www.madridiario.es

25 años de sustos y gritos en el Viejo Caserón

jueves 26 de junio de 2014, 08:00h
El mítico Viejo Caserón o Pasaje del Terror -como muchos conocen este espacio- del Parque de Atracciones se despide este domingo por todo lo alto con el Horror Fest, tras 25 años asustando sin descanso a cuatro millones de espectadores. No se trata de un adiós definitivo, ya que continuará abierto a lo largo del mes de julio, pero sí de un parón importante para comenzar una nueva etapa con un proyecto mucho más ambicioso y terrorífico que verá la luz para Halloween.
  • Abel Perales, director del Viejo Caserón del Parque de Atracciones

    Abel Perales, director del Viejo Caserón del Parque de Atracciones
    Kike Rincón

  • Viejo Caserón del Parque de Atracciones

    Viejo Caserón del Parque de Atracciones
    Kike Rincón

  • Viejo Caserón del Parque de Atracciones

    Viejo Caserón del Parque de Atracciones
    Kike Rincón

  • El hombre de la motosierra en el Viejo Caserón

    El hombre de la motosierra en el Viejo Caserón
    Kike Rincón

Con el Viejo Caserón se cierra una etapa con infinidad de desmayos, histeria, taquicardias, anécdotas, leyendas y miles de objetos perdidos tras sus puertas. El conocido Pasaje del Terror es un laberinto configurado con terroríficas escenografías iluminadas y sonorizadas donde el espectador es, en todo momento, el protagonista absoluto del espectáculo que dura diez minutos pero parece eterno para algunos.

25 años dan para mucho. Y si no que se lo digan a los once actores que día tras día se disfrazan y maquillan -en media hora- para conseguir la mejor "fotocopia" de los personajes de terror más famosos del momento. Uno de esos intérpretes y que desde hace dos años es el responsable de este espectáculo es Abel Perales. Él sabe bien lo que es dar miedo entre las paredes o celdas de este Pasaje del Terror. Durante 13 años ha trabajado metiéndose en la piel de algunas míticas y siniestras figuras, como Frankenstein, Freddy Kueguer o el hombre de la motosierra. "Soy un apasionado de las películas de terror" cuenta Abel, cuando nos relata cómo llegó hasta aquí. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, decidió dejar de lado los números y las cuentas para dedicarse a "asustar y dar miedo a la gente". "Si no te gusta el terror, no aguantas esta profesión", asegura.

"No me aburro nada", reconoce cuando echa la vista atrás y recuerda anécdotas y momentos simpáticos que ha vivido entre estos oscuros pasillos. Desde un hombre que, entre gritos y sustos, perdió un ojo de cristal y al final del recorrido se lo devolvió en mano el personaje del sangriento carnicero; o el de un cura que entró convencido que tenía que practicar un exorcismo a la niña de la conocida película. Unos momentos que ayudan en el día a día a sobrellevar la importante carga psicológica que soportan los actores al estar trabajando en un espacio cerrado, sin apenas luz y escuchando música ensordecedora y gritos a todas horas. "Es muy duro y hay que tener una psicología fuerte para aguantar la presión", reconoce Abel quien afirma que hay personas que no lo soportaron y al mes y medio decidieron dejarlo.

Todo está absolutamente preparado. Cada movimiento y escena está medida hasta el milímetro. "Nada se puede escapar de nuestro control" y por eso, ensayan horas y horas para tenerlo todo listo en cada actuación. Y aún así, en ocasiones tienen que improvisar ante situaciones con las que no cuentan y que dependen de la reacción de las personas que recorren el pasaje. "Problemas pocos, solo algún intento de agresión", reconoce Abel. El Viejo Caserón está equipado con cámaras de seguridad y vigilancia en todo el recorrido por lo que si ocurriese algo, rápidamente se podría actuar.

Con estos recuerdos y vivencias se despide, temporalmente, el Viejo Caserón. Este espacio dará paso a un nuevo proyecto más interactivo y sorprendente que se ajustará a la demanda del público actual y que se pondrá en marcha en el próximo Halloween. Habrá más actores que trabajarán de otra manera pero sin perder la esencia que caracteriza a este espectáculo del Parque de Atracciones, con sustos de muerte y auténtico terror. Pero todavía queda tiempo para disfrutar del pasaje que cerrará el próximo 31 de julio.

Por otro lado y hasta este domingo se celebra el Horror Fest. El visitante, con la entrada al recinto, podrá disfrutar de tres pasajes del terror, en la misma línea que el Viejo Caserón: La puerta del infierno, Fast Blood y Space Nightmare.

VER GALERÍA DE FOTOS DE ALGUNOS DE LOS MOMENTOS DEL RECORRIDO DEL PASAJE DEL TERROR

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios