www.madridiario.es

La Pegatina

'Habrá sorpresa en Las Vistillas'

"Habrá sorpresa en Las Vistillas"

martes 14 de agosto de 2012, 00:00h
Público variopinto a la espera. Momentos de ansiedad. De repente, '¡pum!', un cañón de confeti anuncia el show de La Pegatina. Por delante, un no poder parar de bailar al ritmo de una rumba irresistible aliñada con un toque de sana locura.
Son el grupo catalán de moda y este miércoles estarán en Las Vistillas (22.30 horas) dentro del programa de las Fiestas de La Paloma. Rubén, voz y guitarra del grupo, anuncia sorpresas en una noche en la que esperan inundar Madrid de fiesta y optimismo.

Setenta conciertos de la gira '#Adrenalina 2012' les preceden. En octubre, tras haber recorrido medio mundo —incluso han actuado en China— pararán por fin para comenzar a grabar su cuarto disco, que servirá de conmemoración de su décimo aniversario en 2013.

Desde que os estrenasteis en Madrid, no habéis parado de tocar en la zona, ¿cómo es vuestra relación con el público madrileño?

Para nosotros está genial tocar en Madrid. Hemos tocado en Pinto, en Getafe, en Rivas... Lamentamos las dos fechas que tuvimos que cancelar por lluvia en Valdemoro y Colmenar de Oreja. Es una espinita que tenemos, pero en todas las demás, las que he comentado y también en las salas de Madrid: Caracol, Taboo, Juglar... nos hemos sentido súper aceptados por el público. Al principio teníamos un poco de miedo por el tema de cantar en catalán, pero en Madrid hemos descubierto un público que va a pasárselo bien y canta en todos los idiomas.

Cuando hablas de miedo, ¿a qué te refieres?
Cuando no viajas no sabes lo que hay al otro lado y te puedes dejar llevar por las habladurías. Sin embargo, cuando lo vives en primera persona descubres cómo es de verdad la gente. El público madrileño es abierto, agradable, entregado... nos sentimos como en casa en Madrid.

En uno de vuestros últimos conciertos, en el Arenal Sound, os tirasteis al público montados en barcas, ¿tenéis alguna locura preparada para el concierto en Las Vistillas?
Siempre hay alguna preparada. Nunca se sabe. El año pasado en el Arenal Sound, sin yo saber nada, me prepararon la barca en mi presentación y estuve navegando por el público. Este año a través de Twitter se hizo una petición con el 'hashtag' #Rubénhastalaplaya, así que pensamos que en vez de montarme yo solo en la barca, por qué no hacer una carrera con cuatro barcas. Fue una locura. En Las Vistillas no sabemos aún, pero muchas veces surgen cosas, se unen amigos, que tenemos muchos en Madrid, y seguramente haya alguna sorpresa.

¿Alguna advertencia para los que se acerquen al concierto?
Avisamos que van a acabar sudando y enganchados a esto. La gente que viene de primeras y no se sabe las canciones acaba cantando y bailando como los que ya han repetido varias veces. Buscamos no dejar a nadie indiferente. Intentamos hacer un show dinámico, enérgico, fresco, pero sobre todo, un show para todos los públicos, de niños a ancianos.

¿Qué os pone más: una sala, un festival o unas fiestas como las de la Virgen de La Paloma?
Cada sitio tiene su momento mágico. A mí lo que me pasa es que cuando llevamos un par de meses girando por salas estoy deseando tener un gran festival o una fiesta mayor, pero cuando se juntan varias fechas así, quieres lo contrario. Nos gusta todo. Tener el público cerca o grandes festivales llenos de gente, da igual. Eso sí, siempre nos gusta bajar con el público y charlar con ellos, es lo más importante para nosotros.

Os habéis recorrido medio mundo con vuestra música, ¿fuera de España se entiende una fusión tan peculiar de estilos como la vuestra?
La gente no sabe lo que viene a ver. La rumba fuera de los Gipsy Kings y alguna cosita más no se conoce lejos de España. Nos suele pasar que tienden a relacionar la rumba con la música latina. En los conciertos, como no conocen el ritmo, al principio están  más parados, pero al final nuestro show acaba contagiando a cualquier público. Eso es lo importante para nosotros, que la gente se lo pase bien.

Cuando uno empieza en la música, ¿se imagina que miles de chinos van a bailar al ritmo de su rumba?
Nunca me lo hubiera imaginado. Cuando arranqué el grupo en 2003 en un bar ante 70 personas, no podía imaginar que años después iba a estar haciendo bailar a 18.000 chinos o ante 70.000 personas en el festival En Vivo de Getafe. Somos un grupo que hemos ido creciendo poco a poco, tanto como personas como artistas. No hemos pegado un 'boom', eso es lo bueno, que lo disfrutamos día a día.

Cantáis en catalán, castellano, gallego, euskera, inglés, francés... ¿cuál es el objetivo de esta torre de babel musical?
El castellano y el catalán los utilizamos por el bilingüismo de Cataluña, el gallego porque mi padre es gallego, el francés porque dos componentes del grupo son bretones, el inglés porque es el idioma que utilizamos en las giras fuera de España y el euskera es el único que no manejamos, pero a través de Facebook y Twitter la gente nos pedía un tema en euskera y así lo hicimos con la ayuda de un amigo. El objetivo es que el mensaje de La Pegatina de fiesta y de diversión no tenga barreras ideológicas, ni idiomáticas. Si para cruzar las fronteras tenemos que cantar en diferentes idiomas así lo haremos.

Queda claro que las redes sociales tienen mucha importancia para vosotros.

Muchísima importancia. Somos un grupo por el que no apostó ninguna discográfica, así que nos tocó invertir en Internet. Era un plataforma que a bajo coste nos permitía romper todas las barreras geográficas. Apostando por la descarga libre hemos conseguido cruzar todo tipo de fronteras. Y las redes sociales nos permiten tener contacto con el público, que es muy importante para nosotros. Las redes sociales nos dan vida y ganas de seguir.

Vuestra canción más famosa y también el videoclip que más repercusión ha tenido es, sin duda, 'Mari Carmen', ¿cuánto de autobiográfico hay en este tema?
Tiene más historia el videoclip que la canción. Lo grabamos en Fiñana, en Almería, y en él, una señora mayor, llamada Mari Carmen, convoca a todas las personas mayores de Fiñana y convierte el pueblo en una auténtica 'rave' de día. La protagonista, la 'tita' Mari Carmen, que es su nombre real, es la tía de Chobi Choba, que es el director de nuestros videoclips. Y allí aparecimos con una cámara para poner a todo el mundo a bailar y a cantar.

En esta época tan dura, de crisis, sois un soplo de aire fresco que ayuda a desconectar, pero algunos de vuestros seguidores podrían echar de menos un poco más de compromiso social en vuestras canciones...
Nuestro primer objetivo es que la gente desconecte con nuestra música. Ahora estamos reivindicando el tema de la subida del IVA, que va a hacer mucho daño a la cultura. Somos un grupo que intentamos poner un precio lo más justo posible pero el 21 por ciento de IVA lo va a poner todo muy difícil. Nosotros vamos a intentar asumir la subida como guiño a nuestro público. Nuestra intención es seguir manteniendo los precios más justos posibles para que la gente pueda venir a vernos, desconectar y salir con un poco más de esperanza.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios