www.madridiario.es

La zona de bajas emisiones: el nuevo centro

Por MDO
viernes 13 de diciembre de 2013, 07:00h
Madrid ha delimitado una zona de bajas emisiones (ZBE) para aplicar medidas de reducción de la contaminación. Este nuevo 'centro' de Madrid tiene mayores precios en el SER, autobuses más limpios y en 2014 un sistema de alquiler de bicicletas.
  • Parquímetro en zona de bajas emisiones

    Parquímetro en zona de bajas emisiones
    Juan Luis Jaén

  • Un parquímetros en la zona de bajas emisiones

    Un parquímetros en la zona de bajas emisiones
    Juan Luis Jaén

En Madrid se puede hablar de 'centro' para referirse al distrito, al interior de la M-30, a la almendra central... Diferentes ámbitos según a lo que uno se quiera referir. Desde hace unos años, el Ayuntamiento ha delimitado otro para aplicar medidas que reduzcan la contaminación. Se trata de la ZBE. Según explica la directora general de Sostenibilidad del Ayuntamiento, Elisa Barahona, se trazó atendiendo a un estudio de la Universidad de Alcalá sobre la zona con mayores concentraciones de contaminantes, precisamente para concentrar las medidas para reducirlos. La ZBE está delimitada por las calles Plaza de Castilla, Mateo Inurria, Pío XII, Príncipe de Vergara, Francisco Silvela, Doctor Esquerdo, Méndez Álvaro, Bustamante, Ferrocarril, Embajadores, Ronda de Toledo, Gran Vía de San Francisco, Bailén, Cuesta de San Vicente, Plaza de España, Princesa, Alberto Aguilera, Blasco de Garay, Cea Bermúdez y Bravo Murillo (ver plano).

En un primer momento, esta zona se pensó para restringir la entrada de vehículos, como se recogía en el Estrategia de la Calidad del Aire para 2008, pero tiempo después se rechazó esta idea. El exalcalde, Alberto Ruiz Gallardón, y Ana Botella, como delegada de Medio Ambiente, dieron marcha atrás y reconocieron que en sus planes no entraban medidas severas de limitación de entrada de vehículos por antigüedad u otros criterios. No obstante, en 2009 esta zona dio un paso más con su creación oficial.

A día de hoy la zona de bajas emisiones es donde se concentran algunas de las medidas contenidas en el Plan de Calidad del Aire para 2015, con el que pretende cumplir con la normativa europea en esa fecha, pero que no ha sido aceptado por la Comisión para concederle la moratoria al Ayuntamiento y evitar así posibles sanciones por superar los límites legales. 

Las medidas que se están aplicando hasta ahora son la subida de un 10 por ciento en la tarifa del SER en esta zona, con la que se costean otras actuaciones como la creación de la M-10, un anillo para transporte público y bicicletas que acaba de terminar de 'dibujarse'; la creación de un sistema de alquiler de bicicletas y la inclusión progresiva de autobuses 'limpios' hasta llegar al 100 por cien en 2015.

En un primer momento, el sistema de alquiler de bicicletas se quedará en la zona más céntrica de Madrid, pero está previsto que se extiendae después y pase de las 1.600 bicicletas que habrá disponibles cuando empiece a funcionar a 4.000, según indica Barahona. Los nuevos ciclistas que se animen a usar el sistema público y los que ya venían usando este medio de transporte disponen también de nuevos ciclocarriles (vías compartidas para bicis y vehículos a motor limitadas a 30 kilómetros/hora) en el primer cinturón de la ciudad, con la nueva M-10, y desde 2014 habrá una red de 70 kilómetros de estos carriles.

Por su parte, la EMT también está implicada en este plan, ya que su flota es una parte importante del tráfico de la ciudad. En concreto, circulan 990 autobuses de la EMT por la ZBE y el objetivo es que en 2015 el 100 por cien de los mismos sean 'limpios', es decir, con tecnologías que reduzcan las emisiones contaminantes. Así a diciembre de 2013, un 89,7 por ciento de esos autobuses ya eran de tecnologías limpias, con 316 unidades que cumplen las normativas más estrictas o a los que se han instalado catalizadores para reducir su impacto, 552 de gas natural, 10 híbridos y 10 eléctricos. Mientras, en el resto de la ciudad, la flota verde supone un 60,1 por ciento.

La responsable de Sostenibilidad del Ayuntamiento asegura que estas medidas, y otras que se están tomando en toda la ciudad, ya se están empezando a notar en la reducción de la contaminación y da un dato: en 2011 había 15 estaciones de medición que superaban los límites legales y este 2013 por ahora hay tres (también hay que tener en cuenta las condiciones climáticas y la crisis para valorar estos datos). "El 80 por ciento de las estaciones está dentro de la ZBE", explica.

Más información:

Plano de la zona de bajas emisiones
Ya está lista la M-10 ciclista
La bicicleta pública estará en mayo de 2014
Las bicicletas públicas de Madrid serán eléctricas
Los autobuses más limpios circularán por el centro

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios