www.madridiario.es
'Yo sí sanidad universal': Una campaña por la desobediencia civil ante la reforma sanitaria

'Yo sí sanidad universal': Una campaña por la desobediencia civil ante la reforma sanitaria

Por Lucía de la Fuente
jueves 06 de septiembre de 2012, 00:00h
'Yo sí. Sanidad Universal'. Es el nombre de una campaña que buscará implicar no solo a profesionales sino también a usuarios de la sanidad pública para que "en la práctica" no se cumpla la normativa que deja fuera del Sistema Nacional de Salud a los inmigrantes indocumentados.
La plataforma 'Derecho a tener Derechos' —organización que el pasado sábado convocó una concentración de protesta por la entrada en vigor del real decreto-ley 16/2012 y que que aglutina a asociaciones de inmigrantes de toda España y ONG— ha presentado este jueves la campaña que pretende ser  un llamamiento a la desobediencia civil "en positivo". Y es que, en palabras de una de las impulsoras del proyecto, Marta Malo, "este cambio en la sanidad es xenófobo: se está utilizando la sanidad para hacer política de extranjería".

El cometido incluye la distribución de manuales con indicaciones para los usuarios que quieran apoyar la iniciativa. Por ejemplo, a los pacientes que continúan estando asegurados se les solicitará que acompañen al médico a los 'sin papeles' que conozcan con dolencias, que les puedan recetar como acompañantes las medicinas necesarias para el enfermo o que lleven los medicamentos que sobren en casa. De esta manera, los impulsores de la campaña están distribuyendo consejos para la formación de "grupos de acompañamiento" que "tantearán" cada centro de salud u hospital para decidir cómo actuar en cada caso.

También continúan con las instrucciones para el personal sanitario que se declare objetor de conciencia y que, según datos de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC), ya supera los 2.000 profesionales registrados. Una de las cosas que se solicita a los facultativos es el "atender a los pacientes no asegurados sin anotarlo en la agenda, para que nunca se les pueda facturar" o entregarles "un informe en papel con la asistencia prestada, haciéndole partícipe de la custodia de su historia clínica".

La iniciativa, que sigue la línea impulsada por Médicos del Mundo en la campaña 'Derecho a curar', pretende que no se ponga en riesgo la salud "de nadie". "Ya estamos empezando a conocer los primeros casos de personas desatendidas, el otro día un paciente tuvo que recurrir a la ONG Karibu para que le facilitaran la medicación que necesita para su epilepsia", afirma el médico Nacho Revuelta.  "Si no se la hubieran dado, habría empezado a convulsionar y habría tenido que ir inmediatamente a urgencias", agrega.

Miedo al colapso en urgencias

Esta situación puede provocar, y ya es uno de los temas que más preocupa a los facultativos, una saturación de los servicios de urgencias. De hecho, el presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), Tomás Toranzo, cree que los profesionales de estas unidades "van a tener que atender casos que no son urgencias" y se muestra molesto porque "no se están planteando soluciones"

En enero de 2012 había empadronados en Madrid 1.009.926 extranjeros. De los cuales, 890.236 cuentan con certificado de registro o tarjeta de residencia en vigor —esta cifra incluye a los comunitarios (395.635) y a los extracomunitarios (494.601)—, según las estadísticas de la Secretaría general de inmigración y emigración de 2011 del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Esto significa que, aunque los datos estén en constante variación y no haya un registro específico, que en la región habría 119.690 inmigrantes empadronados que no tienen la documentación en regla.

Para más información sobre la campaña 'Yo sí. Sanidad universal' puede consultar la web www.yosisanidaduniversal.net o a través de su perfil de Twitter o Facebook.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios