www.madridiario.es

El agredido quedó con una discapacidad del 67%

Diez años de cárcel para el neonazi que apaleó a un indigente

miércoles 03 de abril de 2013, 00:00h
La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a Mykhaylo T. a diez años de prisión por golpear a un indigente en el distrito de Moncloa en 2009, mientras que ha absuelto a los otros tres acusados de un delito de lesiones contra la víctima.
Según la sentencia de la Audiencia madrileña, los otros tres procesados, Javier R.B., María Leticia G.D. e Iván L.G. han sido condenados como autores de un delito de omisión del deber de impedir determinados delitos, a veinticuatro meses de multa.

Mykhaylo deberá indemnizar al agredido, Rafael Santamaría, con 300.000 euros por las lesiones y perjuicios sufridos, de los cuales 100.000 serán abonados conjuntamente por el resto de los procesados. La sentencia considera probado que el 23 de agosto de 2009, Mykhaylo, molesto porque no les habían dejado entrar en un establecimiento del que venían, "pisoteó repetidamente, hasta en cinco o seis ocasiones" a Santamaría en la cabeza, quien se encontraba dormido junto a un fotomatón de la calle del Arcipreste de Hita.

La "brutal agresión" fue presenciada por Javier, María Leticia e Iván, sin hacer nada para evitarla ni para ayudar a la víctima, que se quedó malherida en la acera. Como consecuencia de la agresión, el hombre sufrió una herida contusa en la ceja izquierda y un traumatismo craneoencefálico con contusión hemorrágica que requirió una curación de 541 días, de los cuales estuvo 368 impedido para sus ocupaciones habituales y 146 de ellos hospitalizado.

No obstante y fruto de la agresión, el hombre padece una grave enfermedad neurológica y psíquica que le produce alteraciones cognitivo-conductuales por las que no es capaz de valerse por sí mismo para determinados actos de su vida y precisa de la supervisión y ayuda de terceras personas. Santamaría fue reconocido en julio de 2010 con un grado total de discapacidad del 67 por ciento por la Gerencia Territorial de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León.

La sentencia indica que los procesados se encontraron en Madrid y quedaron simplemente para salir a tomar algo, no para realizar ningún tipo de actividad como asistir a una reunión o concierto que pueda identificarse como de un determinado grupo ideológico, si bien por su apariencia podían ser identificados como "skinheads". Con todo, agrega, ni siquiera ese día llevaban signos especialmente identificativos de la pertenencia a ese grupo, que denotara que salían con un propósito reivindicativo de su posible forma de pensar.

Durante la celebración del juicio, fueron polémicas las declaraciones del abogado defensor, que se refirió como "parásitos" a los 'sin techo' dijo añorar la ley de vagos y maleantes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios