XI Premios Madrid. Mejor Iniciativa Económica

Lorenzo Amor presidente de ATA en una entrevista por los premios Madridiario
Ampliar
Lorenzo Amor presidente de ATA en una entrevista por los premios Madridiario (Foto: Raquel Albarran)

Autónomos contra la crisis

Los autónomos son uno de los colectivos más castigados por la crisis. No obstante, ser uno de ellos e iniciar una actividad económica propia es una de las salidas que están encontrando muchos españoles. Los Premios Madrid han concedido el premio a la mejor Iniciativa Económica a la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) "por su decidida apuesta en la defensa y mejora de sus condiciones".
En España había en el pasado mes de marzo 3.008.862 de autónomos, de los que 1.900.000 (el 63 por ciento) eran personas físicas y no poseían empresa. Estos son los que sociedad considera autónomos. De esos casi dos millones de trabajadores autónomos, 400.000 tienen trabajadores a su cargo. Si a ello se le suma que en España solo hay 4.400 empresas con más de más de 250 trabajadores. "Por lo tanto, cuando hablamos de empresarios no podemos pensar en un gran empresario, sino en un autónomo. Esa es nuestra realidad", avisa Lorenzo Amor, presidente de ATA.

Los autónomos son, pues, una de las principales bases de la economía española, y también están sufriendo los envites de la crisis, que se ha llevado 500.000 de ellos desde que empezó. "Ha sido uno de los colectivos más castigados. Cuando los autónomos pueden ser parte de la solución, durante la crisis parece que han sido parte del problema. Nuestra clase política solo se acuerda de nosotros cuando hay elecciones", apunta Amor.

Pero cuáles son los problemas a los que se enfrentan hoy en día. "Ha caído la demanda. Dos tercios de la economía española depende de la demanda interna. Cuando no hay empleo, no hay confianza, el consumo cae y se resiente toda la economía. Los autónomos lo notan. Si a esto, le añades que el crédito no existe para las familias, ni para las empresas, y que en España los impuestos nos colocan a la cabeza de Europa, va a ser muy difícil que nuestra economía y los autónomos puedan moverse", expone el presidente de ATA. Aún hay otro problema, los retrasos y la morosidad en los pagos, muchas veces por parte de las Administraciones públicas. Estas tardan en abonar las facturas una media de cinco meses, cuando la ley establece un plazo de 30 días, según los datos de la asociación. "Todo esto hace que la situación de los autónomos sea insostenible", resume su presidente.

Pese a estas dificultades, convertirse en autónomo es una de la salidas a la crisis que encuentra mucha gente. "La poca expectativa que hay en el mercado laboral por cuenta ajena, el cambio de mentalidad que está habiendo en muchos jóvenes. El frío que hace en el desempleo, sobre todo cuando se agotan las prestaciones" son algunas de la razones que empujan a la gente a emprender, según Amor.

Emprender no es fácil y menos a día de hoy, pero la gente se sigue animando, sobre todo en comercio y hostelería. "Muchas veces se emprende con poca financiación y mucha innovación. Estamos viendo que se están creando actividades muy llamativas", apunta el presidente de los autónomos, quien también destaca que el mayor crecimiento porcentual de autónomos en estos años de crisis se está dando en el sector del periodismo y la comunicación. Las gente despedida crea nuevos medios, portales y agencias de comunicación, pero también es el sector en el que más se concentran los falsos autónomos. "Un fraude de ley", señala Amor.

El balance entre bajas y nuevos autónomos, no obstante, ha sido negativo durante la crisis, aunque puede que la tendencia está cambiando. "Llevamos dos meses donde hay más altas que bajas. Es la primera vez que se produce en los últimos cinco años. El mes de mayo va a ser también importante en cuanto a afiliación y va a devolver a signos positivos los primeros cinco meses del año. No ocurría desde 2008".

En parte esta recuperación se debe al Plan de Emprendedores, centrado en los jóvenes, cuya medida estrella es la tarifa plana de 50 euros de cotización a la Seguridad Social. ATA aplaude este medida y ha valorado los efectos que está produciendo, pero pide que se elimine el límite de edad. En marzo y abril se dieron de alta 120.000 nuevo autónomos, de ellos 40.000 eran menores de 30 años.

"Facilitar el crédito, reducir la morosidad y bajar los impuestos y las cotizaciones sociales permitiría aliviar la carga que ante la caída de la actividad puede tener un autónomo", señala Amor, quien también critica que, pese a los repetidos anuncios de la clase política, iniciar una actividad sigue llevando tiempo y papeleo.

La asociación, que tiene en su entorno organizaciones que representan a medio millón de autónomos, hace de interlocutor con las diferentes instituciones en la reivindicación de estos objetivos y a su asociados les presta una serie de servicios, como facilidades de crédito, formación o ventajas en los suministros. Pero además ofrece asesoramiento gratuito a los autónomos, que pueden encontrar en cualquiera de las ochenta oficinas de ATA un respaldo para esta actividad, que cada día se hace más heroica.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.