www.madridiario.es

El consejero de Transportes recuerda que el Estatuto madrileño también recoge esta competencia

Lamela luchará porque Madrid 'no sea de peor condición que otras regiones' en el tema de los Cercanías

Lamela luchará porque Madrid "no sea de peor condición que otras regiones" en el tema de los Cercanías

martes 11 de septiembre de 2007, 00:00h
El consejero de Transportes, Manuel Lamela, ha advertido que la negación de las Cercanías a Madrid es "un agravio y una discriminación clara" frente al sí del Gobierno estatal a Cataluña. Achaca el aparente cambio de idea de José Luis Rodríguez Zapatero a la presión de los sindicatos, que han anunciado huelgas si se produce el traspaso y ha anunciado que el Ejecutivo regional luchará por  "la gestión directa" porque "el Estatuto de Madrid así lo contempla".
"No vamos a consentir que para Cataluña valga una cosa y para Madrid otra , ni vamos a consentir tampoco el ser, ni en esto ni en nada, de peor condición que otras comunidades". Así ha expresado el consejero Manuel Lamela su decisión y la de la presidenta regional de luchar por la gestión total de las Cercanías de Renfe. En su reunión de este lunes con el presidente del Gobierno Esperanza Aguirre sólo logró una participación de la Comunidad de Madrid en la planificación de las inversiones, a pesar de que todo apuntaba a que se produciría el "sí de José Luis Rodríguez Zapatero, el mismo sí que dio a Cataluña.

Lamela duda de que se trate de una postura meditada sino más bien "un cambio sobre la marcha motivado por la presión sindical", a la vista de las reacciones de colectivos de trabajadores que han anunciado convocatorias de paros en los "Si es así -ha dicho- un gobierno no puede estar coaccionado por los sindicatos en una cosa tan importante".

Después de insistir en que Madrid va a "trabajar porque la participación anunciada se transforme en una cesión", Lamela le ha recordado a la ministra de Administraciones Públicas, que actuó como portavoz del Gobierno en la reunión de este lunes,  algo "que es una obviedad" y es que "el Estatuto de Madrid contempla la competencia exclusiva de la Comunidad en los trenes que discurren por la región", lo que prueba que "es falso el argumento de que a Cataluña 'sí' porque modificó su estatuto,  y a Madrid 'no' porque no lo ha modificado. Es radicalmente falso, Madrid tiene competencias y es un argumento que pretende confundir a la opinión pública".

M-50
En cuanto al posible malentendido sobre el trazado de la M-50, Lamela ha recordado que en la reunión de este lunes el presidente dio el visto bueno al proyecto que la presidenta tiene y que prevé su soterramiento bajo el monte de El Pardo.  "Zapatero debería conocer ese proyecto por la ministra de Fomento pero si después de la reunión ha cambiado de idea o no tenía conocimiento sobre el tema del que estaba hablando, eso yo no lo sé".

Lamela ha reconocido que el trazado de la Comunidad es inevitable, como lo demuestra su irónico comentario: "Yo no sé si el Gobierno pretende hacer la M-50 atravesando la provincia de Segovia o a lo mejor la de Burgos" pero es "un proyecto fundamental para conectar las autovías A-1 y A-6". Según Lamela, "el señor Rodríguez Zapatero, las Ministras de Fomento y de Administraciones Públicas, los sindicatos y los ecologistas pueden estar absolutamente seguros de si nosotros hacemos el proyecto vamos a ser absoluta y escrupulosamente respetuosos con el medio ambiente".

Cuatro cartas para hospital en lugar de cárcel
Fruto de la reunión de este lunes Madrid ha conseguido la cesión -esta vez, sí- de los terrenos de la cárcel de Carabanchel donde se podrá construir el segundo hospital que levante la Comunidad en el último cuarto de siglo en la capital, tal y como ha explicado el consejero de Sanidad en la presentación de la campaña de la vacunación contra la gripe. Juan José Güemes ha recordado que el compromiso del Gobierno de Zapatero llega después de las cuatro cartas que en los últimos meses hemos enviado al Ministro del interior -dos su predecesor, Manuel Lamela, y otras dos él mismo-.

Además, Güemes se ha referido también a la "limitación desfasada" del 'numerus clausus' o limitación de estudiantes que pueden cursar medicina en las facultades españolas. "Hay una escasez de médicos y profesionales sanitarios en Madrid -ha dicho el consejero de Sanidad- y eso significa que hay que empezar a trabajar ya porque formar a un médico requiere no menos de 10 años".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios