www.madridiario.es

Anulan la moción de censura de 2012 en Campo Real

miércoles 03 de abril de 2013, 00:00h
El Juzgado Contencioso Administrativo número 29 de Madrid ha anulado el acuerdo por el cual se aprobó la moción de censura que en junio de 2012 arrebató la Alcaldía al PP en Campo Real al considerar que dicho acuerdo y la proclamación de la moción son "nulos de pleno derecho".
En junio del año pasado, la entonces alcaldesa de Campo Real, Concepción Guerra, del PP, que había ganado las elecciones municipales de 2011 con un 40 por ciento de los votos, perdió su cargo por una moción de censura presentada por el PSOE, Centro Democrático Liberal (CDL) y el Partido Independiente de Campo Real (PAICR).

Tras esta moción de censura, Felipe Moreno, del Centro Democrático Liberal, se convirtió en el nuevo alcalde de Campo Real, un municipio de 5.448 habitantes situado a unos 35 kilómetros de la capital. El CDL tiene cuatro concejales, el Partido Independiente de Campo Real PAICR), dos; y el PSOE uno. El PP logró en las pasadas municipales seis ediles, pero el resto de grupos suman siete.

Tras conocer la sentencia, el actual alcalde, Felipe Moreno, ha puesto su cargo a disposición de la exregidora del municipio y concejala del PP, Concepción Guerra. No obstante, portavoces del CLD han anunciado que han encargado a los servicios jurídicos del partidos que estudien la posible presentación de un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Desarrollo de la sentencia
En la sentencia se explica cómo el 21 de mayo del año pasado siete concejales del Ayuntamiento promovieron la moción de censura, convocando a todos los miembros de la corporación a una sesión plenaria para el día 1 de junio, con el fin de llevar a cabo la celebración, debate y votación de la moción.

El día 1 de junio se celebró dicho Pleno pero cuando se procedió a la votación nominal de la moción, seis de los concejales pudieron emitir su voto mientras que el edil del Partido Independiente de Campo Real, si bien apoyaba la moción, no pudo emitir su voto porque la secretaria del Ayuntamiento no le llegó a llamar.

En esa misma sesión se proclamó alcalde a Felipe Moreno, pero fue el 5 de junio, al visionar la grabación del pleno, cuando se comprobó que este concejal no había emitido voto porque no se le había llamado. Esto provocó que se convocara nuevamente un pleno extraordinario para el 25 de junio con el fin de repetir la votación nominal y en esta ocasión sí contó con los siete votos.

Ante esta situación, la exalcaldesa, que es quien denunció estos acuerdos en los tribunales, sostuvo que con la proclamación como alcalde de Moreno el día 1 de junio se vulneró "el derecho fundamental de Guerra a participar en los cargos públicos que proclama el artículo 23 de la Constitución Española". Tampoco considera válido el acuerdo del pleno del día 25 de junio convocado para repetir la votación "al entender que dicho precepto no permite una nueva convocatoria para modificar el resultado de la primera votación".

Derecho de participación

Para el juez "indudablemente" el derecho de participación política aludiendo a la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) que establece que "el candidato incluido en la moción de censura quedará proclamado alcalde si ésta prosperase con el voto favorable de la mayoría absoluta del número de concejales que legalmente componen la Corporación". "Tal mayoría no se alcanzó en el pleno del día 1 de junio", destaca la sentencia, que asegura que el resultado de la votación es el de los seis votos a favor independientemente de que la "omisión del llamamiento para el voto del concejal fuese involuntaria por parte de la secretaria del Ayuntamiento y nadie reparara en la proclamación errónea de ese resultado".

Insiste, además, que no cabe interpretar como favorable a la moción "el silencio del concejal" que no votó por el mero hecho de que fuera uno de los firmantes de la moción pues "la promoción de una moción de censura no vincula ni garantiza el voto favorable de los promoventes tras el debate de la misma".

Por tanto, asegura que "sin la existencia de mayoría absoluta en la votación de la moción de censura, no hay duda alguna de que es nula de pleno derecho la proclamación de su aprobación y del nuevo alcalde por el Pleno del Ayuntamiento del 1 de junio", contra el que se interpuso el recurso.

En este sentido, entiende también que el pleno vulneró el derecho a la participación política "al proclamar sin los votos necesarios la aprobación de la moción de censura y al nuevo alcalde" y que el resultado de la votación del segundo pleno tampoco enmienda lo ocurrido en el primero.

Y es que entiende que la votación de este pleno también es nula de pleno derecho "por pretender modificar el resultado de la votación del 1 de junio al margen del procedimiento legalmente establecido" porque en ningún momento se impugnó el resultado de la primera votación y, además, la LOREG impide promover durante un mandato más de una moción de censura.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.