www.madridiario.es

Frente común contra la reforma educativa

martes 18 de diciembre de 2012, 00:00h
"Se puede saber mucho inglés y ser un gran maleducado", ha asegurado el ex director general de la Unesco, Federico Mayor Zaragoza, impulsor de la plataforma 'Stop Ley Wert', que pretende paralizar el proyecto de reforma educativa.
Este martes se ha presentado la plataforma 'Stop Ley Wert', que pretende aglutinar todas las voces contrarias a la reforma educativa que prepara el ministro José Ignacio Wert. El objetivo es su paralización y que si se realiza algún cambio en el sistema "sea fruto de un gran debate", pues en esta materia "no se puede imponer la mayoría", "el rodillo parlamentario", en palabras del ex director general de la Unesco, diputado de UCD y exministro de Educación, Federico Mayor Zaragoza, uno de los impulsores de la iniciativa.

La plataforma, que ha nacido de asociaciones como Ciudadanos por la Educación Pública y Juventud Sin Futuro, pide la paralización de la ley Wert por considerar que vulnera la igualdad de oportunidades; excluye al alumnado con mayores dificultades de aprendizaje; permite la separación por sexos, creencias y procedencia; y desatiende las necesidades de las personas y las somete al dictado del mercado, entre otras cuestiones.

"Uno puede saber mucho inglés y ser un maleducado", ha asegurado Mayor Zaragoza, quien ha defendido que la "educación es contribuir a formar personas libres y responsables" frente a otros criterios más orientados a la competitividad y que se usan como referencia. En concreto, se ha referido al informe PISA, elaborado por la OCDE, "una institución económica".

El exdirector de la Unesco ha pedido al ministro un gran pacto si hay que reformar la educación y ha ido más allá, pues ha asegurado que "en virtud de una democracia genuina debe rechazarse que se imponga una ley como esta". Y ha advertido: "Estamos viendo mareas verdes, mareas blancas. Me da miedo que se conviertan en tsunamis".

"Cultura de la exigencia"
Precisamente, este jueves antes de la presentación de la plataforma, celebrada en el Paraninfo de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Complutense, Wert ha asegurado que quiere buscar el consenso para la reforma educativa, aunque hasta el momento ha conseguido el rechazo de oposición, buena parte de la comunidad educativa y Cataluña.

Pese a este llamamiento a un "pacto" por la educación, el ministro ha manifestado que es "irrenunciable" el establecimiento de "una cultura de la exigencia", que en la reforma aparece como un sistema de pruebas externas al final de cada etapa educativa. Este es uno de los temas más controvertidos de la reforma. Establece tres pruebas al final de Primaria, Secundaria y Bachillerato para evaluar a los centros y a los alumnos. Además, se adelantan las edades para elegir itinerario educativo.

"Más que para cohesionar la sociedad, este modelo segregaría a los estudiantes con peores resultados que tendrían difícil o nulo retorno", ha explicado Eduardo Fernández, de Juventud Sin Futuro, quien ha destacado la influencia de los factores socioeconómicos en los resultados educativos y el fracaso escolar, por lo que con la reforma educativa "se responsabilizaría a los alumnos de esos problemas".

"El paro, la precariedad o el exilio laboral. La LOMCE [Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa] no ha venido a resolver esta situación, ha venido a blindarla. La educación pública es la base de ese futuro que queremos recuperar. Esperemos que la respuesta desborde al ministro", ha dicho este joven reflejando la esperanza de la plataforma de paralizar realmente la ley Wert.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios