www.madridiario.es

La Policía Municipal inmoviliza 1.630 artículos peligrosos en un establecimiento del centro

Por MDO/E.P.
domingo 03 de noviembre de 2013, 13:30h
La Policía Municipal ha inmovilizado, en su campaña de inspección por Halloween, 1.630 artículos de fiesta y juguetes localizados en un establecimiento de la calle Magdalena por deficiencias en el etiquetado que homologa la calidad de los mismos y porque su uso pone en riesgo la salud de los consumidores, según ha informado el Ayuntamiento de Madrid en un comunicado.
Estos artículos, que han quedado precintados y a disposición de la autoridad judicial, se encontraban incluidos en la Red de Alerta del Instituto Nacional de Consumo y de diferentes comunidades autónomas por incumplimiento de las medidas de seguridad. 

La responsable del establecimiento ha sido imputada por un delito de fraude, estafa y falsedad, ya que los productos eran reetiquetados en el propio establecimiento para simular cumplir las homologaciones de la CE, independientemente de si estaban o no incluidos en la Red de Alerta. 

Los artículos inmovilizados estaban destinados principalmente a niños mayores de 36 meses, como muñecas con cabeza de frutas, muñecos luminosos, animales de peluche, vehículos y pelucas de colores altamente inflamables.  

El Ayuntamiento de Madrid ha señalado que, a través de los distintos departamentos de Consumo y Calidad y de Policía Municipal, mantiene una constante labor inspectora para garantizar la máxima protección de los consumidores frente a la venta de productos prohibidos o peligrosos. 

En el ámbito de estas labores de inspección, se desarrollan campañas específicas sobre productos de venta exclusiva en determinadas épocas del año, como disfraces y artificios pirotécnicos. 

Así, en estas fechas la vigilancia se centra en todo tipo de artículos susceptibles de ser usados en las fiestas y celebraciones de Halloween. Se vigila todo tipo de disfraces, juguetes, adornos y complementos, dulces, e incluso pequeños artefactos pirotécnicos que se utilizan con gran profusión en estas fiestas. 

En los controles se comprueba su adecuación a la legalidad vigente que garantiza que han superado los controles de calidad y homologación, que el etiquetado es correcto, y que no comportan riesgo de provocar accidentes imputable a su fabricación y distribución.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios