, los efectivos desmantelaron un locutorio y una nave industrial en las que, además de superar el aforo permitido, se encontraban menores a los que se vendía bebidas alcohólicas.

Durante la tarde del pasado sábado, un aviso a los agentes del distrito de Puente de Vallecas alertaba de gran presencia de menores a las puertas de un local en la calle Párroco Don Emilio Franco. A su llegada al local, medio centenar de jóvenes se encontraban en fila a las puertas de un locutorio en el que, según admitieron los jóvenes, se estaba celebrando una fiesta. Una vez en el interior, los agentes constataron que al fondo del local se encontraba una pequeña puerta a través de la que se podía oír música a gran volumen. Tras la puerta, y en un espacio de unos cuarenta metros cuadrados, en penumbra y con luces de colores intermitentes, se encontraban 110 personas, 73 de ellas menores de edad. También había numerosas botellas de cerveza de litro y de alcohol de diferentes marcas dispuestas para su consumo. El encargado del local informó a los policías que había alquilado esa habitación por 100 euros a dos menores para celebrar una fiesta de cumpleaños a cambio de 2 euros la entrada. 

Los agentes desalojaron a los menores tras comprobar que no habían consumido aún ningún tipo de bebida alcohólica y que se encontraban en perfecto estado. El encargado del local, E.R.F., un hombre de 53 años y de nacionalidad boliviana, ha sido denunciado por irregularidades en la documentación administrativa y por la inexistencia de medidas de seguridad.

Por otra parte, en la madrugada del mismo sábado, agentes del distrito de Fuencarral recibieron un aviso que les alertaba de una gran afluencia de personas en un local industrial, donde una de ellas se encontraba herida con un fuerte golpe en la cabeza. Cuando llegaron a la calle María de Tubau, los policías comprobaron que se trataba de una fiestas que se estaba celebrando en el interior de una nave industrial, con música a gran volumen, y donde se expedían todo tipo de bebidas alcohólicas. En el interior de la nave se encontraban 68 personas a quienes se les había cobrado una entrada de 3 euros. Los policías realizaron una inspección en la que quedó reflejada la inexistencia de cualquier tipo de licencia, documentación o seguro, levantando el correspondiente acta por infracción de la normativa aplicable según la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de la Comunidad de Madrid.

Una vez finalizada la inspección, se instruyeron diligencias judiciales en la comisaría del distrito por las lesiones que sufrió una mujer de 19 años de edad quien cayó en el interior de la nave desde una altura de 3 metros por unas escaleras que se encontraban en obras. Fue trasladada al Hospital Gregorio Marañón tras una primera valoración por servicios del SAMUR. El arrendatario de la nave, J.C.G, de 38 años, es conocido por la policía por organizar este tipo de fiestas. 

Más sucesos: 

Detenido por compartir material infantil pornográfico a través del wifi de su empresa

Piden 5 años de cárcel para un guardia civil por acoso sexual a una compañera

Una reyerta en Pinto deja un herido grave y tres leves

Detenida una mujer por ocultar cocaína en una peluca

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios