www.madridiario.es
Navalcarnero
Navalcarnero

Dos colegios de Navalcarnero discriminan a alumnos con padres en paro

Por Carmen M. Gutiérrez
viernes 27 de junio de 2014, 13:29h
Los colegios María Martín y Felipe IV de Navalcarnero han cerrado esta semana la admisión de alumnos y finalmente han aplicado un criterio de baremación polémico, que perjudica a los niños con sus padres en paro. La Comunidad de Madrid ha respaldado este criterio tachado de discriminatorio por algunos padres, aunque otros han impulsado la medida.

Los criterios fijados por la Comunidad para puntuar a los alumnos en el proceso de admisión escolar (tener hermanos en el centro, la distancia al mismo, tener alguna discapacidad, etcétera) se completan con un punto que elige el centro y que puede ser redundante respecto a los anteriores. En este caso, el centro Felipe IV y el María Martín, el único bilingüe de Navalcarnero, decidieron destinar este punto a las familias en las que los dos padres trabajen.

Pese a la polémica, la Consejería de Educación respaldó este criterio, que finalmente se ha aplicado para elaborar las listas definitivas, publicadas este lunes. "Son los propios centros educativos los que, dentro de su autonomía, otorgan ese punto en base al criterio que ellos mismos establezcan. Este criterio tiene que ser público y objetivo, y tiene que estar aprobado por el consejo escolar del centro, en el que están presentes el equipo directivo, claustro y padres. En este caso, el centro ha cumplido con todos estos requisitos", argumenta una portavoz de la consejería dirigida por Lucía Figar respecto al María Martín.

En el centro María Martín hubo apoyo de los padres e incluso sugirieron la idea, aunque también hubo controversia y diferentes opiniones, según explica el presidente de la federación de asociaciones de padres (fapa) Giner de los Ríos, José Luis Pazos, quien critica que se pueda aplicar este criterio en un centro público. Esta cuestión provocó mucha tensión en el centro y el municipio. Una madre del ampa asegura que al tener mucha demanda se buscó este criterio y que en la práctica ha supuesto que los alumnos con alguno de sus padres parados se hayan quedado fuera. No obstante, el año pasado, cuando aplicaron el mismo criterio, sí hubo algún niño con padres parados que consiguió plaza. "Queremos que haya otro colegio bilingüe", señala esta madre. También el centro Felipe IV aplica el criterio de que los padres trabajen. En Navalcarnero hay otros dos centros públicos: el Carlos Ruiz y el José Jalón.

"No los vamos a defender por ser padres y madres. Está mal. Ese criterio no es lógico", indica el presidente de la fapa. Pazos asegura que el criterio no solo va contra el principio de no discriminación de la Constitución Española, sino también contra leyes educativas. Según explica, en la LOE, en artículos no afectados por la última reforma educativa, se recoge que "en la baremación hay que tener en cuenta la renta familiar de los alumnos, pero justo en sentido contrario". 

Más información:

Nuevo baremo de admisión en los colegios

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios