www.madridiario.es

¿Catarsis política en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad?

jueves 04 de diciembre de 2014, 07:19h

Es muy probable que Mariano Rajoy quiera provocar una verdadera "catarsis" dentro de su gobierno en este último año de legislatura, y precisamente a través del Ministerio que muchos siguen considerando como el "hermano pobre" o el que menos competencias tiene por haberlas transferido en su momento a las Comunidades Autónomas, provocando un verdadero impulso en el área social, con el nombramiento de Alfonso Alonso como responsable de esta Cartera.

A todos nos conviene recordar el verdadero nombre del Ministerio, que en la historia de nuestra democracia no ha tenido precisamente pocos: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, aunque con demasiada frecuencia todos nos acordemos de este "pobre" Ministerio por los problemas de la Sanidad, cuyas competencias precisamente, la mayoría, están transferidas a las distintas Comunidades Autónomas, siendo los máximos responsables los Consejeros de Sanidad que nunca han conseguido ponerse de acuerdo en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, un organismo importante, fundamental e imprescindible para conseguir esa igualdad para todos, pero que en la realidad del día a día sigue siendo sólo "consultivo" y nunca "vinculante", lo que hace que la salud y la enfermedad se vivan de forma muy diferente en cada Comunidad Autónoma.

Y no es mala fecha la del 2 de Diciembre, cuando la O.M.S. confirma oficialmente que España está "libre de la Enfermedad del Ébola", para que el Presidente del Gobierno haya decidido poner en práctica una verdadera "catarsis" en este importante Ministerio, colocando al frente a un hombre con un "perfil político" y no técnico, respetado y respetuoso con todos, experto en la gestión, gran comunicador y mejor negociador, como Alfonso Alonso.

Ahora se vuelve abrir el debate de siempre: si un Ministro debe ser un técnico especialista y especializado en el área que estemos considerando, o una persona con un verdadero perfil político y de gestión, aunque esto siempre depende del momento de que se trate. De todos modos, si al frente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, tenemos a un hombre con un gran perfil político y de gestión, seguro que sabrá rodearse de un gran equipo de técnicos expertos en todas y cada una de las áreas del Ministerio, o al menos todos lo esperamos. Muchas voces se han escuchado desde ayer, asegurando que hubiera sido mejor nombrar a un Médico al frente de ese Ministerio, pero si hubiera sido así, como ya ha sucedido en otras ocasiones, ¿qué pasaría con las importantes áreas de los Servicios Sociales y de Igualdad?.

Son muchas las asignaturas pendientes que Ana Mato le deja a Alfonso Alonso, pero una de las fundamentales es saber transmitir a la población que nuestro sistema Sanitario Público es el mejor, con sus luces, que son muchas y sus sombras, que también las tiene: la política del precio de los medicamentos y el copago farmacéutico, la historia clínica digital y unificada en todo el territorio nacional, la receta electrónica, la Ley de Protección al Menor, la ley para evitar el consumo de alcohol a los menores de 14 y 16 años, la Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo, el Plan de Apoyo a la Familia y a la Maternidad, reforzar a las personas con dependencia con un verdadero impulso de los Servicios Sociales, además de potenciar de una vez el necesario desarrollo de la Atención Primaria, que debe ser la verdadera "puerta de entrada" a nuestro Sistema Sanitario Público.

Además el nuevo Ministro se enfrenta al reto histórico de conseguir entenderse con los profesionales sanitarios, especialmente los médicos, los enfermeros y los farmacéuticos, consiguiendo verdaderos y duraderos acuerdos en todos los sentidos, además de tratar de negociar ese "pacto de estado", que ya no debe ser solo de Sanidad, sino también de Servicios Sociales e Igualdad, para que todos los españoles, todos, podamos sentirnos iguales no solo ante la Ley, sino ante la vulneración de nuestra salud física, psíquica y social. Hoy y más que nunca, como consecuencia del crecimiento del envejecimiento y del aumento de las enfermedades crónicas, que hacen aumentar nuestra esperanza de vida, se hace si cabe más necesario este "pacto de estado", para conseguir no solo vivir más años, sino también para que "todos sin excepción" podamos disfrutarlos con una buena calidad de vida.

Por otra parte, este Ministerio nunca se ha distinguido por su capacidad de comunicación, ni con los profesionales, ni con los medios de comunicación y mucho menos con la población en general, como hemos podido constatar con la "crisis del Ébola" que afortunadamente hemos podido controlar; el nombramiento de Alfonso Alonso puede hacer cambiar este Ministerio en esta línea, porque es un hombre convencido de que la comunicación eficaz es el mejor instrumento para poder llegar al consenso, al acuerdo y a los pactos políticos.

Nuestro Sistema Sanitario Público es el mejor sin duda, pero necesitamos profesionales y políticos que sepan mejorar nuestra imagen social, dentro y fuera del sistema y que además sepan venderla adecuadamente en cada momento. Hoy disponemos de buenos recursos materiales y de los mejores profesionales sanitarios, que en definitiva son nuestras verdaderas "luces del sistema", pero también es verdad que para apagar las "sombras" que también las hay, necesitamos mucha más humanización en todos los sentidos, y sobre todo políticos valientes que quieran y sepan defender todos estos aspectos en un Consejo de Ministros y ante el Presidente de Gobierno. Y... ¿por qué no Alfonso Alonso?. Démosle todos esos "cien días de cortesía" y luego hablaremos, aunque de todos modos no lo tiene fácil porque solo dispone de un año, para hacer realidad esa "catarsis" que necesita nuestro sistema político en estos momentos. Rajoy pierde a un excelente portavoz en el Congreso de los Diputados, pero seguro que gana un buen Ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, capaz de conseguir la sostenibilidad de nuestro Sistema Sanitario Público.

Dr. Jesús Sánchez Martos
Médico y Enfermero
Catedrático de Educación para la Salud
Universidad Complutense de Madrid

Jesús Sánchez Martos

Catedrático de Educación para la Salud en la Universidad Complutense de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.