www.madridiario.es

Ocultaban hachís en una silla porta-bebés y en el chasis de un vehículo

jueves 07 de febrero de 2013, 00:00h
La Policía Nacional ha detenido a un hombre y ha intervenido más de 55 kilos de hachís, de los cuales 10 se encontraban ocultos en una silla porta-bebés y los otros 45 en las diferentes 'caletas' de un vehículo. El detenido utilizaba el coche para viajar de Málaga a Madrid, donde distribuía la droga para su venta al 'menudeo'.

Según ha informado este jueves la Policía Nacional en un comunicado, la mayor parte de las sustancias estupefacientes se han encontrado en un escondite realizado en el interior del chasis del coche al que se accedía a través de una trampilla oculta bajo los asientos traseros.

La investigación comenzó el pasado mes de marzo cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un individuo dedicado al transporte de droga por carretera desde Málaga. En los continuos viajes que realizaba, siempre utilizaba un vehículo 'caleteado', es decir, con habitáculos ocultos donde escondía el estupefaciente.

La pasada semana, los investigadores sorprendieron al detenido, que responde a las siglas de S.B., cuando se disponía a descargar la droga en Madrid. Allí, el hombre se encargaba de su distribución para la posterior venta al 'menudeo'.

Los agentes hallaron el estupefaciente oculto en el interior del chasis del vehículo. En concreto, en un compartimento secreto cuyo acceso era una trampilla oculta bajo los asientos traseros. También, descubrieron hachís en una silla porta-bebé en la parte trasera del vehículo. En total, la droga incautada ha sido de más de 55 kilos de hachís.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios