www.madridiario.es

Marcha del Orgullo Gay 2012

'Este año no desfilamos, nos manifestamos'

"Este año no desfilamos, nos manifestamos"

Por Laura Nieto Navia
domingo 01 de julio de 2012, 00:00h
La marcha del Orgullo Gay volvió a convertir este sábado las calles del centro de Madrid en una fiesta de colorido y ritmo. Este año los participantes han hecho hincapié en el carácter reivindicativo de la manifestación para reclamar el matrimonio igualitario y criticar los ahorros en gasto social.
Miles de personas han 'tomado' las calles del centro para acompañar a las 19 carrozas protagonistas del desfile -5 menos que el año pasado- que ha repetido recorrido desde la Puerta de Alcalá hasta la Plaza de España. La organización preveía congregar a 1.200.000 personas en el acto central de la fiesta que comenzó el miércoles, aunque este año el tumulto tenía muy claro los motivos que les han llevado a la vía pública. "No desfilamos, nos manifestamos" para reivindicar que "somos iguales en todo".

Son las palabras de Antonio al inicio de una marcha que ha comenzado a andar, como es habitual, tras el sonido de una gran traca y las declaraciones de políticos y sindicalistas, que este año se han volcado en la defensa del matrimonio homosexual y en las críticas al recurso del PP contra la ley que lo regula.

La voz de este joven se escucha con dificultad por el eco de los tambores de las numerosas bandas que han hecho menear el cuerpo a participantes y a curiosos que se han acercado para ver "este espectáculo".

"Es un espectáculo y no lo digo en sentido peyorativo. Vengo desde hace años. Soy amateur en esto de la fotografía y cada año veo cómo ha evolucionado este movimiento", comenta Manolo, mientras hace una instantánea a otro chico, Miguel, de 38 años, que por primera vez se ha querido disfrazar de un ángel con grandes alas.

"Me está aburriendo esto de las cámaras. Todo el mundo haciendo fotos, pero me imagino que me fotografiarán porque estoy bueno", se ríe este joven, que asegura que le ha "liado" un amigo para disfrazarse, aunque, eso sí, si era algo distinto a marinero o militar, que "está muy visto".

Dori ha asistido con su mujer desde Almería a esta celebración: "Nos gusta el buen ambiente, el buen rollo que domina. No hay nunca ninguna pelea. El año pasado vinimos seis y este ya nueve. El boca a boca trae a gente, y además con nosotros no van a poder".

La pareja de Dori, mientras tanto, intenta captar la imagen de una joven rubia, vestida de novia, de la asociación Respeta, de Alcorcón (Madrid), en defensa de la igualdad. Mientras habla, prosiguen pasando pancartas reivindicativas con los lemas "Iguales en todo como Dios manda", "Iglesia embargada, España rescatada", "Amarse entre iguales no es tan diferente", "Matrimonio igualitario y constitucional" o "Un recurso amenaza nuestra vida".

Todo esto lo observa con admiración un hombre que ha estado en el arranque de la marcha, pendiente a sus primeros pasos y que prefiere guardar su nombre en el anonimato."¡Fijate cómo está la calle. En el 79, éramos sesenta personas de Neptuno a Cibeles. Yo estoy casado", matiza. El Tribunal Constitucional decidirá el próximo martes si rechaza el recurso del PP contra la ley del matrimonio homosexual.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios