salida de los autobuses interurbanos
Ampliar
salida de los autobuses interurbanos (Foto: Kike Rincón)

Los autobuses interurbanos del siglo XXI

El transporte interurbano de viajeros en autobús vive entre la vanguardia y la incertidumbre. Su esfuerzo por la modernización en materias como las tecnologías de la información, el medio ambiente, la seguridad o la accesibilidad han reforzado su liderazgo internacional y le han hecho merecedor del Premio Iniciativa Movilidad. Sin embargo, el fomento de otros medios de movilidad de media y larga distancia, y la contracción del número de desplazamientos por la crisis han puesto al sector en una encrucijada que quiere solventar mediante la internacionalización y la petición de infraestructuras que potencien su competitividad.

El sector del autobús interurbano madrileño está integrado por 400 empresas que facturan anualmente 581 millones de euros y dan empleo a 13.000 personas. No es casualidad que la región sea el centro de operaciones de las principales empresas del ramo, teniendo en cuenta que buena parte de la movilidad peninsular todavía depende de la disposición radial de la red viaria. Su esfuerzo empresarial ha sido brutal en los últimos años. Desde 2010, solo los 31 operadores de los autobuses interurbanos regionales, a instancia del Consorcio Regional de Transportes de Madrid, han invertido 190 millones para poner este servicio en la vanguardia mundial en materia tecnológica, de servicio y de prácticas laborales.

Autobuses de Avanza

De esta manera, uno de cada cuatro madrileños que no usan el vehículo privado de los 179 municipios de la región han mejorado su forma de moverse entre ciudades. El nuevo autobús interurbano tiene videovigilancia, sistemas de control de conducción, botones 'antipánico', WiFi, canceladoras de tarjetas sin contacto, servicios de atención a la explotación, información a tiempo real, aplicaciones sobre el servicio, motores eléctricos e híbridos, plataformas elevadoras, espacios reservados para discapacitados e incluso sistemas de control y descenso de la contaminación acústica.

A nivel nacional, funciona como elemento de conectividad radial y transversal en los trayectos de media y larga distancia por toda España. Una tarea en la que no tienen comparación en Europa, ya que el autobús español no estuvo subordinado al ferrocarril como en otros países del continente, sino que se fomentó su coexistencia para garantizar una mejor vertebración territorial.

Autobús de Alsa



"Hemos actualizado nuestro material móvil, nuestra tecnología y nuestra política y funcionamiento empresarial. Nos hemos reinventado y hemos ganado en eficacia", explica Jesús López Torralba, consejero delegado de Avanza, a lo que añade su homólogo de Alsa, Javier Carbajo: "Somos una oferta que combina una calidad y un servicio adecuado para la ciudadanía en sus desplazamientos con un precio razonable. Hemos hecho grandes inversiones para modernizarnos y es hora de rentabilizar ese esfuerzo". Estas dos empresas son los operadores más importantes de España, razón por la que el jurado de los Premios Madrid han querido personalizar en ellas el recconocimiento a los interurbanos.

Racionalización e igualdad
La crisis ha precipitado una mayor competencia por los trayectos de larga distancia con el ferrocarril, descartados los trayectos interprovinciales en avión por el alto coste en subvenciones que ha tenido la política de atracción de aerolíneas a distintas zonas de España. Para ser competitivos, el sector pide una racionalización del sistema de transportes y una igualdad de trato para ganar en eficiencia y aumentar el número de viajeros. En este sentido, creen que lo más adecuado desde los entes públicos es la inversión en infraestructuras que mejoren su movilidad y la de todos los ciudadanos, independientemente de que usen el transporte privado o el público.

En este sentido, consideran crucial la implantación de intercambiadores, para incentivar la puntualidad, la seguridad y la comodidad del transporte, aspecto en el que Madrid es líder. Pero, sobre todo, abogan por la creación de plataformas o vías reservadas en las principales carreteras de entrada a las grandes ciudades y, en concreto, a Madrid. Según datos del Consorcio Regional de Transportes de Madrid, el bus-VAO de la A-6 transporta tantos viajeros como los otros cuatro carriles dedicados al vehículo privado, y permite que las líneas que lo recorren sean competitivas en tiempo con otros servicios como el de Cercanías.

Mientras las administraciones competentes se ponen manos a la obra, el futuro del sector pasa, según Carbajo, por "la colaboración público-privada como método para ofrecer una oferta ajustada y efectiva a los ciudadanos" y "por la racionalización y optimización de los servicios y por la internacionalización del sector, habida cuenta de que el autobús interurbano español está muy consolidado y tiene unos estándares de calidad muy altos", según López Torralba.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.