www.madridiario.es
Hablan las medallistas madrileñas

Hablan las medallistas madrileñas

lunes 13 de agosto de 2012, 00:00h
Sonrientes y espléndidas. Quizá un tanto sorprendidas, las madrileñas Laura López y Pili Peña, integrantes del equipo de waterpolo que ha dado la campanada en los JJ OO alzándose con la medalla de plata, han regresado a Madrid sin todavía creerse la hazaña protagonizada en tierras inglesas.
De los 32 deportistas madrileños que han acudido a los Juegos Olímpicos de Londres, solo tres han vuelto a casa con medalla. Laura López y Pili Peña lograron la plata con el equipo de waterpolo dirigido por el alcorconero Miki Oca. También en la piscina, Alba Cabello se hizo con el bronce junto al equipo de natación sincronizada liderado por Andrea Fuentes y Ona Carbonell.

Así como el equipo de la 'sincro' sonaba con fuerza para subir a uno de los escalones del podio, las chicas del waterpolo no contaban para nadie. "Ni nosotras contábamos con esto al principio", ha asegurado Laura López, quien, recién llegada al aeropuerto de Barajas y rodeada de cámaras, ha confesado que esperaban el recibimiento pero "no la que hay aquí montada".

Con la medalla de plata al cuello y un poco aturdida por los periodistas, la joven jugadora del CN Madrid Moscardó no ha podido ocultar la emoción que delataban sus ojos iluminados y sus palabras temblorosas. No en vano sus familiares, amigos y compañeras esperaban su llegada al grito de "¡Campeonas, campeonas!". Junto a ella, la otra madrileña integrante del equipo, Pili Peña, jugadora del CN Sabadell, mostraba la preciada medalla de plata.

Paso a paso, el jovencísimo equipo de Miki Oca —las jugadoras tenían una media alrededor de los 21 años— fue creyendo en sus posibilidades a medida que transcurrían los partidos. "Hasta que no vimos que en el grupo los partidos fueron bien, y tras la victoria frente a Gran Bretaña en cuartos, no fuimos conscientes de que realmente podíamos estar en la final", ha explicado Laura.

En ese último partido, una intratable selección de Estados Unidos dejó a las españolas con la miel en labios. Sin embargo, la plata es una hazaña para un equipo que debutaba en unos juegos. "Fue llegar al vestuario y nos olvidamos de que habíamos perdido la final", ha relatado la jugadora, quien aun se emocionaba recordando lo que sintió encima del podio. "Es una sensación indescriptible. Notas alegría, emoción, que el esfuerzo de tantos años ha sido recompensado. El sueño se ha hecho realidad", ha dicho. Del mismo modo lo debió sentir Pili Peña, quien guarda ese instante como "el mejor de los Juegos".

Las más 'pequeñitas', las más jóvenes, "se podía decir que las más enanas", sorprendieron al mundo. "Hemos demostrado que el waterpolo no todo es fuerza, sino que también cuenta la velocidad y, sobre todo, la inteligencia", ha asegurado Laura López, quien ha alabado el trabajo de Miki Oca, el vecino de Alcorcón que las ha llevado al segundo escalón en unos Juegos Olímpicos. "Transmite mucha garra, fuerza. Es un gran motivador. Cuando van mal las cosas te hace ver que todo puede ir mejor", ha relatado.

A partir de ahora, Pili Peña espera que el waterpolo femenino de un salto de calidad en España. "Nos cuesta mucho trabajo seguir adelante. Luchamos cada día por este deporte, así que espero que con esta medalla la situación del waterpolo femenino en España mejore", ha explicado la jugadora de 24 años.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios