www.madridiario.es

20.000 personas acudieron a los conciertos

Pearl Jam, energía en estado puro en el Festimad

domingo 10 de junio de 2007, 00:00h
La banda de Seattle Pearl Jam derrochó dosis de grunge en el cierre del Festimad frente a los coros de unas 20.000 personas que se acercaron al festival en el estadio de Butarque de Leganés. Fueron sin duda los más esperados de la noche consiguiendo casi un lleno completo del recinto.

A las siete de la tarde un hervidero de jóvenes se concentraba ya en los alrededores del estadio con botellón en mano y sentados en plena calle presagiando un éxito rotundo para el cierre del cartel. Félix y Ángel Luis anunciaban sus ganas de ver a los veteranos de Estados Unidos. Estos extremeños han recorrido más de 350 kilómetros para presenciar en directo a Pearl Jam, como muchos de los congregados en el recinto. "Esperamos que toquen los clásicos", señalaron.

Dentro del estadio comenzaban a arremolinarse los asistenes, algunos descargando su energía frente al escenario con el sonido punk de The Used, las propuestas melódicas de los madrileños Tenpel o el hardcore de Unearth.  Pasadas las 20 horas comenzaron a entrar los rezagados o los que venían "en exclusiva" a disfrutar del grunge del grupo de Seattle.

A las 23 horas, Pearl Jam saltó al escenario. Los de Vedder demostraron su experiencia musical y además de los temas de su último disco rescataron sus clásicos "Daughter", o "Alive" acompañados por las voces de las 20.000 personas que no dejaron de corear sus canciones y saltar cuando el ritmo lo pedía. El vocalista Ed Vedder supo meterse en el bolsillo a los asistentes lanzando unas palabras en español que traía apuntadas en una "chuleta". "Empezamos desde muy abajo y nunca pensamos que llegaríamos a ver tanto mundo. Significa mucho para nosotros estar en una ciudad como Madrid", resaltó.

Los acordes de Pearl Jam sonaron durante hora y media para un público más que entregado que conocía todas las letras de las canciones. La sorpresa la dio la entrada de Javier Bardem que presentó uno de los temas destados de la noche, "Black". El actor había regalado momentos antes una botella de vino al cantante con la que brindó en varios ocasiones durante el directo. No faltaron tampoco varios guiños a los grandes del rock, como The Who o Pink Floid.

El Festimad terminaba así un año más sin incidentes que resaltar. Sí hubo algunas quejas por la falta de servicios públicos. "Hay espacio suficiente en el rencinto como para instalar baños portátiles", comentó una joven momentos después de que se atascara un aseo y tuvieran que cerrarlo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios