www.madridiario.es

El Banco de Alimentos de Madrid beneficia a 70.000 comensales

Un banco para administrar comida

Un banco para administrar comida

viernes 21 de septiembre de 2012, 00:00h
La Federación Española de Bancos de Alimentos ha sido reconocida con el premio Príncipe de Asturias de la Concordia. El de Madrid, que reparte cada día entre 30 y 50 toneladas de alimentos, es el mayor de los 54 que hay en el país. Visitamos su sede principal, en el colegio San Fernando (Carretera de Colmenar).
"Mis amigos están muertos, para mí, ahora, esto es lo que me da la vida". Quien dice estas palabras se llama Eduardo Berzosa, tiene 93 años y es el voluntario más longevo de los que trabajan en el Banco de Alimentos de Madrid. Empezó cuando empezó la organización, en el Rastro en 1994. Desde entonces acude, de lunes a viernes en turnos de mañana, a echar una mano. "Si algún día no vengo, me siento vacío", agrega.

Como él, la mayoría de voluntarios, 170 en total, son jubilados o prejubilados. La misión que tienen es sencilla: recuperar excedentes alimenticios de empresas de alimentación o distribución para después redistribuirlos entre personas que lo necesiten. Suelen ser productos no perecederos o a los que les falta "como un mes" para caducarse. Cada día se reparten entre 30 y 50 toneladas de alimentos que suministran comida a "unas 70.000 personas", según datos de la organización benéfica.

Con la crisis, la demanda es cada vez mayor y "se ha notado". "El trabajo es muy intenso, no paras desde que entras hasta que sales", afirma el coordinador del almacén, también voluntario y prejubilado, Pedro Gómez. Y es que el 18 por ciento de los madrileños vive al borde de la pobreza, alertaba el último Informe de la Red Madrileña de lucha contra la pobreza y la exclusión social (EAPN-Madrid).

El transporte de la mercancía que llegará a los comensales corre por cuenta de las ONG, comedores sociales o parroquias beneficiarias (la comida no se entrega directamente a los consumidores finales). Colas de furgonetas hacen fila todas las mañanas ante el muelle de carga. Una responsable de Calvicam, organización social de Alcalá de Henares, supervisaba este viernes que no faltara nada en su vehículo: "Hoy nos corresponde llevarnos casi mil kilos". Cebollas, patatas, legumbres, arroz... servirán para "echar una mano" a las familias que no llegan a fin de mes.

Y si la crisis desborda el trabajo en estos almacenes, que te concedan un Príncipe de Asturias aún más. El presidente de la Federación estatal, José Antonio Busto, confiesa que se han visto "rebasados": "Nos ha sobrepasado, pero viene muy bien, los 50.000 euros del premio los emplearemos en comprar comida".

Entre las necesidades a corto plazo, hacen falta espacios donde guardar la mercancía (aparte del principal, en el colegio San Fernando, tan solo disponen de otro almacén en Mercamadrid). Sobre este asunto, la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad, Ana Isabel Mariño, ha dicho que se reunirá con el presidente del banco en Madrid, Javier Espinosa, para poder poner a su disposición algunos de los locales vacíos del Ivima que se encuentran repartidos por la región. Mariño, que hizo público este compromiso durante una visita en la que hizo entrega de mil kilos de melones, pimientos, uvas y tomates procedentes del IMIDRA, recordó que el Gobierno regional colabora entregando diez toneladas de productos frescos al año. 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.