www.madridiario.es

Las grandes ciudades (XVIII)

Collado Villalba: la capital de la sierra

jueves 09 de mayo de 2013, 00:00h
Collado Villalba afronta el futuro con cierto optimismo. A pesar de la crisis, es uno de los municipios que ven más nítidamente la salida del túnel de la recesión. La economía de la ciudad es potente y bien diversificada, lo que ha servido de sostén para aguantar el temporal. No ha sido casualidad. A lo largo de su historia, el municipio ha sabido adaptarse a los cambios aprovechando las circunstancias para convertirse en la ciudad serrana de referencia.
Sus 62.000 vecinos la convierten, de largo, en la metrópoli de la sierra. Ubicada en la parte más alejada del cinturón metropolitano, a 41 kilómetros de la capital, es una población notablemente joven que se ha duplicado en los últimos veinte años. El envejecimiento está cinco puntos por debajo de la media regional y la juventud, casi tres por encima, según datos estadísticos de la Comunidad deMadrid. Así, el crecimiento vegetativo del municipio duplica al de la región, fomentado por una potente natalidad gracias, en parte, a que los extranjeros empadronados son casi un 20 por ciento, principalmente europeos y sudamericanos, y una mortalidad todavía baja.

Calle RealEn enero de 2013, el desempleo afectaba a 6.128 habitantes, el 11 por ciento de la población en edad laboral, es decir, varios puntos por debajo de la media regional. También se ha incrementado exponencialmente el paro entre los inmigrantes, lo que revertido la oleada migratoria en los últimos tiempos. En el caso de la juventud, esta tasa se duplica.

Carretera de la Sierra de GuadarramaSegún estudios sobre el municipio, la estructura laboral de la ciudad está experimentando una progresiva polarización. En el norte se están asentando empresarios y profesionales de alto nivel de renta, mientras que en el sur se ha establecido un cinturón obrero con menor nivel de renta y mayor tasa de paro. Pero el hecho de que la población tenga menos paro no significa que sus habitantes obtengan mayores ingresos, máxime si se tiene en cuenta que es la población de la comarca con menor porcentaje de directivos y empresarios. La renta bruta per cápita es inferior a la de la región, al situarse en los 15.778 euros, frente a los 24.866 de la Sierra Oeste. Solo el 40,7 por ciento de los villalbeños cobra más de 21.000 euros, en tanto que el 28,39 por ciento gana entre 12.000 y 21.000 euros.

Collado VillalbaLa ciudad del ferrocarril
La razón de estos bajos niveles de desempleo es la apuesta que se ha hecho por el sector servicios, tributario del crecimiento metropolitano de la capital y escenificado en la apertura de varios centros comerciales, comercio al por menor y servicios a empresas. Y también en la industria, beneficiada por la deslocalización del sector secundario en los años 70 y 80. Los mejores ejemplos de esta actividad son los polígonos P-5 y P-29, que albergan más de mil empresas, entre las que destaca la fábrica de piezas de Gerdau, símbolo de la industria pesada del metal en la sierra de Madrid. Esta es la principal ventaja competitiva del municipio con respecto a sus vecinos, que, si bien cuentan con mayor renta per cápita, han dedicado históricamente muchos menos esfuerzos a consolidar un entramado industrial, lo que les ha convertido en mucho más dependientes de las políticas residenciales.

Calles de Collado VillalbaTambién son ejes de actividad económica la carretera de A Coruña y el ferrocarril. La estación de Cercanías, antiguo apeadero construido en época de Isabel II por la Compañía de Ferrocarriles del Norte de España, sigue sirviendo de catalizador económico de la zona. Es probable que su potencial aumente en el futuro, ya que el Gobierno regional está redactando el proyecto de intercambiador comarcal del municipio, que engarzará a la población de la comarca con Madrid a través del transporte público en tren y autobús interurbano.

Hundido el sector de la construcción y sin apenas suelo urbanizable, que garantizaba el mantenimiento de un municipio basado en el potencial del residencial de ocio, el plan público para dinamizar la economía pasa ahora por romper la bicefalia entre el casco antiguo y la zona de la estación y densificar el tejido empresarial en los trece barrios que conforman la ciudad.

Calles de Collado de VillalbaA pesar de este desarrollo, Collado Villalba mantiene aún rasgos de municipio serrano, manteniendo casi el doble de actividad agrícola que la media de la Comunidad de Madrid. Ello permite la existencia de múltiples empresas de maquinaria para el sector primario, agricultura ecológica, viveros y numerosos espacios dedicados a la jardinería.

Y es que Collado Villalba sigue siendo un municipio ribereño, con el beneficio medioambiental que eso supone. Es el último espacio urbano por el que pasa el río Guadarrama, donde recibe al arroyo de La Poveda, para continuar ya canalizado bajo la zona de la estación. Además, se encuentra en la zona de transición del nuevo Parque Nacional.

Hospital de VillalbaRecortes drásticos
En las últimas elecciones, el PP se hizo con el Gobierno municipal. Según el alcalde del municipio, Agustín Juárez, la primera tarea que se llevó a cabo fue un plan de saneamiento económico y de pago a proveedores. Y es que, a su juicio, el Consistorio estaba estrangulado por las deudas. El municipio debía 120 millones, lo que obligó a tomar medidas drásticas. El Ayuntamiento hizo un ERE que redujo casi a la mitad el número de empleados públicos. Se cerraron empresas públicas, se suprimieron contratos de seguridad privada y una radio local, y se alquilaron edificios públicos para sacar dinero. Aun así, el presupuesto está bastante comprometido para los próximos años.

Collado VillalbaNo obstante, Juárez asegura que, en estos momentos, los servicios públicos de limpieza, mantenimiento y jardinería están garantizados, y, en breve, podrán acometerse actuaciones para poner en valor la ciudad, como la transformación de la dehesa municipal. Va a acondicionarse con nuevo pavimento, zonas deportivas para jóvenes y mayores y un rocódromo. La intención es convertir este espacio en un ámbito de centralidad en el municipio.

La capital de la Sierra
Collado Villalba quiere volver a ser el cruce de caminos de la Sierra de Guadarrama. Su esplendor de las últimas décadas como ciudad dormitorio y espacio de fin de semana se deslució de forma abrupta al comienzo de la crisis de la construcción. Entonces, el paro se multiplicó y la situación idílica de municipios de esta naturaleza se puso en entredicho.

Tráfico en el municipioDesde hace unos años, la ciudad trata de revertir esta situación. Quiere que los madrileños vuelvan a considerar el municipio como uno de los puntos clave del entramado regional y ser el motor de la recuperación de la comarca. Su localización geográfica privilegiada le permite disputar esta capitalidad a San Lorenzo de El Escorial, municipio de referencia en la zona desde época de los Austrias.

En estos últimos años, Collado Villalba ha ido adquiriendo los contenedores administrativos que le permitirán transformarse en ese eje de centralidad comarcal. El hospital, los juzgados de Primera Instancia e Instrucción de la plaza de los Belgas y el centro de Seguridad Social formarán el polo de atracción ineludible para los vecinos de ese ámbito.

Escuela municipal de danzaSin embargo, son la industria, los servicios y el ocio los que van a asentar esa supremacía. Contando con que la crisis ha afectado a toda la región, el municipio es un foco de empleo en la zona. Centros comerciales, polígonos industriales y empresas serviindustriales sustentan el entramado económico más potente de la comarca. Desde las administraciones se está fomentando su carácter de capital serrana del comercio y los negocios. Villalba quiere hacerse un sitio en cuanto a la organización de congresos se refiere, mediante la rehabilitación del palacete de la finca de la Malvaloca para acoger un pequeño centro que atraiga actividad empresarial, complementado por una adecuada oferta hotelera a todos los niveles. Está previsto que esté concluido antes de 2014.

Otro foco económico es el turismo. Las administraciones están fomentando la remodelación del Museo del Ferrocarril para convertirlo en referente turístico y cultural. Otros espacios de interés son la iglesia de Nuestra Señora del Enebral, el templo de la Santísima Trinidad, las calzadas romanas, el cerro del Telégrafo y la piedra del Concejo. El municipio pretende usar estas bases como la palanca que cambie la filosofía delmunicipio. Su cambio de modelo significará un crecimiento coordinado que genere la actividad necesaria para atraer el empleo y la actividad económica.

Esperando el hospital
El futuro hospital de Collado Villalba es la principal referencia de un futuro esperanzador. Aunque está construido y se está pagando casi un millón de euros al mes en seguridad, no se inaugurará hasta finales de 2013. Esta infraestructura, situada en la carretera entre Alpedrete y Moralzarzal, estará gestionada por Capio Sanidad. Dará servicio a una población de 110.000 personas de ocho municipios. En 55.600 metros cuadrados se ha construido un centro con 140 habitaciones individuales, 12 puestos de neonatología, 12 UCI, nueve quirófanos y cuatro paritorios. Entre otros aspectos sanitarios, se atenderán casos de geriatría, hemodiálisis, medicina nuclear, neonatología, oncología y salud mental. Pero, sobre todo, aportará empleo de alta cualificación para la comarca.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios