www.madridiario.es

César de Haro, Instituto de Biología Molecular 'Eladio Viñuela' (IBMEV)

De Haro: "Es el momento de aprender"

lunes 18 de marzo de 2013, 00:00h
César de Haro Castella es investigador científico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Centro de Biología  Molecular Severo Ochoa (CBMSO). Fue vicepresidente de la  Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular (SEBBM) en el período 2002-2006. Actualmente es director del Instituto de  Biología Molecular 'Eladio Viñuela' y patrono y secretario general de la Fundación Carmen y Severo Ochoa.
¿Cuándo surgió su vocación científica? ¿Recibió de joven algún consejo al cual siga siendo fiel?
No sé con exactitud cuando surgió esa vocación, pero se materializó durante el último año de mis estudios de la licenciatura de Ciencias Químicas que cursé en la Universidad de Salamanca. Ocurrió que el profesor Julio R. Villanueva, catedrático de Microbiología de la  Facultad de Biología, me ofreció incorporarme a su departamento al finalizar mis estudios para llevar a cabo la tesis  doctoral. A pesar de que esa opción significaba para mí el cambio a un campo de  conocimiento desconocido, no dudé en aceptar. Severo Ochoa me dio muchos consejos a lo largo de los años, pero uno de los primeros, al comenzar mi etapa postdoctoral, se refiere al camino a seguir por un  científico: trabajar con esfuerzo y con entusiasmo.

¿Cuáles son desde su punto de vista las características que definen a un buen investigador?

La pasión por el avance en el conocimiento y la creencia de que puedes aportar algo a este avance. Severo Ochoa lo llamaba "la  emoción de descubrir" y comparto este pensamiento suyo: "Pocas  veces he tenido emoción más intensa que cuando creí haber hecho descubrimientos de alguna transcendencia". Además, el investigador debe ser curioso, perseverante, riguroso y conocer en profundidad el área de conocimiento de su campo de interés.

¿Podría describirnos brevemente en qué consiste su línea de investigación actual y cuál es su trascendencia?
Nuestro grupo de investigación está interesado en conocer mejor los mecanismos moleculares que emplean las células eucarióticas para regular la expresión de su información genética en la etapa de la síntesis de las proteínas. Sabemos que en las células de mamífero sometidas a situaciones fisiológicas de estrés se activa una familia de proteínas quinasas que fosforilan de forma transitoria a un factor de iniciación de la síntesis de proteínas, y ello conduce a la activación traduccional de genes específicos, implicados en la adaptación al  estrés y a la supervivencia celular. Nuestro objetivo final es desvelar el significado fisiológico de esta familia de quinasas y de sus  moduladores en la respuesta antiviral frente a virus ARN, así como utilizarlas como dianas terapéuticas en enfermedades neurodegenerativas.

¿Qué logros científicos podemos esperar que se hagan realidad de aquí a unas décadas, particularmente en su campo de investigación?

En las próximas décadas se producirán avances importantes en el conocimiento del cerebro y, con ello, en el tratamiento de  enfermedades tipo Alzheimer o Parkinson. Asimismo, esperamos grandes avances en el conocimiento de los distintos tipos de cáncer y del proceso de metástasis, que ayuden al diseño de más y mejores medicamentos.

En 2013 la sociedad celebra su 50 aniversario. ¿Qué papel diría usted que ha desempeñado la SEBBM en el desarrollo de la Bioquímica y Biología Molecular en España, en estos cincuenta años?

Un papel crucial para propiciar las relaciones entre los bioquímicos  españoles y facilitar las colaboraciones con científicos extranjeros.  En estos últimos años, la SEBBM edita y distribuye entre sus socios y a los organismos oficiales de investigación una revista trimestral, con la que persigue acercar la Ciencia a la sociedad y transmitir a los poderes públicos la relevancia del desarrollo científico en el  bienestar de un país. Además, impulsó y participó en la creación de la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE), que aglutina a un elevado número de Sociedades Científicas y trabaja, dentro de sus posibilidades, por la Ciencia y por sus científicos.

¿Qué relevancia tiene a nivel mundial la investigación en Bioquímica y Biología Molecular que se hace hoy en día en España?

El crecimiento experimentado por la Bioquímica y Biología Molecular en España en estos últimos 50 años es espectacular,  aunque estemos aún por debajo de los países del entorno. Así por  ejemplo, el número de asociados a la SEBBM se ha multiplicado por cien en este período. De la cantidad suele surgir la calidad y en estos momentos, algunos grupos de investigación españoles compiten a nivel mundial de forma muy satisfactoria. Además, el nivel de calidad medio de la investigación en este campo del conocimiento ha sufrido un incremento muy significativo.

¿Qué consejo daría a los que inician hoy sus carreras científicas?
Que busquen un buen maestro y un buen ambiente científico. Es el momento de aprender y formarse bien, durante sus etapas pre y posdoctoral. La trayectoria científica de Severo Ochoa desde sus comienzos hasta que llegó a ser investigador independiente, recibiendo enseñanzas de nueve científicos, tres de ellos premios Nobel, en nueve laboratorios distintos, en España, Alemania, Reino Unido y EEUU, puede servir de modelo. Si en las circunstancias actuales no encuentran acomodo en nuestro país para desarrollar su vocación, deben emigrar a otros países desarrollados que les recibirán con los brazos abiertos.

El sábado 16 de febrero se ha ofrecido en el Museo de América la conferencia 'Desde el exilio americano de Severo Ochoa a la creación de la Sociedad Española de Bioquímica, 1940-1963'
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios