www.madridiario.es
Alberto de Santos
Alberto de Santos

Alberto de Santos: "Debería de existir subvenciones públicas para proyectos de investigación de patentes"

miércoles 07 de agosto de 2013, 10:33h

Entrevista a Alberto de Santos Sierra. Investigador del Grupo de Biométrica, Bioseñales y Seguridad del Centro de Domótica Integral de la Universidad Politécnica de Madrid. Accésit IX Premio madri+d a la Mejor Patente.

 

 ¿Cual es la naturaleza y los aspectos distintivos de la invención que ha patentado?

Esta patente protege un sistema de detección de estrés basado en dos señales fisiológicas como son la tasa cardiaca y la conductancia de la piel. En otras palabras, la naturaleza de esta patente está dentro del campo de la biomedicina.

Los aspectos distintivos de la invención se basan en el hecho de que este sistema de detección de estrés permite conocer la reacción de una determinada persona ante un estímulo externo, y saber al instante si dicho estímulo le ha supuesto una alteración anímica (si le ha estresado). Otro aspecto distintivo reside en que las operaciones matemáticas que necesita el método, modela el comportamiento de la persona en diferentes estados, proporcionando así tasas de acierto cercanas al 100% sin necesitar un hardware específico y complejo.

¿Qué soluciones aporta y en qué campos o sectores es de aplicación? ¿Qué beneficios reporta su invención a la sociedad?

Los sectores de aplicación son ilimitados, pero se centran en cuatro escenarios. En primer lugar, el entrenamiento de fuerzas especiales como pueden ser los policías o los bomberos para poder actuar de forma adecuada en situaciones donde el ser humano se vea expuesto a momentos realmente estresantes. Dicho entrenamiento podrá mejorar el comportamiento del miembro de la fuerza especial para que actúe de forma adecuada.

Por otro lado, otro escenario de aplicación es la seguridad vial. Un sistema de detección de estrés puede detectar que una persona se quede dormida al volante, con las consecuencias obvias que eso conlleva, no sólo como protección del individuo que conduce, si no para el resto de conductores de la vía.

La monitorización de ancianos es también un caso de aplicación. Está orientado especialmente a aquellas personas mayores con movilidad reducida que puedan sufrir un accidente en sus domicilios y no puedan avisar ni siquiera al servicio de atención de accidentes domésticos. En este caso, el sistema de detección de estrés podría indicar cuando una persona está sufriendo una situación estresante aunque el individuo no pueda comunicarlo.

Por último, un sector también importante es el de los videojuegos, donde un sistema de detección de estrés podría hacer las funciones de un detector de mentiras así como permitir al videojuego recibir feedback instantáneo sobre los nervios que está sufriendo el jugador. Esto permitirá una mayor comunicación con el videojuego y que éste último conozca los puntos débiles del jugador, haciendo que estos sean más interactivos.

No obstante, existen otros campos interesantes de aplicación como puede ser la domótica (una casa que pueda adecuar la iluminación, música, temperatura al estado anímico del usuario), detección de mentiras en un juicio, etc.

¿Ha recurrido a servicios profesionales para llevar a cabo la protección de su invención?

Por supuesto, concretamente la OTRI de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). Sin ellos esto no habría sido posible.

¿Qué valor adicional considera que ha obtenido con la patente?

El valor adicional que ha aportado la patente al grupo de investigación ha sido notorio. El hecho de que concedan una patente implica que la idea es innovadora no sólo en España sino también a nivel mundial. Implica que nadie antes ha realizado un sistema de detección de estrés de la forma que se ha realizado en la patente. Con lo cual, el valor adicional con respecto a una publicación o un congreso es claramente el reconocimiento de la innovación.

A nivel comercial o de relación con empresas suele proporcionar también un valor adicional en el sentido de poder permitir licenciar dicha patente para poder hacer uso de la tecnología protegida. De otra manera, habría que fijar marcos de colaboración complejos y no tan definidos como en una patente.

Desde su perspectiva como investigador de un centro público de investigación, ¿qué medidas considera necesarias para fomentar la protección de los resultados de la investigación y su comercialización?

Para la realización de una patente se requiere esencialmente un esfuerzo por no difundir ningún tipo de información hasta que se presenta la patente. Dicho esfuerzo de no difusión hace que no se puedan publicar resultados parciales ni en revistas internacionales ni en congresos especializados, hecho por el cual se evalúa al personal investigador de los centros públicos de investigación. De hecho, en el caso de la línea de detección de estrés de nuestro grupo de investigación, las publicaciones han sido sustancialmente menores y más tardías que las de otras líneas de investigación.

Una medida interesante podría ser el facilitar la redacción de esas memorias para que la presentación de la patente sea rápida y se pueda continuar con el proceso de divulgación científica.

No obstante, he de decir que a nivel de normativa, apoyo y ayuda económica estoy muy satisfecho por parte de la OTRI de la UPM, los cuales siempre han estado disponibles en todo momento y que han sido vitales en el proceso de realización de la patente.

Con respecto a la comercialización de las tecnologías patentadas, la UPM posee también un servicio encargado de dar visibilidad a dichas patentes e incluso forma a sus autores/inventores para la comercialización de las mismas. En este aspecto, estoy ampliamente satisfecho.

¿Desde dónde considera que deben de existir: en la institución donde se trabaja, en la Administración Pública correspondiente...?

Con respecto a la única medida que no encuentro satisfecha como es la redacción de la memoria de la patente, creo debería de existir un proceso similar al de subvención pública para proyectos de investigación, pero aplicado a las patentes. Es decir, que se presente un boceto breve de la patente, con el alcance y campo de aplicación (por ejemplo), y que en función de su interés comercial, competitividad e innovación se financie la redacción de las mismas, así como su proceso completo. De esta manera se liberaría a las OTRI de la cantidad de solicitudes de patentes existentes, y aquellas patentes que sean más competitivas puedan ser llevadas por empresas privadas existentes para tal fin.

Y en caso de que no fueran elegidas, pudiesen continuar su proceso natural mediante la OTRI universitaria.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios