www.madridiario.es
'Los justos se representa en las Naves del Español.
'Los justos se representa en las Naves del Español.

Los justos: dudas del terrorista

lunes 20 de octubre de 2014, 18:53h
Llega a la última semana de programación el montaje de "Los justos" en las Naves del Español. Los adaptadores, Pérez y Hernández Simón hacen una versión libre sobre el drama de Albert Camus, estrenado en París el año 1949.
Trasladan la acción original -en la Rusia zarista de 1905- al entorno etarra en los primeros momentos de la Transición. Los cinco terroristas  -cuatro hombres y una mujer- planean volar el coche de un importante político. Pero abortan el primer intento porque en el coche viajan también niños. Y se plantean si es justo asesinar a niños. Deberán decidir si lo vuelven a intentar, venciendo cualquier escrúpulo. La dialéctica de los terroristas, basada en la opresión del pueblo vasco, pretende justificar sus asesinatos, confundir al espectador sobre la presunta licitud de su lucha armada.

Precisamente hoy vemos en El Mundo a un terrorista condenado por asesinatos, que afirma categóricamente que no asesinó. Que "ejecutó". No puede resultar más oportuna la representación de "Los justos". Camus llevó el magnicidio a la Rusia de los zares, muy alejada del año del  estreno, para dar al argumento una dimensión atemporal. En la versión de Hernández Simón, director, al circunscribirla al mundo etarra, limita también la universalidad del asesinato en nombre de cualquier ideal.

Es un texto endiabladamente inteligente porque nos pone ante muchas dudas y nos obliga a examinar nuestras convicciones para juzgar a los protagonistas. Porque ellos aparentan caracteres distintos. Está el duro irreductible -espléndido Patiño- el soñador envalentonado, el dubitativo... un juego de identidades para confundirnos, para hacernos creer que pueden existir asesinos justos. En este sentido, la rotunda escena final creo que deja muy clara la posición de este ejercicio teatral.

Hay una bellísima iluminación de Gómez Cornejo que aprovecha inteligentemente el amplio espacio escénico del matadero. Y hay un trabajo muy serio de interpretación, solventando el riesgo de la repetición, del aburrimiento. Los diálogos son tan sutiles que, a veces, parece que vuelven a decir lo mismo. Es ahí cuando actores y director encuentran el matiz para mostrar la evolución del pensamiento. Son los actores: Lola Baldrich, Alex Gadea, José Luis Patiño, Ramón Ibarra, Rafael Ortiz y Pablo Rivero Madriñan.

Son noventa minutos de excelente teatro "comprometido". Una apuesta por la reflexión, por el texto político, por la función de que el teatro sirva también para remover las conciencias. Todo ello sin dejar de ser una apreciable puesta en escena.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios