www.madridiario.es

Un jurado declara culpable al hombre que estranguló a su pareja en su casa de Fuenlabrada

Por MDO/Efe
martes 05 de junio de 2012, 00:00h
Un jurado popular ha declarado culpable, por unanimidad, a un hombre acusado de estrangular hasta la muerte a su pareja sentimental en 2011 en la casa que ambos compartían en la localidad de Fuenlabrada. El jurado, formado por nueve miembros y dos suplentes, ha considerado probado que Francisco N.J., de 49 años, asesinó a Carmen J.M., de 55 años, que era madre de cuatro hijos mayores de edad.
La portavoz del jurado popular que leyó el veredicto ha considerado probado que el procesado asfixió a su mujer presionándole el cuello con un cordón y con sus manos, de acuerdo con el informe de autopsia del Instituto Anatómico Forense y la declaración del acusado.

Para el jurado, no ha quedado probado que en el momento de los hechos el acusado sufriera una intoxicación etílica, anomalías psíquicas o miedo insuperable que le impidieran comprender que estaba cometiendo un delito. El jurado se ha mostrado favorable a la suspensión de la ejecución de la pena del procesado y ha rechazado la petición de indulto del acusado al Gobierno de la nación.

El ministerio público ha solicitado veinte años de prisión para el procesado como autor de un delito de asesinato con la circunstancia agravante de parentesco, mientras que la defensa ha pedido la pena mínima de diecisiete años y seis meses de cárcel por estos hechos. Según el relato del ministerio fiscal, entre las últimas horas del 15 de enero y las primeras del 16 de enero de 2011, que ya estaba acostada en la cama, reprochó al acusado que bebiera alcohol.

"Sólo quería dormir tranquilo"

Después, cuando la mujer ya estaba dormida, y sin posibilidad de defenderse, el procesado cogió un cordón, se lo pasó por el cuello y lo apretó hasta causarle la muerte por asfixia mecánica. El fiscal también ha pedido que el acusado, que fue detenido el 18 de enero del año pasado, no pueda acercarse a los hijos de la fallecida durante veintidós años y que les indemnice con 30.000 euros a cada uno de ellos por daños morales.

Durante su declaración, Francisco afirmó que tenía buena relación con su pareja y que la noche de los hechos estaba bebido y solo quería que ella lo dejara dormir "tranquilo". El acusado también alegó que actuó como si fuera otra persona por la combinación de sus problemas de alcoholismo crónico con el consumo de fármacos para la epilepsia, sífilis y trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad que padece.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios