www.madridiario.es

Se acogen a la última Ley de Medias Urgentes y Administrativas

Una finca protegida continuará celebrando eventos pese a una resolución del TSJM

martes 21 de mayo de 2013, 00:00h
El TSJM ha anulado la licencia a la Fundación Carmen Pardo-Valcarce para celebrar eventos en una finca situada en espacio protegida. Esta asegura que continuará su labor acogiéndose a una ley recientemente aprobada por la Asamblea regional.
El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha anulado la licencia a la Fundación Carmen Pardo-Valcarce para la celebración de eventos en un espacio protegido situado en la finca 'La Muñoza' de El Pardo al considerar contraria a la legalidad la instalación de la carpa y la celebración de eventos como bodas.

Así consta en una sentencia, en la que estima parcialmente un recurso interpuesto por Ledomar Gestión contra una sentencia dictada en noviembre de 2010 por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Madrid. No cabe recurso contra el fallo, ya que es firme. Este juzgado rechazó la pretensión de este propietario colindante a la finca de anular la resolución dictada el 19 de octubre de 2007 por el Ayuntamiento de Madrid, que acordó conceder la actividad para la celebración puntual de eventos mediante la instalación de una carpa desmontable al considerar que la misma era ajustada a derecho.

Esa decisión se recurrió ante el TSJM. Ahora, el Alto Tribunal madrileño acuerda anular la licencia concedida el 19 de octubre de 2007 en todos sus extremos excepto "para las actividades formativas y prácticas educativas de integración social y laboral de personas con discapacidad intelectual que se desarrolla en el campo de hostelería y jardinería", que deben realizarse sin instalaciones.

La Fundación Carmen Pardo-Valcarce es propietaria de La Muñoza, una finca rústica que se localiza en la carretera de Fuencarral-El Pardo, en el municipio de Madrid, dentro del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares (PRCAM) y a pocos metros de El Pardo. Tras analizar la normativa aplicable, la sala concluye que la licencia de actividad concedida vulnera el artículo 17 de la Ley 1/1984 de 23 de enero del Parque Regional de la Cunca Alta del Manzanares, ya se excede de los usos previstos en la norma.

Ecologistas en Acción, que ha informado de esta sentencia, asegura que Carmen Cafranga Cavestany, exconsejera de Caja Madrid, es la presidenta de la fundación y comparte con la mujer de Ignacio González, Lourdes Cavero, la administración de Subastas Segre. Además, con la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, comparte vocalía en la Fundación Realiza, cuyo domicilio social está en la finca La Muñoza.

Continuará la celebración de eventos
La Fundación Carmen Pardo-Valcarce ha confirmado este martes que la celebración de eventos en la finca 'La Muñoza' situada en El Pardo seguirá adelante después de que una resolución judicial haya anulado su licencia de actividad. Frente a la resolución, dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, esta organización ha explicado en un comunicado que su actividad está amparada por el artículo 9 de Ley L8/2012, de 28 de diciembre, de Medidas Fiscales y Administrativas, de la Comunidad de Madrid sobre los usos que favorecen el desarrollo rural sostenible.

Este artículo da cabida a la celebración de eventos sociales y familiares en edificaciones existentes en suelos no urbananizables de cualquier protección. Esta medida fue criticada por Ecologistas en Acción, al considerar que iba a permitir una actividad impactante en el medio ambiente y que hasta ese momento se celebraba sin amparo legal en diversas fincas de la región.

Tras tachar de "medida salomónica" la decisión de la sala de anular la licencia, la fundación ha criticado que Ecologistas en Acción se haya hecho eco de las denuncias interpuestas por el vecino que demandó a la Fundación, ya que éste se habría construido un chalet ilegal. "Creemos que, desgraciadamente, no es la ecología lo que está detrás de estos ataques, sino una cuestión política, en la que se utilizan las relaciones institucionales (que lógicamente cualquier entidad tan relevante en el tercer sector debe tener) para presentar una realidad distorsionada", ha señalado.

Según esta fundación, los orígenes de la actividad en este espacio se remontan a 1999 con la recalificación del PAU de Montecarmelo. Así, se expropió parte de la finca en la que se ubica la Fundación, se compró la finca cercana en la que se encuentra La Muñoza con el fin de ampliar el desarrollo de su actividad. La fundación comenzó un proyecto de formación y atención a jóvenes con discapacidad intelectual y alteraciones de conducta, que posteriormente creció y evolucionó en el centro de día DIEM.

Trasladado el centro de día a las instalaciones, las cocinas que tenía la casa permitieron crear talleres de empleo de hostelería en los que se han formado y posteriormente ocupado más de 60 personas con discapacidad intelectual, así cómo diversos talleres de cocina para mujeres reclusas, según la fundación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.