www.madridiario.es
Foto de familia de los premiados
Foto de familia de los premiados

La Asociación de la Prensa premia a los mejores periodistas de 2012

Por MDO
martes 18 de junio de 2013, 18:08h
La Asociación de la Prensa de Madrid entregó en la mañana de este martes sus premios 2012 en la Real Casa de Correos. La entrega de los galardones sirvió para reinvidicar el papel del periodismo y lamentarse por una situación que ha dejado desde 2008 fuera del mercado laboral madrileño a casi 5.000 periodistas.
La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha entregado sus premios de periodismo 2012, en una gala en la que la profesión ha lamentado el mal momento que se viveen la profesión y ha reivindicado el papel del periodismo en un sistema democrático.Carmen del Riego, presidenta de la APM aseguró que no hay mucho que celebrar porque la situación de la profesión periodística "no nos permite muchas alegrías". Del Riego recordó que desde 2008 se han cerrado, solo en Madrid, 108 medios, se han ejecutado 36 expedientes de regulación de empleo y se han acometido 88 procesos de despidos, que han dejadoen total a 4.994 trabajadores sin empleo en el sector. La presidenta hizo una mención especial los ERE de Telemadrid, Agencia EFE, Unidad Editorial y El País, el cierre de ABC Punto Radio y de la filial española de RBI.

A pesar de la situación del sector, la presidenta advirtió de que no todo es negativo y "ni el pesimismo debe inundarnos" y puso como ejemplo a los periodistas que están creando sus propios medios con "el objetivo de que los ciudadanos puedan seguir contando con la información a la que tienen derecho". "El periodismo no está muerto, por mucho que a algunos les gustaría firmar su acta de defunción y no lo está mientras el 70 por ciento de los ciudadanos sigan queriendo informarse todos los días", según indicó el pasado mes de marzo una encuesta realizada por el CIS.

Los premiados en esta edición, la número 74,, que. como en años anteriores, se celebró en la Real Casa de Correos, sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, fueron José Antonio Zarzalejos, premio Rodríguez Santamaría; José Yoldi, premio Víctor de la Serna; Carlos Alsina, premio Javier Bueno; Mar Cabra, premio Larra, y Pablo Herráiz, Luis Fernando Durán y Quico Alsedo periodistas de la sección de Madrid de "El Mundo",que recibieron el premio Francxos Rodríguez.

Zarzalejos, actual colaborador de El Elconfidencial.com, "La Vanguardia" y la Cadena Ser, aprovechó su discurso para recordar a los "miles de compañeros a los que la crisis, los malos gestores y los editores descreídos han arrebatado sus puestos de trabajo, aunque no su ilusión por ejercer, en palabras de Gabriel García Márquez, el mejor oficio del mundo". El premiado se mostró convencido de que "vendrán tiempos mejores y, a la espera de ellos, nuestra profesión está llamada a resistir". También agradeció que se le otorgase el premio en un momento en el que no tiene ningún cargo, sino que trabaja como periodista freelance.

Por su parte, José Yoldi, premio Víctor de la Serna por ser el autor del trabajo de investigación publicado en El País sobre el juez Carlos Dívar que llevó a dimitir a este juez como presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial,, dijo sentirse feliz con su galardón con el que la APM "premia el periodismo de siempre, crítico e incómodo con el poder". Dedicó el premio a "los periodistas que todavía quedan en Miguel Yuste -donde se ubica la redacción de 'El País'-, a los 129 que ya no estamos -en alusión al expediente de regulación de empleo ejecutado hace unos meses en el diario que le afectó a él- y, en especial, a Julio Martínez Lázaro, cómplice y maestro de periodistas de tribunales". Yoldi mencionó a los propietarios del periódico del grupo Prisa diciendo que "37 años dando lecciones a los demás de cómo se deben hacer las cosas y, luego, cuando les toca a ellos, lo hacen como todos o peor".

En la entrega del galardón, Carlos Alsina, premio Javier Bueno "por haber innovado los contenidos de un formato radiofónico que peca muchas veces de encosertado en La Brújula de Onda Cero, reivindicó la buena tertulia periodística y "al tertuliano capaz". Para el radiofonista, como así se definió, el tertuliano capaz es el que sabe lo que dice y escucha lo que dicen los demás. Finalizó su intervención pidiendo autocrítica y advirtiendo de que "los gobiernos son insaciables y al único periodista que le gustan es el que le baila el agua". Por su parte, Mar Cabra, premio Larra, galardón que se concede al periodista menor de 30 años que más se haya distinguido durante el año, agradeció el premio a todo el que ha creído en ella y coincidió con Carmen del Riego en que "es un gran momento para hacer periodismo porque somos más necesarios que nunca".

Por último, Pablo Herráiz, Luis Fernando Durán y Quico Alsedo, periodistas de "El Mundo" recibieron el Premio Francos Rodríguez, que se concede en reconocimiento a un trabajo o trayectoria profesional periodística relacionada por Madrid "por sus investigaciones sobre la tragedia del Madrid Arena. Herráiz recordó a las cinco jóvenes que fallecieron en la tragedia -María Teresa Alonso, Rocío Oña, Cristina Arce, Katia Esteban y Belén Langdon- y expresó su deseo de que "ojalá no nos hubiesen dado este premio y ellas estuvieran vivas". No se entregó el premio Mguel Moya, que se concede en reconocimiento a una labor amplia y destacada dentro del campo periodístico, realizada por una persona no específicamente periodista, ya que el jurado lo declaró desiero.

El acto fue cerrado por el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Gonzalez, quien recogió las críticas y dijo compartir el malestar por los ERE, al mismo tiempo que asumió su parte en el ejecutado en Telemadrid pero también indicó que "tenemos la obligación de hacerlos sostenibles". Destacó el papel de los periodistas que con su labor ejercen influencia en los ciudadanos haciéndolos más libres. Defendió una prensa libre y plural y recordó "la gran responsabilidad" que tienen los periodistas porque en una sociedad democrática es muy importante el papel que juegue una prensa "veraz y plural" para que sus ciudadanos "sean más libres y forjen una opinión propia". El presidente madrileño indicó que al igual que el grado de libertad de un país tiene que ver con el grado de libertad de su prensa. "El nivel moral de un país está relacionado con el grado de veracidad de su prensa, que debe trabajar con rigor", aseguró. Por último tuvo un recuerdo a los periodistas que han perdido su vida por desempeñar su trabajo y a todos aquellos que están retenidos y amenazados por el mundo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios