www.madridiario.es

Miles de manifestantes 'toman' las calles de Madrid

Los bomberos lideran la protesta de funcionarios

Los bomberos lideran la protesta de funcionarios

Por Laura Nieto Navia
lunes 16 de julio de 2012, 00:00h
El intento de acampada de los funcionarios frente al Congreso de los Diputados ha terminado en una multitudianria manifestación que ha recorrido durante varias horas el centro de la capital. Los bomberos han conducido la protesta que, una vez más, ha hecho visible la crispación del funcionariado por los últimos recortes del Gobierno. Hubo una detención.
Policías, bomberos, educadores, sanitarios y trabajadores de la Administración pública se agolpaban a las 20 horas en la Plaza de Neptuno ante la imposibilidad de acceder al Palacio de las Cortes, completamente blindado por el fuerte dispositivo policial. Allí han estado arropados por miles de ciudadanos, que se han ido sumando poco a poco a la protesta para convertir la plaza en un hervidero de gente antes de su ascenso por el Paseo del Prado, pasadas las 21 horas.

El inicio de la movilización, que no estaba autorizada por la Delegación del Gobierno, ha coincidido con la llegada de los representantes de los bomberos al punto de encuentro. El cordón policial, que cortaba los carriles del Paseo del Prado en sentido bajada, les ha impedido en un primer momento entrar en la plaza. Ante la presión ciudadana, los 'antidisturbios' han cedido, dando oficialmente comienzo una manifestación de casi tres horas.

La 'marea' ha llenado las calles del centro. Los manifestantes recibieron en Cibeles el apoyo de una dotación de Bomberos de la Comunidad de Madrid, que provocó la euforia de sus compañeros al entrar con su camión a la atestada glorieta. Coreando cánticos y lemas como 'Sí se puede', 'Menos crucifijo y más trabajo fijo' o 'Estas son nuestras vacaciones', la protesta se movió por el Paseo de Recoletos hasta la sede del Partido Popular en Génova, donde se pidió la dimisión del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Posteriormente, las miles de personas volvieron a 'tomar' Gran Vía para intentar acceder desde la Carrera de San Jerónimo a su objetivo incial. Allí les esperaba, de nuevo, un cordón policial ante el que han realizado una 'sentada' pacífica de media hora.

Vuelta a Neptuno
Tras más de dos horas de caminata, la protesta alcanzaba el punto del que había partido, la Plaza de Cánovas del Castillo. Precisamente allí se ha vivido uno de los momentos más ovacionados de la noche, y es que los manifestantes han roto en aplausos cuando los 'antidisturbios' se han quitado los cascos protectores y han colocado una gorra en su lugar.

Ante la incertidumbre de si, finalmente, la protesta terminaría en acampada, el dispositivo policial, compuesto por más de una decena de furgonetas de la U.I.P., permanecía vigilante. Según han informado en Twitter varios periodistas que se encontraban cubriendo el acto, pasada la una de la madrugada algunos de los pocos manifestantes que seguían en la plaza colocaron cartones, tiendas de campaña y otros elementos que hacían pensar que pasarían la noche en la calle. Ante esto, llegaron más refuerzos policiales que, esta vez con casco, dividieron a los manifestantes en pequeños grupos para proceder a su identificación. Según precisan las mismas fuentes, ninguno de ellos era bombero.

La jornada ha concluído con una detención. Esta persona, que no pertenece a ningún colectivo de funcionarios, ha sido acusada de los delitos de resistencia y desobediencia, han difundido desde la Jefatura Superior de Policía.
 
Durante todo el día y, especialmente, las horas que ha durado la manifestación, los funcionarios han ocupado un espacio protagonista en las redes sociales y la etiqueta #graciasfuncionarios se ha convertido en 'trendic topic'. Miles de usuarios han empleado Twitter para dar las gracias a los trabajadores públicos y poner de manifiesto la importante labor que realizan los trabajadores de la Administración, sanitarios, profesores, policías o bomberos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios