www.madridiario.es

Ángel Garrido, presidente del Pleno del Ayuntamiento de Madrid

'Los concejales solo cobran del Ayuntamiento'

"Los concejales solo cobran del Ayuntamiento"

miércoles 20 de junio de 2012, 00:00h
Ángel Garrido (Madrid, 1964) es el presidente del Pleno del Ayuntamiento de Madrid. Atendió a Madridiario cuando se cumple un año de la creación de este organismo en el seno de la vida municipal.
¿Cómo ha sido el primer año de la Presidencia del Pleno del Ayuntamiento?
La mitad de este balance debería hacerlo Paz González, que ostentó el cargo durante unos meses muy importantes, porque siempre los comienzos son complicados. Yo valoro este tiempo como positivo porque con la creación de la Presidencia se da respuesta a la legislación que ha dado singularidad a Madrid como ciudad y capital. La existencia de esta figura supone un cierto perfeccionamiento de la democracia interna en el Ayuntamiento. La parlamentarización de la vida municipal da facilidades para un mayor control político. Todos los representantes de los ciudadanos saben que existe una figura que vela por sus intereses y, por extensión, del pueblo de Madrid. Garantiza la democracia y el pluralismo, y evita cualquier desventaja por pertenecer a un grupo minoritario.

Ángel Garrido¿Cuál es su razón de ser?
En realidad, ya estaba planteado un esquema diferente de organización de las grandes ciudades con respecto a otros municipios. En este se incluía un Ejecutivo y un Pleno que realiza un control político. En el caso de Madrid, siendo una ciudad, es la tercera 'comunidad autónoma' en generación de riqueza y PIB. Es comprensible que debe tener un régimen distinto de trabajo. Hay que aclarar que se busca un sistema de control político distinto al de un municipio pequeño pero no se crea un parlamento al estilo del Congreso o la Asamblea de Madrid. Se trata de la creación de un esquema de control político parlamentario.

Esperanza Aguirre criticó la creación de este organismo.
Quizás para eso están estas explicaciones. No es un nuevo parlamento, entre otras cosas, porque el Ayuntamiento no tiene capacidad legislativa. Además, es un momento en que nadie entendería la creación de una entidad alternativa. Simplemente, ante un municipio singular, se adoptan medidas distintas para el control político.

Ángel Garrido¿Qué necesidad hay entonces de dar ese paso?
Hay concejales y delegados no electos. Dado que hay una buena parte de la gestión que ya se realiza desde las Juntas y el equipo de Gobierno, hay que aumentar el control. Sobre todo, en una situación general en la que se está buscando una mayor agilización de los procesos burocráticos, en beneficio de una mejor gestión. Creo necesario que esto debe llevar aparejados unos mecanismos más sencillos de fiscalización política.

¿Qué va a reformarse en el reglamento?
Hemos realizado un borrador que está actualmente en discusión. Lo hemos articulado en torno a tres ejes: transparencia, parlamentarización de la vida política y la configuración de un Pleno del siglo XXI. La transparencia pretendemos obtenerla mediante la publicación de la documentación que desea tener accesible la ciudadanía, a través de medios digitales. También se van a articular los derechos y deberes de los concejales. Van a establecerse mecanismos para que aquellos políticos que no cumplan con su cometido, puedan ser sancionados. Hasta ahora, no existía ninguna herramienta reglamentaria que permitiese tomar medidas contra un concejal que no hiciese su trabajo. Van a regularse las percepciones que no pueden recibir los concejales. Es decir, van a quedar negro sobre blanco una serie de incompatibilidades legales o autoimpuestas que queremos cumplir porque entendemos que la vida pública requiere esta transparencia. Nuestro salario es el del Ayuntamiento, nada más. Aquí no hay cosas ocultas y, además, lo vamos a recoger en la normativa, más allá de que ya se esté haciendo de manera natural. Por ejemplo, si eres consejero de Caja Madrid, no puedes percibir dietas por ir al Consejo de Administración.

Ángel GarridoQuieren publicar las cuentas de los partidos políticos.
Debe haber una transparencia total, al igual que hay en otras partidas. No está claro aún el mecanismo que se va a adoptar pero, sea cual sea, es algo que tiene que ser absolutamente transparente. Porque no hay nada que ocultar y hay que dar un ejemplo de transparencia.

¿Cómo se va a profundizar en la parlamentarización?
Va a articularse una mesa de cinco miembros en la que habrá presidencia, vicepresidencia y tres vocales. Todos van a ser elegidos por el propio Pleno. No va a ser un mecanismo delegado por la Alcaldía. La idea, que está en discusión, es que esa mesa debe ser lo más abierta y representativa posible, porque facilita el consenso. Independientemente del número de representantes, habrá que ponderar en la mesa el equilibrio de fuerzas que representa el Pleno. Va a establecerse exactamente la capacidad de la oposición para hacer preguntas al alcalde. También se crearán otros mecanismos adicionales pensados para incentivar la participación de los grupos minoritarios. Hemos propuesto que los grupos minoritarios sean quienes cierren las intervenciones de oposición si han planteado las preguntas, y no que si Izquierda unida, por ejemplo, es el grupo proponente, cierre la intervención el PSOE, antes de la respuesta del equipo de Gobierno.

Ángel Garrido¿A qué se refiere con un Pleno del siglo XXI?
Para empezar, tenemos un salón de Plenos preparado para realizar voto electrónico. Vamos a desarrollar herramientas en la página web municipal para que el ciudadano tenga mejor y más inmediato acceso a la información de la tramitación municipal. Por ejemplo, los diarios de sesiones o el visionado por Internet de los plenos. Hemos creado un twitter de la Presidencia del Pleno (@Pleno_de_Madrid) en el que informamos de toda la agenda y tramitación legislativa municipal, así como las retransmisiones de las distintas sesiones de trabajo.

¿Van a filtrarse más las materias que se lleven a Pleno?
Ocurre que con las comisiones hay muchos asuntos que, aunque se tratan, se repiten en Pleno. Planteamos la posibilidad de que, a través de la mesa, haya temas que se queden en las comisiones. Sería bueno para descargar parte del Pleno para que se dedique al ámbito político, así como las comisiones al ámbito más burocrático.

¿Recuperarán la opción de que los ciudadanos trasladen en persona sus propuestas al Ayuntamiento?
Está determinado en el reglamento de Participación Ciudadana. En la práctica, se ha intentado que esas consultas se realicen en las Juntas de distrito, que son los órganos de Gobierno que están volcados en la participación. También está la capacidad de la Federación de Vecinos de intervenir en la comisión. Un esquema individual de representación sería inviable. Es más práctico hacerlo a través de una asociación de vecinos, la Junta o la FRAVM.

Ángel Garrido¿Madrid tiene un exceso de reglamentos?
Creo que hay muchísimas normas. Lo ves cuando eres concejal de distrito y tienes que determinar con todos los reglamentos europeos, nacionales, regionales y locales sobre la mesa, si das o no una licencia. Gran parte no nos corresponde. En lo que nos toca, hay que refundir, unificar y simplificar todo. Quizás hay una tendencia a querer normatizar todo y eso no es sencillo porque creas monstruos que hiperregulan la vida de la ciudad. Corren el riesgo de dispersar la forma de entender las normas y de que se decidan aspectos contrapuestos en función de la Junta que lo tramita. Por ejemplo, eso pasaba con la gestión de licencias comerciales. Con la nueva ordenanza se va a facilitar bastante esta burocracia.

¿Van a volver a implantar a los maceros en el Pleno?
No está previsto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.