www.madridiario.es

En Arenal una zona de "coexistencia" permitirá el paso de vehículos

La peatonalización de Montera y Arenal alivia a Sol de las obras

La peatonalización de Montera y Arenal alivia a Sol de las obras

martes 12 de diciembre de 2006, 00:00h

Acabada la primera fase de peatonalización de Montera y Arenal, la Puerta del Sol se libera de una pequeña parte de  las obras que la invaden desde hace tres años. Todavía quedan, y por mucho tiempo, las del Ministerio de Fomento, que construye el segundo túnel de la risa, y con ese telón de fondo se vivirán esta Navidad las doce campanadas. Quizá por ello muchos vecinos de este rincón emblemático han felicitado al alcalde, en la visita que Alberto Ruiz-Gallardón ha realizado al centro, por estos trabajos que "devuelven Madrid a sus ciudadanos", ha dicho.

Apenas unos pocos de los 16.000 coches que pasaban diariamente por la calle Arenal lo harán ahora que ha concluido parte de su peatonalización total, entre la Puerta del Sol y la calle Hileras. Sólo podrán hacerlo por la de Bordadores aquellos que quieran acceder a los aparcamientos de El Corte Inglés y Descalzas y siempre al ritmo del peatón, que será quien "permita el paso a los vehículos". Así lo ha dicho el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, en la visita que ha realizado a los trabajos concluidos de peatonalización de las calles Montera y Arenal.

La primera fase de ambas obras se ha finalizado, según el Ayuntamiento, un mes antes del plazo previsto. En Montera se ha recuperado 1.300 metros cuadrados de espacio para el viandante entre la misma Puerta del Sol y la calle Aduana. Con una inversión de 466.000 euros se ha dotado a la calle, además, de 16 nuevos árboles en alcorques a ras de acera. En su recorrido por este tramo de vía el alcalde, acompañado de la concejala de Medio Ambiente, Paz González, y de Movilidad, Pedro Calvo, ha saludado efusivamente a vecinos y transeúntes, muchos de los cuales le han felicitado por las obras.

En medio de este baño de multitudes ha observado los edificios de Montera, algunos retranqueados, algo que, como ocurre a menudo en Fuencarral y Hortaleza, "deberíamos revisar y cambiar", ha dicho. En su paseo también ha estado acompañado por el presidente del presidente de Cecoma, Salvador Santos Campano, a quien le ha transmitido su deseo de "regenerar el comercio de esta zona para homologarla al resto".

Y de Montera a Arenal pasando por una desconocida Puerta del Sol, invadida de grúas, a pesar de lo cual será el habitual lugar de encuentro para celebrar las doce campanadas, el próximo 31 de diciembre. Las obras de Arenal comprenden el tramo que va desde Sol hasta la calle Hileras y han supuesto una inversión de 1,3 millones de euros. Además de los 3.900 metros cuadrados de pavimento en tres colores, los 55 árboles y el espacio ganado al tráfico rodado, esta vía ha conservado un espacio de "coexistencia", según Gallardón, por el que podrán transitar los coches que quieran acceder a los aparcamientos de Descalzas y El Corte Inglés.

Será por la calle Bordadores hacia San Martín, y eso sí, al paso del peatón. La segunda fase de obras, que comenzará en febrero y durará dos meses y medio prolongará el espacio peatonalizado hasta la plaza de Isabel II. En este tramo el espacio de "coexistencia " será desde la calle Hileras, desde donde los vehículos podrán girar hacia la citada plaza por Arenal. Precisamente este sistema de  coexistencia podría ser utilizado, según ha podido saber Mdo,  como fórmula para peatonalizar la calle Mayor ya que permitiría el tránsito de los taxis, principales perjudicados del corte de este eje urbano.

En su paseo, Gallardón ha recordado que la recuperación de Montera y Arenal se suma a otras actuaciones ya conlcuidas, en ejecución, o en proyecto para crear vías peatonales que comuniquen tanto por la plaza de Santo Domingo como por la Puerta del Sol, la Gran Vía con la Plaza de Oriente y, "desde allí acceder a un recuperado río Manzanares".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios