www.madridiario.es

El PSOE de Pozuelo pide que unas obras no dañen dos fortines de la Guerra Civil

Por MDO/E.P.
jueves 12 de julio de 2007, 00:00h
El PSOE de Pozuelo de Alarcón solicitó este jueves al alcalde, Jesús Sepúlveda, que tome "medidas inmediatas" para evitar la destrucción de dos fortines de la Guerra Civil mientras se ejecutan obras de movimiento de tierra en las proximidades.
La portavoz socialista, Eva Izquierdo, afirmó que "las máquinas excavadoras de unas obras que se están llevando a cabo en la parcela colindante están trabajando junto a los citados fortines". "Se trata de unas obras de movimiento de terrenos en la avenida del Monte, que han continuado y sobre las que alerté a los servicios técnicos municipales el pasado lunes", relató.

A juicio de la edil, los dos fortines tienen "gran valor histórico y cultural", lo que hizo que, el año pasado, su grupo municipal solicitara expresamente que "se acometieran las actuaciones necesarias para restaurar, conservar y proteger los fortines de la Guerra Civil que todavía existen en nuestro municipio". "Pero, desgraciadamente, vemos que al alcalde no le interesa este asunto", lamentó.

Izquierdo aseguró que en la localidad existen un total de tres fortines de la Guerra Civil, los citados anteriormente, ubicados entre la calle Felipe Olivera y la calle Muñoz Barrios, y un tercero en la zona denominada Cerro de los Gamos.

Por ello, indicó que su formación política exigirá al Ayuntamiento "que de una vez por todas se haga el catálogo de bienes a proteger y vamos a ser inflexibles en la defensa de nuestro patrimonio histórico".

"Los arquitectos siguen de cerca las obras"

Tras esta denuncia del PSOE, fuentes municipales afirmaron que "el Ayuntamiento de Pozuelo nunca permitiría la destrucción del patrimonio histórico municipal y en este caso, de los dos últimos fortines".

En cuanto a las obras denunciadas por los socialistas, indicaron que se trata de la construcción de viviendas particulares y que la parcela donde se encuentran los fortines "no forma parte de la actuación", por lo que las obras "no han afectado a la zona en la que se sitúan los dos vestigios".

No obstante, puntualizaron que "los arquitectos municipales siguen muy de cerca las obras de cualquier actuación y, en este caso, están en contacto continuo con el arquitecto de la obra para que, precisamente, se trabaje siempre dentro del ámbito a ejecutar".

Finalmente, y sobre la conservación del patrimonio histórico de Pozuelo, desde el Gobierno local se subrayó que esta política "está presente en las actuaciones municipales" y que "muestra de ello" es la reciente recuperación de la Cruz de la Atalaya, un vestigio de 1731.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios