www.madridiario.es
Aoki
Aoki

Compradores de entradas del cancelado festival Motorsound denuncian ante la Policía

martes 12 de agosto de 2014, 20:03h
Decenas de afectados por la cancelación del festival Motorsound han comenzado a presentar denuncias en las comisarías porque la promotora de la fiesta no les ha devuelvo el importe de las entradas que compraron.
Según han confirmado fuentes policiales, las denuncias están empezando a llegar estos días y se están centralizando en la comisaría de Centro, situada en la calle Montera, aunque se pueden denunciar en cualquier otra.

La Comunidad de Madrid desautorizó la celebración del espectáculo Jarama Motor Sound Festival previsto para el 12 de julio, en el que iba a tocar el DJ Steve Aoki, y el concierto del día siguiente de David Guetta también en el circuito del Jarama por exceso de aforo y deficientes condiciones de seguridad en el recinto.

Los organizadores, la empresa XLR Music, intentó a última hora que los eventos musicales se celebraran en Azuqueca de Henares (Guadalajara), pero el Consistorio lo desestimó por "no cumplir con el 100 por cien de los requisitos técnicos solicitados por el Ayuntamiento". Tras ello, los promotores del festival señalaron en un comunicado que pondrían a disposición de todo aquel que lo solicitara la devolución de las entradas, "que están fijados en 15 días después del evento".

Pasado ese tiempo, decenas de compradores de entradas acudieron a las oficinas de la compañía en el centro de Madrid. Allí les dieron largas y les prometieron que les devolverían los importes entre el 5 y el 10 de agosto. Sin embargo, los que regresaron a partir de este lunes se han topado con un cartel indicando que los promotores ya no tenían oficinas en ese edificio.

Comparecencias ante la policía

Ante la interposición de las primeras denuncias, los responsables de lo sucedido han sido interrogados por la Policía. Han señalado que el dinero de los tickets, que ronda entre los 20 y los 50 euros, dependiendo del momento en que los compraron, han sido devueltos en parte.

Concretamente, según han informado fuentes de la investigación, han indicado que el importe de las entradas adquiridas por Internet fueron devueltas a la tarjeta bancaria que utilizaron para pagarlas a los pocos días y que parte de las entradas compradas en ventanillas o establecimientos también han sido devueltas.

Sin embargo, los responsables de XLR Music explicaron a los agentes que no disponen de liquidez para reintegrar el dinero todas las entradas, ya que, como consecuencia de la cancelación, han tenido que afrontar el pago a proveedores sin obtener los beneficios esperados. Por ello, no han devuelto el importe de todas las entradas, pero se han comprometido a ello, a pesar de que previsiblemente la empresa entre en preconcurso de acreedores por las deudas generadas.

De hecho, la productora XLR Music canceló a última hora el concierto de David Guetta previsto en Mallorca el 2 de agosto por un supuesto incumplimiento de contrato con los proveedores.

Por su parte, afectados por esta situación se han organizado a través de un página de Facebook llamada 'Motor Sound Estafa' habida cuenta de que los promotores han dejado de comunicarse con ellos a través de emails, no responde a los teléfonos, han eliminado su página de Facebook o ya no tuitean desde su cuenta oficial.

Una plataforma similar se organizó para reclamar los importes de las entradas vendidas para la fiesta Space of Sound del Año Nuevo de 2013, tras cancelarse el evento por la muerte de cinco jóvenes aplastadas en el recinto Madrid Arena dos meses antes en una fiesta de Halloween.

Más información:

Azuqueca de Henares tampoco acogerá los conciertos de Steve Aoki y David Guetta

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.