www.madridiario.es

Cospedal atribuye a Bárcenas el control de las donaciones

Por MDO/E.P.
miércoles 14 de agosto de 2013, 17:23h

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal ha asegurado que el control de las donaciones correspondía a la tesorería y ha negado el cobro de sobresueldos en su declaración ante el juez Ruz en la causa de la presunta contabilidad B de su partido, en el denominado 'caso Bárcenas'. Además, Cospedal ha asegurado que no intervino en la salida de Bárcenas del PP, que se pactó en una reunión del extesorero con Rajoy y Javier Arenas.

  • María Dolores de Cospedal a su salida de la Audiencia Nacional

    María Dolores de Cospedal a su salida de la Audiencia Nacional
    Kike Rincón

  • Manifestantes en la Audiencia Nacional durante la entrada de María Dolores de Cospedal, secretaria general del Partido Popular

    Manifestantes en la Audiencia Nacional durante la entrada de María Dolores de Cospedal, secretaria general del Partido Popular
    Kike Rincón

  • Afectados por las preferentes manifestándose en la entrada de la Audiencia Nacional

    Afectados por las preferentes manifestándose en la entrada de la Audiencia Nacional
    Kike Rincón

  • Manifestantes pidiendo la dimisión de María Dolores de Cospedal, secretaria general del Partido Popular, enfrente de la Audiencia Nacional

    Manifestantes pidiendo la dimisión de María Dolores de Cospedal, secretaria general del Partido Popular, enfrente de la Audiencia Nacional
    Kike Rincón

  • Un grupo de apoyo a María Dolores de Cospedal, secretaria general del Partido Popular, en la entrada de la Audiencia Nacional

    Un grupo de apoyo a María Dolores de Cospedal, secretaria general del Partido Popular, en la entrada de la Audiencia Nacional
    Kike Rincón

Cospedal ha afirmado ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que ella no tuvo que ver con la fijación de la condiciones de la salida de Luis Bárcenas del PP y, aunque ha negado haber tenido conocimiento de reunión de marzo de 2010 en la que se pactaron, posteriormente se enteró de sus detalles, que entiende que fueron acordados con el presidente del partido, Mariano Rajoy, y su antecesor en el cargo y actual secretario general Javier Arenas. De hecho, Cospedal ha reconocido que tenía una mala relación con el extesorero del PP y que desde 2009 dicha relación es "inexistente", según aseguraron fuentes presentes en la declaración.

 

 

En términos generales, De Cospedal ha negado la existencia de contabilidad B en el partido y haber cobrado sobresueldos en negro y, en la linea de lo afirmado este martes por sus antecesores en el cargo, Francisco Álvarez Cascos y Javier Arenas, ha reconocido que el control de las donaciones correspondía en exclusiva a la Tesorería de la formación y que no existían protocolos ni mecanismos para verificar el cumplimiento de la ley.

Fuentes cercanas a la secretaria general han explicado que la dirigente popular explicó que la "gestión ordinaria de los ingresos y gastos" del Partido son "labores exclusivas del tesorero y gerente del partido" y en este sentido, precisó que dicha competencia, "según los estatutos del Partido Popular, no recae en la Secretaria General". Sobre este aspecto insistió en que la gestión diaria corresponde al tesorero y gerente, que son nombrados en los Congresos del Partido. No obstante, según han señalado las acusaciones al término de la declaración lo dicho por De Cospedal, no sólo contraviene lo señalado en la Ley General Electoral y la Ley de Partidos Políticos, sino también los propios Estatutos del PP, cuyos artículos 35 y 42 establecen claramente, según esta parte, que la última competencia de control sobre las donaciones la ostenta la Secretaría General y el Comite Ejecutivo Nacional.

También ha sorprendido a las acusaciones, tal y como ha señalado el abogado de IU Enrique Santiago al término de la comparecencia, que De Cospedal haya manifestado que le "extrañaría" que tuviese que existir un registro de DNI de donantes del partido.

Contradicción con sus antecesores

Además, y según las acusaciones, la actual secretaria general del PP, habría entrado en contradicción con sus antecesores en el cargo al negar taxativamente la existencia en el PP de una comisión de infraestructuras que asesoraría sobre las obras públicas a incorporar a los programas electorales. Francisco Álvarez-Cascos dijo este martes que conocía su existencia, al igual que otro de los imputados en el caso, el empresario y supuesto donante Antonio Vilela.

En un momento de su comparecencia, De Cospedal ha sido inquirida por el propio Ruz sobre el relato de Bárcenas acerca de una supuesta donación de 200.000 euros en 2007 al partido popular manchego, que ella presidía entonces, a cambio de la obtención de una contrata en el Ayuntamiento de Toledo. Tras negar De Cospedal su participación en este asunto, el juez ha impedido a las partes seguir preguntando por el tema, por "prudencia procesal", tras alegar que existen personas relacionadas con estos hechos que son aforadas ante otros órganos judiciales. Se trataría del actual presidente de las cortes manchegas, Vicente Tirado, quien según Bárcenas fue uno de los que pactaron la comisión con el adjuditario que era Sacyr.

Los afectados por las preferentes piden la dimisión de Cospedal

Cospedal ha abandonado la Audiencia Nacional en torno a las 13.15 horas y, ante las preguntas de los periodistas sobre el desarrollo de su citación, se ha limitado a contestar "muy bien". A su salida de la sede judicial, se ha repetido la escena que ha tenido lugar a las 09.30 horas de este miércoles cuando la dirigente 'popular' ha llegado a la Audiencia. Dos grupos de una treintena de personas seguían con sus gritos a favor y en contra de la dirigente del PP, frenados por un cordón policial. A estos manifestantes se han sumado desde las 13.00 horas un grupo de unas 15 personas provenientes del desahucio de Ofelia Nieto, que ha quedado aplazado por motivos de "seguridad".

A las 09.30 horas de este miércoles, una veintena de manifestantes afectados por las preferentes de Bankia han aguardado la llegada de Cospedal en la calle Prim, donde se encuentra la entrada a la Audiencia Nacional, con carteles pidiendo su dimisión y entre gritos reclamando su ingreso en la cárcel de Soto del Real. Junto a ellos se ha situado otra veintena de jóvenes simpatizantes del PP, que han aplaudido y jaleado a la 'número dos' del partido. Todos ellos han sido retenidos por la Policía Nacional, lo que ha provocado que los ánimos se encendieran en el momento de la llegada de la secretaria 'popular', aunque todo se ha quedado en un enfrentamiento verbal. 

Más información:

Cascos y Arenas admiten falta de control en las donaciones al PP

 

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios