www.madridiario.es

Francisco Sánchez López, Defensor del Discapacitado de Alcorcón

'La sociedad debe aceptar a los discapacitados como son'

"La sociedad debe aceptar a los discapacitados como son"

miércoles 15 de agosto de 2007, 00:00h
Francisco Sánchez López se ha convertido a sus 56 años en el Defensor del Discapacitado de Alcorcón. Representa a más de 6.200 personas de este municipio y en parte, aunque no aspira a ello, a todos los discapacitados de Madrid. Habla de normalización en vez de integración porque “la sociedad debe aceptar a los discapacitados como son”, una “utopía” que espera alcanzar poco a poco con su trabajo. Metido desde hace 32 años en ‘follones’ para defender a este colectivo, ha contado con el apoyo de toda la ciudad para que los derechos de estos hombres y mujeres con problemas físicos, psíquicos o sensoriales estén más protegidos que nunca.
¿Cómo ha llegado Francisco Sánchez López a ser el Defensor del Discapacitado de Alcorcón?
En 1973 tuve una hija con síndrome de down y desde entonces he estado metido en todos los ‘follones’ derivados de las asociaciones de discapacitados. Aquí, en Alcorcón, se hizo una coordinadora de estas asociaciones en la cual ingresaron aquellas en las que yo formaba parte y me convertí en vicepresidente, tesorero… Desde entonces, he tenido mucho contacto con todo tipo de administraciones y agrupaciones de vecinos y discapacitados. Así, en 1998, se empezó a solicitar que se creara un defensor para este colectivo.

¿Por qué es necesario la creación de esta figura?
Hay muchas asociaciones diferentes y distintos tipos de discapacidad, cada uno con unos intereses que intentan prevalecer sobre otros. Por eso el preciso que esta figura sea para todo tipo de discapacitados y los represente por igual.

¿El hecho de que haya un Defensor del Discapacitado no quiere decir que algo va mal en cuanto a su integración en la sociedad?
Esa ha sido siempre mi idea: la normalización más que la integración. Esta última hace suponer que alguien tiene que acomodarse al sitio donde vive y la normalización indica que estas personas no tienen que integrarse dentro de la sociedad, es la sociedad la que tiene que aceptarlas como son porque forman parte de ella. Han nacido en esa sociedad y tienen todos los derechos y obligaciones como los demás que deben ser respetados. Y como eso a veces no ocurre, hemos hecho tanto hincapié de que haya un defensor que intente conseguir esta utopía.

¿Lo llama utopía?
Siempre he pregonado a los cuatro vientos que hay que conseguir que esa utopía se convierta en realidad en un futuro más o menos cercano. Por lo menos, aquí en Alcorcón la sociedad civil como la administración está mucho más concienciados que el resto del mundo. En esta ciudad hay unos avances sociales para estas personas muy importantes.

¿Tiene más responsabilidad por el hecho de que sea el primer Defensor del Discapacitado de Madrid? ¿Le gustaría que hubiera más?
Aquí en su momento hubo un defensor en Pinto en el año 2003 pero desde el 2005 no se ha vuelto a saber nada de él. Por eso se supone que soy el único que realiza esta tarea en Madrid y me gustaría, incluso, que hubiera más en la región. Sería bueno porque aquí se podría llevar a buen puerto todo lo que digo no sólo en un municipio sino en toda la Comunidad. También pienso que se podría aprovechar mucho mejor la nueva Ley de Dependencia.

Ya que saca el tema, ¿cómo ve la norma?
La Ley es buena en principio pero hay que involucrar más a los gobiernos de las comunidades porque, por ejemplo, aquí en Madrid no se ha desarrollado todavía como debería. Necesitaríamos que el Gobierno regional se involucrara mucho más y diera más medios materiales y profesionales.

¿A cuántos discapacitados representa en Alcorcón?
Ahora mismo en la ciudad tenemos registrados un total 6.216 discapacitados en menos o en mayor grado de los cuales 3.939 son físicos, 1.231 son psíquicos y 1046 son sensoriales.

¿Cuáles son los principales problemas que tienen?
Hay muchos que afectan a los tres grupos mayoritarios pero los problemas específicos son muy determinados. Por ejemplo, los físicos realmente tiene inconvenientes de accesibilidad para entrar en sus casas o para pasear por la calle; mientras los psíquicos tienen el problema del acceso laboral porque lo tienen muy difícil. Por último, los sensoriales, como los sordos, sobre todo se quejan de falta de puestos de trabajo y de las barreras de comunicación que tienen en la mayoría de los sitios, como cuando van al médico y nadie les comprende.

¿Desde que llegara al cargo, cuáles son las mayores quejas que le han llegado?
Lo que más llega son quejas de personas físicas que no pueden pasear bien por la calle o acceder a ciertos sitios porque alguien ha aparcado mal el coche.

Y una vez que llega esa queja, ¿cuál es el paso que da?
En principio les dirijo hacia donde pueden solucionar el problema. Si no la consiguen, en cuanto tenga montada una asesoría jurídica con abogados especializados empezaremos a poner denuncias y demandas.

¿Cómo le gustaría que recordaran su labor dentro de cuatro años?
Igual que ahora ya que todo el mundo parece que está a gusto conmigo (risas). La prueba es que en su momento –fue nombrado para el cargo el pasado 23 de mayo- todo el mundo votó a mi favor, tanto los de derechas como los de izquierdas así como las asociaciones de vecinos. Eso es porque, con mayor o menor acierto, siempre he estado metido en todos los ‘follones’ relacionados con los discapacitados.

¿Tiene la sensación de que no es sólo el Defensor del Discapacitado de Alcorcón sino de toda la Comunidad de Madrid?
No me gustaría. Es demasiado fuerte teniendo en cuenta de que no tengo acabado unos estudios superiores (risas). Aquí en mi pueblo estoy a gusto y no aspiro a más.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.