www.madridiario.es
La austeridad, protagonista del desfile del 12 de octubre

La austeridad, protagonista del desfile del 12 de octubre

Por Laura Nieto Navia
viernes 12 de octubre de 2012, 00:00h
El primer desfile militar del 12 de octubre bajo el mandato de Mariano Rajoy ha concluido en 25 minutos. Marcada por la austeridad, apenas se han visto 50 vehículos ligeros en la comitiva que ha ido de Neptuno a Colón y que la infanta Elena ha presenciado, por primera vez, desde la tribuna de invitados.
La Casa del Rey ha decidido que este año el palco de autoridades este ocupado exclusivamente por los Reyes y los Príncipes de Asturias. Por primera vez, la Infanta Elena ha sido desplazada a la tribuna de invitados, donde ha estado acompañada por el líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba. Con esta medida, la Casa Real podría haber querido amortiguar el impacto de la ausencia de los Duques de Palma en la tradicional foto del desfile.

La llegada de los Reyes a la Plaza de Neptuno de Madrid ha dado inicio a los actos por la Fiesta Nacional, que este año han comenzado en un ambiente más tranquilo que años anteriores. Don Juan Carlos y Doña Sofía, que han presidido la parada militar, han sido recibidos con tímidos aplausos entre los asistentes, los primeros que han podido escucharse, una vez se anunciaba por megafonía su entrada.

La llegada del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su primera Fiesta Nacional en Moncloa, también fue anunciada por los altavoces. Sin embargo, este año no se han oído los pitidos y gritos contra el Gobierno tan presentes en los desfiles anteriores.

Nada más llegar, el Rey, acompañado por el jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante Fernando García Sánchez, y seguido de cerca por el presidente del Gobierno, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, la Reina y los Príncipes, ha pasado revista a pie a la formación antes de dirigirse a la tribuna desde donde preside la parada.

El año pasado, el monarca pasó revista a las tropas en un vehículo ligero, ya que se encontraba recuperándose de una intervención quirúrgica.

La bandera llega portada a pie
Los actos han comenzado con un homenaje a la bandera que este año no ha llegado desde el aire a manos de un especialista de la Patrulla Acrobática del Ejército del Aire, una medida más para ahorrar en los gastos del desfile, a lo que ha seguido el tradicional homenaje a los caídos.

Inmediatamente después ha comenzado el desfile, que este año no ha contado con carros de combate ni aviones. Los 2.600 militares que han participado en la parada lo han hecho a pie, a excepción de la unidad motorizada de la Guardia Real y los reservistas y veteranos, que lo han hecho en vehículos ligeros 'Aníbal'. Los actos por la Fiesta Nacional se cerrarán con la tradicional recepción en La Zarzuela.

El debate soberanista, presente
A primera hora de la mañana, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha establecido una videoconferencia con las tropas en el exterior en la que ha asegurado que el trabajo de los militares españoles en misiones internacionales contribuye a aportar "la credibilidad que España necesita".

Después, en una entrevista en Televisión Española ha desvinculado el lema de la celebración de este año de cualquier respuesta a reivindicaciones soberanistas y ha subrayado que este "es el día de la unión de todos los españoles, cualquiera que sea la zona donde vivan". "El mensaje no tiene una connotación distinta", ha defendido.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios