www.madridiario.es
El dinero de los narcos se 'reinserta'

El dinero de los narcos se 'reinserta'

martes 03 de julio de 2012, 00:00h
Coches de lujo, yates, planeadoras, dinero en efectivo... Los bienes incautados al narcotráfico se 'reinsertan' y sirven para la lucha contra el tráfico de drogas y para programas de ayuda a los consumidores. El responsable de gestionar ese dinero es el Fondo de Bienes Decomisados de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, que el año pasado destinó cerca de 30 millones de euros.
Hace un año, la Policía Nacional asestaba en Madrid un importante golpe al blanqueo de dinero procedente del narcotráfico. En la operación, en la que colaboró el FBI y la Fiscalía de Miami, fue detenido un antiguo miembro de la banda de 'Los Miami' que vivía rodeado de lujo en un chalé de La Moraleja en el que los agentes encontraron 25 millones de euros escondidos en un zulo.

En el garaje de la vivienda, además, los investigadores hallaron un Aston Martin DB9 Volante. Este coche, valorado en más de 180.000 euros, formaba parte de una colección de más de 60 vehículos de lujo entre los que destacaba un Ford Cobra valorado en más de dos millones de euros y que pasaron a manos del ministerio de Justicia. También había otros bienes y objetos (relojes, onzas de oro, perlas...) valorados en cerca de 75 millones de euros.

Todo ese dinero servirá en el futuro para un fin radicalmente opuesto: la lucha contra el narcotráfico. Para eso, sin embargo, antes tendrá que haber una condena en firme contra la organización. Mientras tanto, todos esos objetos incautados aguardarán en el limbo de un depósito judicial durante unos cuatro o cinco años, que es el tiempo medio que tardan los órganos judiciales madrileños en dictar sentencia.

Una vez que exista una condena, el dinero, los coches y las joyas pasarán al Fondo de Bienes Decomisados de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. En lo que va de año, este fondo ha recibido ya 26 millones de euros, muy cerca de los 30 que se inyectaron a lo largo del pasado 2011.

El fondo -que se empezó a gestionar en el año 1995 y que está vigilado por la Intervención General del Estado y el Tribunal de Cuentas-, ha ido experimentando un crecimiento exponencial en los últimos años. En concreto, de los 17,5 millones del año 2008 se pasó a 20 millones en el 2009, 23 al año siguiente y 30 en el 2011.

Todo ese dinero, antes al servicio del narco, se 'reinserta' ahora para servir de apoyo en la inagotable batalla contra el tráfico de drogas. "Se trata de lograr un retorno a la sociedad de los daños causados por el narcotráfico", explica el subdirector de Gestión Económica de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Andrés González Canelo.

Ese retorno, según explica González Canelo, es más directo y visible cuando se trata de dinero en efectivo o cuentas corrientes intervenidas, pero no es la única vía. Los objetos incautados, como los coches de lujo, las mansiones de los traficantes, sus yates o los barcos con los que intentan 'pasar' la droga, se convierten en dinero contante y sonante gracias a las cerca de diez subastas que realiza cada año la Delegación.

La última, precisamente, se celebró el pasado jueves 28 de junio. Entre los 44 bienes que salieron a subasta -36 coches, cuatro embarcaciones y cuatro motocicletas- había un Aston Martin igual al incautado al presunto 'broker' de la droga detenido en La Moraleja. Su precio: 110.000 euros en primera subasta y 66.000 en segunda, toda una ganga si se tiene cuenta que su precio en la calle supera los 180.000 euros.

"En las subastas participan empresas y particulares por igual, aunque bienes como ese Aston Martin suelen interesar más a los particulares", explica González Canelo. El atractivo de unos precios competitivos, al parecer, es superior al temor de saber quién se sentó antes al volante de estos coches. "El origen de los bienes decomisados, obviamente, es peliagudo, pero por eso cuidamos especialmente la privacidad de los compradores".

Pero no hacen falta tantos ceros para participar en estas subastas. Junto a los Aston Martin, los veleros o las 'planeadoras', también se pueden encontrar vehículos para mileuristas, como un Ford Focus del año 2003 por 1.200 euros o una Renault Space Express 1.9, con ocho años de antigüedad, por 1.267 euros.

Toda una oportunidad para cambiar de coche a un precio razonable en tiempos de crisis aunque, según explica González Canelo, la mala situación económica no se ha notado tanto como se podría suponer. "El único efecto de la crisis que hemos constatado tiene que ver con las embarcaciones. La venta de vehículos sigue una línea bastante estable, pero en los últimos años los barcos ya no se venden".

Después de las subastas, el dinero pasa a formar parte de ese fondo, que lo dedica a la lucha contra la oferta y contra la demanda. El combate directo contra la oferta -contra los narcotraficantes- recibe cerca de un 30 por ciento del dinero del fondo, que a su vez se reparte entre las diferentes agencias y cuerpos de seguridad encargados de evitar que la droga llegue a las calles (Guardia Civil, Policía Nacional, Fiscalía, Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado, Agencia Tributaria...).

El grueso del dinero, sin embargo, va a parar a las administraciones públicas, asociaciones y ONG para programas de ayuda a los consumidores. En lo que va de año, según los datos de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, las comunidades autónomas han recibido unos ocho millones de euros y los ayuntamientos cerca de 4,5 millones.

Además, las asociaciones y ONG han ingresado tres millones de euros y la Federación Española de Municipios y Provincias algo más de 350.000 euros que, a su vez, se reparten entre los municipios más pequeños. "A pesar de la crisis, el dinero del fondo ha ido creciendo, así que de esta forma podemos complementar el dinero que las administraciones están retirando de los presupuestos para estos temas", subraya el subdirector de Gestión Económica.

El Departamento de Estado de Estados Unidos siempre ha considerado a España como la puerta de entrada a Europa de la droga y como un importante centro de lavado del dinero del narco. Atacarles en sus cuentas corrientes, cohes de lujo y mansiones es la mejor manera de hacer daño a una actividad que, según la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito, mueve cada año algo más de dos billones de dólares, una cantidad equivalente al 3,6 por ciento del PIB mundial. La victoria es doble si, además, ese dinero se reinserta para paliar los estragos de las drogas, que el año pasado se llevaron por delante la vida de 200.000 personas en todo el mundo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.