www.madridiario.es

Pinilla cuenta con uno de los campamentos de Neandertales más importante de Europa

En busca del madrileño más antiguo en Pinilla del Valle

En busca del madrileño más antiguo en Pinilla del Valle

Por Mª Carmen Cruz Martín
martes 21 de agosto de 2007, 00:00h
Hace 90.000 años la Sierra Norte de Madrid se convirtió en el lugar elegido para vivir por los primeros homínidos conocidos de la región. Por aquel entonces, en Pinilla del Valle convivían hombres de Neandertal junto con hienas, rinocerontes, gamos, osos y lobos. Desde hace seis veranos un equipo de profesionales y estudiantes del Paleolítico excavan en la zona en busca de restos de nuestros antepasados más antiguos.
Pinilla del Valle, a 90 kilómetros de la capital, cuenta con tres yacimientos con una antigüedad de entre 140.000 y 50.000 años.

La Cueva del Camino, el Abrigo de Navalmaillo y la Cueva de la Buena Pinta tienen las claves de lo que fue el Pleistoceno en la región y de cómo vivieron los primeros madrileños. "En Pinilla tenemos el yacimiento del hombre de Neandertal más importante de Europa", afirma el director del Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid y uno de los directores de las excavaciones , Enrique Baquedano.

De los tres yacimientos de Pinilla del Valle es el de Abrigo de Navalmaillo el que más datos está aportando sobre los primeros habitantes de la Sierra Norte. "Aquí hemos encontrado hogares con restos de industria lítica, donde predominan puntas musterienses y raederas. Pero también hemos encontrado restos del consumo de Neandertales, de los animales que comían, como rinocerontes, por los que sentían especial predilección", explica Baquedano.

Si ahora podemos conocer de forma tan exhaustiva la vida de hace miles de años es gracias a que la zona estaba llena de cuevas donde vivían los primeros madrileños y los animales con los que convivían. Las cornisas de esas cuevas, con el tiempo, se cayeron y dejaron protegidos los yacimientos. "Nos hemos encontrado las cuevas como las dejaron abandonadas aquellos hombres de hace 50.000 años", señala Baquedano.

Estos primeros pobladores se vieron obligados a dejar Pinilla del Valle porque empezó a hacer mucho frío y se empezaron a formar los glaciales. "En los yacimientos podemos ver también cómo ha ido cambiando el clima y cómo fue el último interglacial.", asegura el catedrático de geología y otro de los directores de la excavación, Alfredo Pérez.

Pero los restos fósiles de esos hombres sólo se han encontrado en el yacimiento de Cueva del Camino, donde aparecieron un molar y un premolar de un Neandertal. "Los huesos humanos están aquí en este yacimiento porque esto era un cubil de hienas, y posiblemente fueron ellas quienes trajeron al hombre hasta aquí para comérselo", indica otro de los directores de la excavación y director también del yacimiento de Atapuerca, Juan Luis Arsuaga.

"No se han encontrado mucho más restos de homínidos, porque entre los Neandertales no había costumbre de enterramientos y además, porque la zona está llena de carnívoros que eran los depredadores naturales de los humanos", advierte Baquedasano. Por el momento, la Cueva de la Buena Pinta no ha aportado datos nuevos de los Neandertales. "En la Buena Pinta todo está recién excavado y puede tener mucho desarrollo, de ahí su nombre", afirma Pérez.

Las excavaciones
Ya van seis campañas de excavaciones en la margen derecha del río Lozoya, desde que la Comunidad de Madrid iniciara las primeras prospecciones. Sin embargo, el primer yacimiento que se descubrió fue el de la Cueva del Camino en 1979. Las obras del Canal Isabel II permitieron descubrir una de las páginas de la historia de Madrid.

En 2002, la Comunidad de Madrid decidió crear un equipo interdisciplinar formado por arqueólogos, geólogos y paleontólogos para estudiar la zona. En la campaña de este año, que se desarrolla entre el 15 de agosto y el 15 de septiembre, trabajan casi un centenar de personas de la Universidad Complutense, de la Rovili i Virgili y del equipo de las excavaciones de Atapuerca (Burgos) y el Ejecutivo madrileño ha invertido 132.000 euros.

Alfredo Pérez, Javier Hernández, Gema Ramírez, Concha Guerra, Juan Luis Arsuaga y Enrique Baquedano (de izq. a dcha.) Todos los hallazgos de Pinilla del Valle podrán ser visitados en breve, gracias a que la Comunidad de Madrid está preparando un centro de interpretación paleontológica. "Ya están muy adelantadas las negociaciones para comprar el suelo y poner en marcha el que será el primer centro regional que permitirá dar a conocer a los madrileños y poner en valor la riqueza paleontológica con que cuenta Madrid", informa la viceconsejera de Cultura y Turismo, Concha Guerra, que visitó este martes las excavaciones arqueológicas, junto con el viceconsejero de Deportes, Javier Hernández, y la alcaldesa de Pinilla, Gema Ramírez.

"El centro de interpretación es imprescindible para conocer lo que encontramos aquí, porque cuando nos preguntan qué encontramos, la respuesta es huesos fósiles y utensilios del Neandertal arcáicos, poco conocidos porque son escasos los restos de estos homínidos", concluye Arsuaga.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios