www.madridiario.es

Proceso exprés para legalizar en cinco meses los 22 ámbitos urbanos anulados por el TS

viernes 08 de febrero de 2013, 00:00h
El Ayuntamiento de Madrid aprobará la próxima semana el avance de la revisión parcial del Plan General de 1985, trámite al que seguirá un proceso exprés para conseguir que a< finales de julio de este mismo año sean legales los 22 desarrollos urbanos anulados por el Tribunal Supremo. La reducción en más de año y medio de la tramitación pretende acabar con el principal problema urbanístico que tiene actualmente la capital y que se plasma en la imposibilidad de dar licencia de ocupación a las 4.500 viviendas de cooperativas que, a partir de marzo, comenzarán a ser concluidas en Valdebebas.
El 28 de septiembrre de 2012 el Tribunal Supremo dictó una sentencia en la que anulaba definitivamente los planeamientos urbanísticos de 22 desarrollos de la ciudad como Campamento, Arroyo del Fresno, Los Ahijones, Los Berrocales, Valdecarros o Valdebebas por considerar que no se había justificado la desclasificación de terrenos calificados en el Plan General de 1997 como suelo no urbanizable de especial protección.

Además, según el tribunal, cuando entre 2007 y 2008 se intentó subsanar esta deficiencia no se hizo de acuerdo a la Ley del Suelo ya que la documentación requerida tan solo fue aprobada por el Pleno municipal y el Consejo de Gobierno de la Comunidad cuando debería haber seguido un trámite parecido al de su aprobación con períodos de información pública y con informes de todos los organismos implicados.

En consecuencia, el Supremo mantuvo la anulación del planeamiento, si bien ratificó la que se había dictado en 2003 que, atendiendo a los recursos presentados, había eximido de la anulación a Montecarmelo, Las Tablas, Sanchinarro, Cerro de los Gamos y Camino de los Caleros.

La sentencia supuso un mazazo para el Ayuntamiento de Madrid. De hecho, los responsables municipales consideran que, en la actualidad, es el principal problema al que se enfrenta la Corporación ya que la inseguridad jurídica creada provocó que se paralizara la urbanización de muchos de los ámbitos previstos y se ralentizara la construcción de viviendas. No obstante, hubo zonas como Valdebebas, donde ya estaban en construcción miles de pisos, que no pudieron interrumpir el proceso. De  hecho, a partir de marzo, varias cooperativas comenzarán a entregar 4.500 viviendas que no podrán ser ocupadas  ya que los responsables de Urbanismo no pueden concederles la licencia de habitabilidad ya que cometerían un delito de prevaricación.

Ante esta situación, el Ayuntamiento comenzó el mismo mes de octubre un plan de trabajo que pretende, por primera vez en la historia del urbanismo madrileño, hacer una revisión de un Plan General en tan solo cinco meses cuando lo normal es que se tarden dos años. Así en diciembre, Ana Botella tuvo una reunión con todos los representantes de los distintos departamentos de la Administración regional y central implicados y hace tres semanas convocó a todos los subsecretarios ministeriales. Este martes, el Ayuntamiento se reunió con los gestores de las cooperativas que se ven afectadas, especialmente las de Valdebebas a quienes contaron el proceso exprés que se abrirá la próxima semana y que concluirá el 2 de agosto con la aprobación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (Bocam) de la revisión del Plan General realizada de acuerdo a la ley.

Para ello, el pasado mes de diciembre la Comunidad de Madrid tuvo que aprobar, dentro de la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos, una norma en la que se fija que en los ámbitos afectados por la sentencia, el urbanismo debía tener como referencia el Plan General de 1985. Según fuentes del Área de Urbanismo, este requisito era imprescindible ya que, al anularse la parte del Plan General de 1997 referida a estos ámbitos y haber dejado el mismo plan sin validez el de 1985, no se contaba con ninguna herramienta para hacer la revisión.

El calendario que se ha fijado el Ayuntamiento es una carrera contra reloj que empieza la próxima semana con la aprobación del avance de la revisión parcial del Plan General de 1985 referido a los 22 ámbitos. Inmediatamente, se abrirá un período de información pública que durará 30 días, tras lo cual se recogerán las alegaciones y, en abril, se aprobará formalmente el avance en el Pleno. Durante el mes siguiente les tocará a las administraciones y empresas de servicios presentarán sus informes en el segundo período de información pública.

Según Urbanismo, ya se han tenido reuniones con los 39 departamentos administrativos y empresas —desde AENA a Iberdrola, pasando por Adif, Carreteras, Patrimonio, Defensa, Red Eléctrica o la Confederación Hidrográfica del Tajo— que tienen que realizar los informes. Con todos ellos se ha acordado que presentarán su informe en ese mes, de forma que el 18 de julio el Pleno del Ayuntamiento de Madrid apruebe definitivamente la revisión y se remita al Consejo de Gobierno de la Comunidad para que el 31 de julio pueda ser aprobado en la Asamblea de Madrid y sea publicada en el Bocam el 2 de agosto.

Esta revisión incluirá los ámbitos ya con el grado de aprobación urbanística que tienen en la actualidad, lo que supondrá el reconocimiento automático de los planes parciales bajo los que se han desarrollado, lo que evitará tener que aprobar posteriormente nuevos trámites.

La intención del Ayuntamiento de Madrid, que ha creado un equipo de trabajo dedicado en exclusiva a este tema y que trabaja incluso fines de semana, es tener preparada las licencias de primera ocupación de las viviendas ya terminadas para minimizar así el tiempo de espera para habitar sus casas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.