www.madridiario.es

La patria contratista

lunes 25 de noviembre de 2013, 13:54h

A media mediados de los 70 en Argentina se empezó a utilizar el concepto de "patria contratista" o "patria contratista y financiera" para definir un grupo de grandes empresas proveedoras del Estado que sacaban sus beneficios de los grandes contratos estatales, de las privatizaciones, de la especulación y los subsidios, siempre a la sombra del poder político.

Hace tiempo que creo que es el mejor término con el que podemos definir el capitalismo mafioso español. Ese capitalismo de maletín, contrato público y fuga de capitales que ha dado como resultado un grupo de bancos, empresas constructoras, energéticas y grupos mediáticos que son el eje vertebrador de nuestra economía. Más que eso, se han convertido en una especies de "Estado profundo", fuertemente vinculado al bipartidismo y la corona.

Madrid es una digna capital para esa "patria contratista". Pese a lo barroco de la corrupción valenciana, Madrid ha sido la capital del expolio. Lo ha sido por la cantidad de lo facturado (legal o ilegalmente) y porque ha sido, sin duda, desde donde se ha dirigido políticamente. Durante años un puñado de constructoras se han repartido suelos y ladrillos, obra civil, todo tipo de contratos de servicios y hasta de servicios sociales. Por supuesto, los bancos y cajas lo han financiado y los grandes grupos mediáticos lo han aplaudido.

Los presupuestos del Ayuntamiento que ahora debatimos siguen por esa línea. Las cargas financieras (deuda más intereses) y el pago a empresas privadas de los servicios privatizados suponen más de la mitad del presupuesto municipal. La gran novedad son los seis grandes "contratos integrales" que van a concentrar buena parte de los servicios de competencia municipal y van a suponer lo fundamental del gasto en Capítulo 2, que actualmente ronda los 1.500 millones de euros al año. Como es normal, el volumen de estos contratos ha conseguido acabar con cualquier tipo de competencia y hace que se vayan a repartir entre el cartel de grandes empresas constructoras y sus filiales de servicios.

Ahora que se acercan las elecciones, el PP insistirá en promesas de rebajas fiscales con el mantra de que "donde mejor está el dinero es en el bolsillo de los madrileños". Es bueno recordar que el IBI ha subido en esta ciudad un 300% desde 2004. Querido ciudadano, cuando te toque pagarlo, recuerda que la mitad se lo llevarán directamente los diez o doce grandes bancos y constructoras que todos tenemos en la cabeza.

Jorge García Castaño

Delegado del Área de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid y concejal-presidente de Centro

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios