www.madridiario.es

Cae una red que quería suceder a 'Cabeza de Cerdo' en el control de la prostitución en Marconi

Por MDO/Efe
viernes 22 de junio de 2012, 00:00h
La Policía Nacional ha liberado en Madrid a una niña de 14 años de origen rumano que, presuntamente, era obligada por su madre y sus tres hermanos, cabecillas de un grupo de proxenetas, a ejercer la prostitución en la calle, al igual que a otra chica de 16 años cuya desaparición había denunciado su familia.
En la operación han sido detenidas siete personas -e imputadas otras seis- y se ha liberado a cinco mujeres -incluidas las dos menores- a las que los tres hermanos amenazaban y pegaban si no conseguían la cantidad de dinero que diariamente les marcaban y que oscilaba entre los 150 y los 180 euros. La policía también se ha incautado de relojes, medallas y otros objetos robados a los clientes por valor de 6.000 euros, que sus dueños podrán recuperar en dependencias del Grupo VI de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid.

La desaparición de una chica de 16 años que se había ido de casa con su novio fue la pista que llevó a los investigadores hasta los miembros de esta banda, que no dudaban en emplear la violencia para intimidar a las mujeres. Tanto, que había ocasiones en las que las chicas no podían salir a prostituirse por las marcas y lesiones que tenían por todo el cuerpo tras las palizas.

La familia de proxenetas se había aliado con otros miembros que operan aislados en el polígono Marconi -formado por industrias y viviendas en el distrito de Villaverde-Usera, al sur de Madrid- para controlar en exclusiva el negocio de la prostitución en la zona.

El grupo se autodenominaba 'la brigada negra y pretendía "ocupar la vacante" que había en el negocio de la prostitución en esa zona, tras los arrestos en anteriores operaciones policiales de los jefes de otros clanes como "cabeza de cerdo" y el "señor del polígono". La policía calcula que cada mujer podría haber entregado más de 25.000 euros a la organización.

Desde su asentamiento a principios de año, este grupo habría obligado a prostituirse a 15 personas, diez de las cuales está intentando localizar la policía, que tiene identificados a otros seis componentes de la banda a los que espera detener en breve. Las cinco mujeres rescatadas vivían en tres domicilios que los proxenetas tenía alquilados cerca del polígono Marconi desde principios de año.

"Un paso más" para acabar con la prostitución

Desde allí, sus "jefes" las trasladaban a diario al polígono, en coche o en transporte público, para que se prostituyeran y robaran a los clientes, a los que ellos mismos atacaban si llegaba el caso.

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha señalado que esta operación es "un paso más" en el cumplimiento del compromiso que adquirió con las asociaciones de vecinos para frenar la prostitución en esa zona, donde se han desarrollado en los últimos meses cuatro grandes operaciones con 56 detenidos y otros seis imputados.

El jefe Superior de Policía de Madrid, Alfonso José Fernández Díez, ha asegurado que no va a "descansar en la lucha contra este tipo de negocio de trata de mujeres y de menores, impidiendo en la medida de lo posible el asentamiento de nuevos grupos carácter mafioso en ésta u otras zonas de Madrid".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios