www.madridiario.es

La estatua de Álvaro de Bazán no puede moverse de la plaza de la Villa

jueves 09 de mayo de 2013, 00:00h
El Plan General de Ordenación Urbana de Madrid de 1997 impide el traslado de la estatua de Álvaro de Bazán de la Plaza de la Villa. El Ayuntamiento, sin embargo, pretende sustituirla por la estatua de Felipe II.
El monumento, realizado por Mariano Benlliure en 1891, está catalogado con un nivel de protección de elemento histórico artístico que impide expresamente su traslado fuera de la plaza de la Villa. Después de un polémico proceso de decisión sobre su nuevo destino, la propia normativa municipal podría bloquear el interés del Ayuntamiento por colocar en este espacio público la efigie de Felipe II como príncipe renacentista.

Fuentes de Las Artes confirmaron a este periódico digital que sí existe esa normativa, pero en ocasiones ha habido excepciones. No obstante, concretan que se está cambiando dicha norma para con los monumentos urbanos. Las citadas fuentes añaden que la decisión del cambio no tiene fecha de realización y se realizará siempre cumpliendo los requisitos legales y artísticos que sean preceptivos.

La Consejería de Cultura puntualizó que la nueva Ley de Patrimonio no contempla modificaciones en este sentido. No obstante, con independencia de la protección que establece el Plan General municipal, la Plaza de la Villa es Bien de Interés Cultural. Por lo tanto, cualquier actuación que se quiera llevar a cabo, tendrá que pasar primero por la comisión de patrimonio histórico.

El Ayuntamiento planteó en el Plan Monumenta Madrid 2013 la instalación en la plaza de la Villa de la copia de la estatua de Felipe II realizada por los hermanos Leoni (la original se conserva en el Museo del Prado), que estuvo ubicada ante la plaza de la Armería hasta 2006, entre el Palacio Real y la catedral de La Almudena, mirando a El Escorial. A cambio, trasladaría la estatua del almirante a la calle de Montalbán, junto a la puerta monumental del cuartel general de la Armada.

Ante los informes contradictorios de los especialistas (los cronistas de la Villa llegaron a tener una encendida polémica donde se llegaron a plantear hasta cinco ubicaciones distintas para la efigie del rey prudente), el Consistorio propuso una consulta pública sobre la idoneidad del traslado. Tuvo dos fórmulas de voto: por Internet y en una urna física en la Junta de distrito de Centro. Finalmente, según los responsables municipales, la votación apoyó la propuesta de Cultura, aunque no estuvo exenta de polémica. Tal y como denunció UPyD en el último Pleno, mientras la votación por Internet controlaba que solo pudiese hacerse un voto por persona, la urna física no tenía apenas controles y podía votarse en varias ocasiones sin identificarse, tal y como pudo comprobar Madridiario.

Las acusaciones de 'pucherazo' no se hicieron esperar, sobre todo ante los resultados de Internet, que daban claramente como ganador al 'No' al traslado. La edil de UPyD, Patricia García, explicó a este periódico digital que el desarrollo de la consulta no ha sido claro. "La consulta fue floja y se planteó de manera sesgada, como puede comprobarse en el propio plan monumental. Pero lo grave es cómo se ha resuelto porque parece que se ha querido dar una pátina de legitimidad a una decisión que ya estaba tomada y que no secundaban los técnicos, ya que casi todos los informes eran desfavorables. Aunque es un asunto menor, ilustra un modo de decidir que no cuenta con nadie".

La concejala explicó que el traslado de la estatua de Bazán es ilógica. "Benlliure diseñó el monumento a Álvaro de Bazán, calculando las dimensiones para la plaza de la Villa, por lo que está proporcionada a la plaza. La mayor parte de los expertos coincide en que situar esta efigie en la calle Montalbán es volverla invisible. Es una calle en cuesta por la que apenas pasa público, y el barroquismo de la puerta de la Armada se la come. Pero es que, además, la plaza de la Villa representa históricamente la Villa, no la Corte, que se planteaba en su ubicación original. Tampoco hubo nunca imágenes de este rey en dicha plaza, ni propuestas en este sentido", añadió García. El delegado de Las Artes, Fernando Villalonga, también planteó hacer una suscripción popular para que acompañase a Bazán, en Montalbán, una estatua de Blas de Lezo. Pretendía que el escritor Arturo Pérez Reverte liderase la iniciativa, propuesta que el académico de la Lengua negó que se le hubiese trasladado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.