www.madridiario.es
Los de Cuadri también abdican...de la casta en una tarde en la que sólo brillaron los subalternos de Castaño

Los de Cuadri también abdican...de la casta en una tarde en la que sólo brillaron los subalternos de Castaño

Por Emilio Martínez / DC
martes 03 de junio de 2014, 08:58h
Toros de HIJOS DE CELESTINO CUADRI, desiguales de hechuras, con volumen -excepto el anovillado 2º- pero sin remate, mansos, descastados, nobles excepto 6º y flojos. JAVIER CASTAÑO: silencio; silencio. IVÁN GARCÍA: silencio tras aviso; silencio. JOSÉ CARLOS VENEGAS, que confirmaba alternativa: saludos tras aviso; saludos tras aviso. Plaza de Las Ventas, 2 de junio. 26ª corrida de la Feria de San isidro. Tres cuartos de entrada. Observaciones e incidencias: Venegas fue atendido en la enfermería de herida inciso contusa en región supraciliar derecha y policontusiones, de pronóstico leve. Saludaron en los dos toros de Castaño tras banderillear sus subalternos David Adalid y Fernando Sánchez. Casi al término de la faena del 4º toro se lanzaron al ruedo dos antitaurinos con carteles contrarios a la Fiesta, que fueron detenidos por la policía.

La fecha del 2-J, elegida por el Rey para abdicar, también significó un chafarrinón en la magnífica hoja de servicios a la Fiesta de la ganadería de Cuadri. Es como si también el encierro que echó a Las Ventas hubiera decidido abdicar de una de las habituales características de estos 'santacolomas' del Sur: la casta. Porque ha sido la peor representación -y fea presentación- de los 'cuadri' en muchos años, con una pasarela de animalotes abueyados por fuera y por dentro, ayunos de sangre brava.

De modo que si el protagonista de este espectáculo, el bicorne, falla, todo lo demás no puede funcionar, cual aconteció este lunes histórico para España por otras razones, en que la afición torista sufrió el segundo desengaño del ciclo, tras el de los de José Escolar a principios del mismo. Y, claro también salió perjudicada la terna,sobre todo el confirmante Juan Carlos Venegas y su compañero Iván García, que fiaban gran parte de su temporada a un virtual triunfo en el festejo, que con semejantes moruchos era imposible.

Aunque, tanto un Iván poco confiado -y poco placeado- como un Javier Castaño -cuyo magnífico 'dúo dinámico' que componen David Adalid y Fernando Sánchez volvió a brillar con los palitroques y Marco Galán bregando- ventajista y vulgar, poco pusieron de su parte para elevar el nivel de una función incolora, inodora e insípida. Más se justificó el confirmante, que extrajo de su primer enemigo algunas series ortodoxas que pronto se acabaron como el burel.

Y que hizo frente al punto de violencia del último con ardor guerrero, sufriendo una espectacular voltereta, aunque ,mucho nos tememos que esta su más que digna confirmación le sirva de nada, que así está el panorama. Y ojalá nos equivoquemos. Ojalá.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios