www.madridiario.es
Acceso para todos en el Hotel Pío XII

Acceso para todos en el Hotel Pío XII

miércoles 27 de junio de 2007, 00:00h
En pleno 2007 la palabra 'accesibilidad' se debería aplicar en todos los sectores de la sociedad, aunque no es tan común como cabría pensar. En el sector turístico, por ejemplo, todavía faltan muchas cosas por hacer y pocos establecimientos mantienen las condiciones deseables para que cualquier persona que sufra una discapacidad se sienta a gusto allá donde vaya. En ese sentido, el hotel Confortel Pío XII de Madrid, en el número 77 de la avenida del mismo nombre, puede servir de referencia para todos aquellos que quieran aprender cómo ser accesible. Su Certificado de Accesibilidad Global de AENOR así lo demuestra.
El Hotel Pío XII, abierto en el año 2002, se ha convertido en el primer establecimiento de España, dentro del sector turístico, que obtiene este reconocimiento según la norma UNE 170001 de Accesibilidad Global. Ha sido otorgado por la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR), creada en 1986 como entidad privada y sin ánimo de lucro, que distingue la calidad y competitividad de empresas, productos y servicios en apartados como la calidad, el medio ambiente o, como en este caso, la accesibilidad. Según el director comercial de Certificación de AENOR, Jaime Fontanals, "las empresas y organizaciones trabajan cada vez más para ser accesibles y la guinda es que una entidad independiente como la nuestra lo certifique".

Para otorgar esta distinción, los auditores de AENOR tuvieron en cuenta en el hotel su apuesta por eliminar las barreras físicas y arquitectónicas, disponer de ascensores con señalización acústica y visual, la compatibilidad del uso de contraste de colores en el mobiliario con la estética propia del hotel y el hecho de disponer de sillas de ruedas, adaptadores y alzadores de inodoros. Además, el hotel presenta una oferta de menús adaptados para personas con necesidades especiales. "Somos únicos y los mejores", señala orgulloso Jon Cortina, consejero delegado de Confortel, que apunta como lo más destacado del Pío XII es que "ya fue diseñado y pensado para que fuera accesible sin necesidad de haya reformas para adaptarlo". "Lo bueno es que no se nota que es accesible", destaca.

El compromiso de Confortel con la accesibilidad no se queda ahí. Según Cortina, la cadena hotelera tiene proyectado presentar en otoño una habitación piloto adaptable que será el modelo de todas las que se construyan en futuros hoteles. "Tendrá una accesibilidad perfecta, con un buen diseño y utilizable por todos de tal manera que el único que note que está adaptada sea la persona discapacitada", detalla el responsable de Confortel. Cortina manifiesta, además, que "llama la atención que nosotros seamos pioneros en recibir una certificación de este tipo cuando España tiene un gran potencial hotelero y turístico. Aún así, se nota que en los últimos años hay más concienciación en el sector".

Lo mismo asegura Fontanals: "en el mundo turístico cada vez hay más preocupación por este tema y veremos como en fechas no muy lejanas se darán más certificados de este tipo". De hecho, estas distinticiones son también interesantes para los hoteles que pueden dar "más confianza y garantía a sus clientes" de que sus instalaciones son accesibles. Es, no hay duda, un elemento publicitario más que, por otra parte, no se consigue de cualquier manera. AENOR considera que una organización es accesible cuando en ella se cuidan todos los detalles posibles para que una persona, sin importar su tipo de discapacidad, se sienta integrada sin apreciar la existencia de barreras físicas o sensoriales y con la mayor autonomía posible. Pero también es importante "unos sistemas de gestión de esa accesibilidad" para que ésta evolucione y se mantenga en el futuro con, además, un personal formado para atender cualquier problema.

El Hotel Pío XII puede ser "el pistoletazo de salida para que otros muchos busquen conseguir el certificado", continúa Fontanals que subraya cómo muchos establecimientos son accesibles aunque aún no cuenten con ningún reconocimiento. Así se pronuncia también Pilar Soret, directora técnica de la Plataforma Representativa Estatal de Discapacitados Físicos (PREDIF) que, sin embargo, denuncia que, en general, "el nivel de accesibilidad en España está fatal". "Da pena que la UNE 170001 no esté más extendida porque muchos piensan que con poner una rampa ya tienen un establecimiento accesible y no es así", comenta.

La representante de PREDIF detalla con preocupación algunos de los problemas con los que se encuentran muchas personas discapacitadas como por ejemplo, la falta de espacio en los locales, la ausencia de una barra en los baños o la altura elevada de muchos inodoros. "Me ha llamado una persona que no han ido a la playa desde hace cinco años porque no encuentran un hotel con una grúa para la piscina u otra que se fue a Canarias y no podía ir al baño porque no encontraba un inodoro bajo", cuenta Soret. ¿Y qué ha mejorado en los últimos años? "Ahora, cuando se habla de accesibilidad, se sabe de qué va y hay más exigencia desde la Administración turística". Aún así, queda mucho por mejorar.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.