www.madridiario.es
La Caixa abrirá en enero un Monte de Piedad en Madrid

La Caixa abrirá en enero un Monte de Piedad en Madrid

miércoles 10 de octubre de 2012, 00:00h
La Caixa abrirá en enero un Monte de Piedad (conocido como casa de empeños) en Madrid para ofrecer servicios financieros de carácter social, que se ubicará en los bajos de la sede de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (Ceca), han confirmado fuentes de Microbank.
Este centro será el cuarto Monte de Piedad de La Caixa, además del de Barcelona y de los dos que ha asumido por la integración de Banca Cívica, uno en Tenerife (procedente de Caja Canarias) y otro en Sevilla (de Cajasol), publica 'Expansión'.

Fuentes de Microbank han explicado que la apertura en Madrid servirá para "dar respuesta a una necesidad que se ha visto" de personas que tienen problemas para acceder a los productos financieros tradicionales, pero no está prevista por ahora la implantación en más lugares.

Microbank, la entidad de microcréditos del Grupo La Caixa, asumió la gestión del Monte de Piedad de La Caixa cuando se produjo la absorción de Banca Cívica, dado su carácter social. El funcionamiento de los Montes de Piedad consiste en ofrecer préstamos a cambio de joyas, que se recuperan si se devuelve el dinero en el plazo estipulado y se subastan si se incumple el pago.

El Monte de Piedad de La Caixa aumentó un 17,7 por ciento los préstamos concedidos en 2011, con un saldo vivo de 27,12 millones a cierre del ejercicio y casi 12.000 clientes; actualmente, en Madrid solo existe el Monte de Piedad de Caja Madrid que tiene más de 130 años.

Este tipo de instituciones había surgido en Europa a finales del siglo XVIII y fueron pronto muy bien acogidas por la clase humilde, deseosa de rentabilizar sus ahorros. En aquella época su funcionamiento consistía en que las personas necesitadas de dinero hacían entrega de algún objeto de valor sobre el que se entregaba un préstamo que, al ser devuelto, daba derecho inmediatamente a recuperar la prenda entregada. En un primer momento no se cobraba nada, si bien se solicitaba una limosna al ir a retirar la prenda. Ya en 1838 se autorizó a sustituir la limosna voluntaria por un interés anual del 5 por ciento.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios