www.madridiario.es
González is not Aguirre

González is not Aguirre

martes 25 de septiembre de 2012, 00:00h
No es cierto que estemos de forma absoluta ante una continuidad del “Aguirre liberalismo” en la persona de Ignacio González por mucho que se empeñen en vendernos la burra. Aunque ciertamente se asemejen mucho iremos descubriendo las diferencias, como en el popular juego de las viñetas, porque aún pareciéndose no son clones. Lo saben en Génova, en la Asamblea y hasta en el PSOE lo saben. “Aguirre y Gonzalez” podrán coincidir en el fortalecimiento de la unidad de España como pilar básico de su gestión política y compartir toda suerte de principios ideológicos y políticos que regirán su forma de gobierno, pero hoy mismo, en el cuerpo a cuerpo y en el trabajo diario empezaremos a comprobar que “Gonzalez is not Aguirre”.

Ciertamente el discurso de investidura del Presidente in péctore no dejó nada nuevo bajo el sol de la Asamblea de Madrid, pero los tiempos, ya calculados meticulosamente en forma de plazos, irán mostrando el auténtico rostro de un político ambicioso, con el punto de mira más en el futuro, “de lo mucho que queda por hacer”, que en el pasado reciente del que ha sido hasta ahora pieza clave. Sigue reconociendo en público y en privado que su auténtico objetivo vital y de gobierno es la creación de empleo, a sabiendas de las dificultades que va a encontrar para conseguirlo.

Dialécticamente funciona, pero no es Aguirre tampoco, aunque es maestro en hacer brillar los datos en positivo, por ejemplo los de la primera economía de España, con un PIB superior a Cataluña y una solidaridad a prueba de bomba con la aportación de 2.500 millones al fondo de garantía frente a las 718 de Cataluña y de la que ya se siente presidente.

Son solo cifras, pero le gusta jugar con ellas y las maneja con gran soltura, como lo hacía Aguirre, y en muchas ocasiones con datos pasados por él mismo desde su propio escaño en el parlamento. Por ello, y aunque se venda el continuismo como garante del cumplimiento del programa del PP por parte de sus fieles y como arma arrojadiza por sus detractores, no tardaremos en reconocer las distancias que se irán marcando con la ex presidenta por parte de quién lleva años preparándose para que los focos converjan directamente en él, sin sombra alguna.

Como comentaba ayer uno de sus más estrechos colaboradores, Gonzalez “muy pronto la pasará por la izquierda… –y añadía- e incluso por la derecha”, como dando a entender que el futuro presidente viene además con ideas propias.

Gonzalez es un fajador. Poco le importa la “luz de gas” a que le someterán desde la oposición el socialista Tomás Gómez, al que la ficha nueva debería permitirle afianzarse en el tablero fijo, ¡y atacando! O a Gregorio Gordo de IU, para quién los argumentos del futuro presidente, al igual que para UPyD suenan a cantos de sirena ya escuchados en la Asamblea. Se abre una nueva etapa, es cierto, y dicen que de continuismo pero vaticino que no tardaremos en comprobar que Gonzalez is not Aguirre.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.